">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

Por María José Sandoval.


 

De la mano del director Shane Black (de Iron Man 3) y distribuida por 20th Century Fox, vuelve a la pantalla grande el famoso y letal cazador nacido de la franquicia de 1987: Depredador.

Cargado de acción, sangre y ciencia ficción, el filme ubicado entre los acontecimientos de “Depredador 2” (1990) y “Depredadores” (2010), trae una nueva historia que hará que desde los confines del espacio lleguen unos nuevos cazadores, más fuertes y mortales que nunca a enfrentarse con ex soldados estadounidenses que evitarán nuevamente el fin de la raza humana.

Tres décadas después

La historia se centra en Quinn McKenna (Boyd Holdbrook, más conocido como Steve Murphy en “Narcos”), ex comandante de las fuerzas especiales y el primero en tener un encuentro con un feroz depredador, suceso que lo llevará directamente con un grupo heterogéneo e interesante de ex soldados como Nebraska Williams interpretado por Trevante Rhodes, protagonista de “Moonlight” y que junto a una profesora de ciencias, Casey Bracket (Olivia Munn, conocida por su papel en X-Men Apocalypse) se proponen destruir al cazador alienígena.

La amenaza que supone el ser extraterrestre al llegar a la tierra por tercera vez (sucesos que también se dan en 1987 y en 1990) junto con la destrucción que ha traído consigo, y al parecer, en búsqueda de algo totalmente desconocido para la raza humana, supondrá la unión de un interesante grupo que lleva en sus hombros un complicado historial militar.

En este sentido y si bien, “El Depredador” tiene un elenco con nombres fuertes tales como Holdbrook, Sterling K. Brown, Alfie Allen o al pequeño Jacob Tremblay (de filmes como “Wonder” y “La Habitación”) interpretando al pequeño hijo de McKenna, la línea en que el guion lleva a cada rostro no les hace justicia a algunos personajes.

Ejemplo perfecto de ello son los ex soldados cuyas figuras en escena hacen un equilibrio entre la acción y la comedia a momentos perfecta y a otros bastante innecesarias, pero que a pesar de ello logran despertar interés por sus personalidades pero que finalmente no son lo suficientemente bien aprovechadas en escena.

Aún así, las escenas de acción no dejan nada qué desear. Siguiendo la misma línea que sus antecesoras, y siempre haciendo mención a las “visitas” de los depredadores por parte de los personajes, el largometraje sigue con la tradición de no cambiar, a pesar de los avances tecnológicos, ciertos efectos en la apariencia del cazador y que junto con algunas coreografías en escena, replican las entregas originales como tributo a sus memorables inicios.

Hay que hacer mención, a la buena interpretación por parte del pequeño Jacob Tremblay ( Rory McKenna), quien sin duda a su corta edad de once años realiza una actuación limpia, y mucho mejor incluso que alguno de los personajes de la cinta.

Sin entrar en más detalles, “El Depredador” es una buena película de ciencia ficción, sin embargo no una buena película de suspenso, a pesar de haber sido catalogada por la industria como tal.

Cumple con la continuación de elementos tradicionales de las primeras entregas por lo que es una valorable pieza para los fanáticos, pero que sin embargo posee elementos de comedia que a ratos hace que el balance se vuelque a lo ridículo o lo sin sentido, realizando una sátira a los elementos clásicos que a momentos es muy bien recibida pero que a otros no.

Replica los clichés de películas de acción norteamericanas, aunque compensa con personajes interesantes, con exceso de sangre y buena acción, pero que, decae en una línea argumental cuyo desarrollo no queda del todo claro a pesar de contar con los espacios para justificarla.

“El Depredador” se estrena este jueves 13 de septiembre y pronto estará disponible en todos los cines del país, película que sin duda puedes disfrutar si gustas del género.

Recuerda que si aun no has visto el tráiler puedes ingresar desde aquí en el siguiente video:

.
Comparte esta noticia
20

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.