">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

chuck 10

El legado de Chuck Berry para el rock es incuestionablemente de un valor infinito. El guitarrista, cantante y compositor definió las líneas a seguir en el rock&roll a mediados de la década del 50’, desde su desenfrenada forma de tocar la guitarra, sus letras que identificaron a una juventud ahogada y que necesitaba gritar al mundo sus intereses, su postura en el escenario, y su vida de excesos y rebeldía, sentaron bases para un género que desde fines de la década de los 40’, en plena post guerra, venía abriéndose camino. La fusión natural de la música afroamericana representada en el blues y el rythm&blues y la contraparte blanca que se identificaba con el country y el western fueron mezclándose para originar un estilo que terminaría por hacer bailar a negros y blancos por igual.

“The Fat Man”(1949) de Fats Domino y “Rocket 88”(1951) de Ike Turner disputan el honor de considerarse la primera canción de rock&roll, luego vino la irrupción de artistas como Bill Haley & His Comets,  Little Richards, Elvis Presley, Jerry Lee Lewis, Eddie Cochran y una larga lista de músicos que fueron cimentando el camino que revolucionaría la música popular del siglo XX.

Entre todo ese cúmulo de ideas y exponentes, un guitarrista de St. Louis, Missouri grababa en 1955 su primer single, comenzando a escribir una historia que influenciaría a miles de músicos hasta nuestros días, Chuck Berry definiría el carácter y actitud de un estilo a través de su obra, desde donde rescatamos 10 canciones imprescindibles para entender el porqué para muchos es el verdadero rey de un estilo que continúa vivo por más de seis décadas.

1º Maybellene

Primer single grabado por Chuck Berry, de su propia autoría, los arreglos instrumentales estaban directamente basados en una vieja canción western de los años 30’, titulada “Ida Red”, grabada por Bob Wills and his Texas Playboys. Maybellene narra la historia de un chico que descubre que su novia le es infiel, y conduciendo un Ford V8 persigue el Cadillac Coupe DeVille en el que ella escapa. Una simple historia juvenil, pero que dejaba entrever la fascinación de los adolescentes por los autos, las aventuras y la sexualidad, temáticas que en esos años daban una connotación de rebeldía al rock&roll. Una canción considerada piedra angular, para muchos, la que inaugura el género. Chuck Berry muestra sus dotes en la guitarra con un riff golpeador y un solo bastante punzante para la época.

 

2º Roll Over Beethoven

Canción grabada en 1956, se convertiría en uno de sus más alabados clásicos. El rock&roll invadía el mundo, y Chuck estaba decidido a apartar la música clásica de las radios. Despídanse de Beethoven, aparten a Tchaikowski y muévete al ritmo del rythm&blues. La canción fue exitosamente versionada por The Beatles, y ocupa un lugar entre las mejores canciones de todo los tiempos.

3º Johnnie B. Goode

Con un riff inspirado en “Ain’t That Just Like a Woman” (1946) de Louis Jordan, Chuck Berry marca definitivamente el camino a seguir en el género.  Johnnie B. Goode, es su más reconocible éxito, probablemente la canción definitiva del rock y la más versionada por artistas posteriores, que se mantiene incólume en la memoria popular.  De connotación autobiográfica la canción nos habla de un chico campesino que busca ser el mejor guitarrista del mundo para lograr éxito en los escenarios. Claramente Chuck habla de sus ambiciones.

4º Sweet Little Sixteen

Incluída en su segundo Lp. titulado One Dozen Berrys (1958), “Sweet Little Sixteen”, aborda la temática del deseo juvenil por estar cerca de sus artistas favoritos. Dicen que Chuck se inspiró en una adolescente que le pidió un simple autógrafo, de ahí creó la historia de una chica que en su cumpleaños número dieciséis pide a sus padres un ticket para asistir al concierto de su estrella favorita, la joven asiste maquillada, con ajustada ropa y tacones, una imagen que dista bastante de la que se caracteriza durante la semana cuando debe asistir a la escuela. “Sweet Little Sixteen” llevó a Berry a entablar una demanda en contra de The Beach Boys en 1963, debido al notorio parecido rítmico de “Surfin’ USA”, el músico negro logró que la justicia obligara a que la banda de Brian Wilson, lo incluyera en los créditos de uno de sus mayores éxitos.

5º Rock and Roll Music

Una verdadera declaración de principios de Chuck Berry, el rock&roll es el ritmo que debes elegir para bailar, no hay nada que se compare a él, ni el tango, ni el mambo ni el congo, si quieres bailar, elije el rock&roll. Sin dudas un clásico que representa a Chuck y a toda una época, un verdadero himno, grabado como single en 1957 e incluido en One Dozen Berrys de 1958.

6º Wee Wee Hours

Corte que se incluyó en el lado B del single Maybellene en 1955. Canción en clave blues que nos inserta en las raíces directas del rock. Fue la apuesta de Berry para ser considerado en Chess Records (sello que se dedicaba a producir música blues), pero fuera de toda lógica para Chuck, el productor Leonard Chess escogió “Maybellene”, lanzando así su carrera hacia el estrellato.

7º You Can’t Catch Me

Una suerte de continuidad de éxitos como “Maybellene” y “Wee Wee Hours”, fue un single grabado en 1955 y que logró mayor notoriedad gracias a ser incluida en el film ‘Rock, Rock, Rock’ de 1956, donde Chuck tiene una aparición de antología. Berry continúa ofreciendo ritmos acelerados y contagiosos que van de la mano con la temática de motores y autos. John Lennon incluyó una versión de este éxito en su álbum solista de covers ‘Rock and Roll’ de 1975, antes había sido demandado por infringir los derechos de autor al incluir la frase “here come old flat-top” en el inicio de “Come Together” de The Beatles.

8º School Days (Ring! Ring! Goes to Bell)

School Days fue grabado en 1957. Chuck Berry aplica riffs que serían constantemente emulados tanto por él como por guitarristas posteriores. Relata en sus letras la experiencia escolar, los estudios, y la ansiedad de los jovenes por escuchar la campana y salir para poder bailar y liberarse al ritmo de la frenética música que invadía los salones. Frases como “Hail Hail Rock and Roll” o “Long Live Rock and Roll” se convertirían en eternos lemas para la historia del rock. Estamos frente a uno de sus mayores himnos.

9º Let It Rock

Fue usual en Chuck Berry el remitirse  a sus propios éxitos, y así en Let It Rock el inicio nos remonta al primer riff de Johnnie B. Goode. Canción grabada en 1960, que narra la historia de unos trabajadores de ferrocarriles que bajo el sol esperan el término de la jornada en las vías, mientras ahí se encuentran se acerca un tren directamente hacia ellos. Su estructura, ya ampliamente reconocida en la música de Berry, es sustancial en el camino que iba tomando el género.

10º  You Never Can Tell

Notoriamente inspirado en “Caribbean” un viejo éxito country de Mitchell Torok, Chuck Berry dejaba entrever sus influencias y la importancia de ese género musical blanco, en el nacimiento del estilo del que se convertiría en uno de sus máximos exponentes. La canción fue compuesta por Chuck, mientras estaba en prisión a comienzos de la década del 60’, y relata la historia de un matrimonio adolescente, su prosperidad y las aventuras que viven cuando viajan  por la carretera a Nueva Orleans para celebrar su aniversario. Una canción que tomó nuevo impulso en la década del 90’ al ser exitosamente incluida en el film de Quentin Tarantino ‘Pulp Fiction’.

Estos diez clásicos son solo parte de una extensa obra que definieron un estilo, y encumbraron a Chuck Berry al más alto nivel del podio, de los que crearon las bases del rock&roll. Chuck nos dejó con 90 años de edad, pero su legado se mantendrá siempre vivo en su música y en cada uno de los que dedican su vida a enaltecer la historia del rock.

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.