">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

Anthrax, a estas alturas es toda una institución del metal, que se expande desde el thrash hacia fronteras ligadas al hardcore punk, y a un groove que los hace ser de una especie única en el movimiento surgido en la década del ochenta. Son parte esencial del difundido Big Four que comparten junto a Slayer, Metallica y Megadeth, y son un acto obligado para todo quien se precie amante del género, y Chile es una de las plazas donde los estadounidenses gozan de una gran fanaticada, que en cada una de sus visitas se ha encargado de dejar el alma en el mosh, y así lo vivimos en esta edición de Santiago Gets Louder, con la expectación del público mientras se escucha parte de la introducción a The Number of the Beast de Iron Maiden, para en seguida ver sobre el escenario a Scott Ian y compañía, para arremeter con los primeros riffs de “Cowboys from Hell” de Pantera, como introducción a “Caught in a Mosh”, todo un himno que desordena de inmediato el aforo, que se enfrasca en intensos circle pits que invaden la cancha, sin mediar descanso, la versión de “Got the Time”, original de Joe Jackson, mantiene la carrera de cientos de aguerridos metaleros botando tensiones al son de estos clásicos eternos.

Si bien el sonido en un comienzo tuvo algunas dificultades, este fue mejorando a medida que pasaron cortes como “I’m the Law”, o “Efilnikufesin(N.F.L)”, imparables y con un Joe Belladonna en perfecta condición vocal, quien no duda en recordarnos constantemente el título del dvd grabado en nuestro país hace algunos años atrás, cuando se dirige al público gritando ‘Chile on Hell’, ganándose una ovación que persiste en cada una de las piezas de un demoledor set.

Anthrax es sinónimo de enfrascarse en arrolladores mosh en la pista, y eso es lo que esperan en sus conciertos los seguidores, a pesar de bajar en algún momento las revoluciones, el acelerador es pisado a fondo y para el final, la original de los franceses Trust, “Antisocial” y el himno que se cuadra con la lucha indígena de Estados Unidos, “Indians”, extendida en interrupciones de Belladonna e Ian, con Benante bromenado desde la batería, sacude a la masa de melenas y poleras negras que sudan cada riff y compás de la icónica agrupación, siempre recibida como en su casa, en un Chile, que ellos mismos confiesan, tener al mejor público del mundo.

- - -
Comparte esta noticia
error20

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.