">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

Por María José Sandoval.

 

Catalogada dentro del género de musical, drama y romance, “Nace una estrella” es una adaptación cinematográfica de la misma película por primera vez vista en 1937 y que en esta ocasión, dirigida por Bradley Cooper (su debut en esta área) nos trae un más que satisfactorio resultado.

La historia se centra en Ally (Stefani Germanotta, o más conocida como “Lady Gaga”) quien posee una potente y hermosa voz pero que pasa sus días siendo camarera y no es tomada en cuenta, hasta que una noche conoce al gran Jackson Maine (Bradley Cooper), una estrella consagrada en la música del rock country y que escucha su melodiosa voz, por coincidencia en un bar.

Es así, como ambos, sin querer y llevados por la atracción, se embarcaran en el mundo profesional de la música, pero también de las adicciones, en donde la grandeza será solo para algunos.

Perdidos en el personaje

Aclamada, y con justas razones por la crítica, el filme se desarrolla de una manera simple y perfecta, en donde te guiarán de la mano hacia un carrusel de emociones y de buenas canciones que se te quedarán plasmadas en la memoria por un buen rato.

La banda sonora original, que fue compuesta por la artista del personaje principal (Gaga), además contó con la participación de otras figuras como Hillary Lindsey, DJ White Shadow, Diane Warren, entre otros.

Pero sin duda, lo que hace buena a esta película, son las interpretaciones de Gaga y Cooper por igual, puesto que ambos son excelentes y se pierden en sus papeles para que sólo veamos a Ally y Jackson respectivamente y no a las estrellas detrás de sus personajes.

Tratando temas como el alcoholismo, la presión de las disqueras hacia los artistas, la fama, el amor incondicional y la decadencia, los tópicos son tratados con especial empatía y delicadeza por parte de las figuras en pantalla, logrando sentir en la piel la emoción de cada momento pero con la seriedad que correspondía.

De esta misma manera, funciona bastante bien la química entre ambos actores. Ya habíamos visto a Bradley Cooper en varias producciones y a Gaga en algunas otras como “American Horror Story” o “Sin City”, sin embargo, ambos han llevado a un nivel mucho mayor su calidad para poder traernos esta entrega bastante prolija y apasionante.

Un nivel de relación mucho más real, que incluso imitan a algunas parejas tal y como lo fueron alguna vez Reg Traviss y Amy Winehouse o incluso Kurt Cobain y Courtney Love, algo que me parece bien acertado, puesto que incluso uno de los guionistas, Will Fetters, y quien ya estaba ideando la historia en 2012, se basaba justamente en el cantante y compositor de Nirvana.

Y es que es más que obvio que en estas parejas hay más que solo amor, pero que también, y desgraciadamente, puedes notar los daños enormes y las repercusiones que una persona con adicciones puede tener en sí mismo y en las personas que ama.

Indudablemente es romántico, pero también bastante duro e incluso trágico. El hecho de ver a una persona tratar de cambiar y no poder porque es su naturaleza, sin importar las buenas intenciones y talentos que tenga, y que es lo que refleja “Nace Una Estrella” a la perfección.

Más allá de la superficie

Otro de los elementos que valen la pena mencionar, es la habilidad de convencernos de que realmente estamos en vivo viendo a nuestras estrellas en un escenario.

La manera en que está grabado, en conjunto con la producción que logró realizar un espectáculo en vivo en el Valle Coachella durante dos días, lo real de la situación supera las expectativas y te incluye en un ambiente de adrenalina e intimidad no solo desde la mirada de un fan, sino que también del ritmo desde el artista.

De esa misma manera, se puede apreciar las tremendas voces de ambos, que se aprovechan en distintas escenas y cuya cinematografía, bastante hermosa por lo demás, es un trabajo que solo hace resaltarlas aún más.

Básicamente, lo único negativo que podría destacar son los cortes en algunas escenas, donde se nota de manera gentil que Cooper quiso incluir el máximo de material posible, pero que sin embargo, y aunque son algo bruscos entre escenas y de incongruencias del paso del tiempo hacen que este se vuelva un poco acelerado y artificial a la hora de ver los avances de algunos personakes.

El filme es un resultado que me sorprende, puesto que las tres películas anteriores de “A Star Is Born” no eran buenas, esta moderna adaptación es muchísimo mejor y contiene una fuerte crítica a la industria musical y en cómo esta transforma en productos a sus talentos. Un simple ejemplo de ello es la nariz de Gaga, la que es mencionada como uno de los puntos por los que Ally no podría ser famosa y que le sucedió a la cantante en la vida real.

Aún así, conserva elementos de las sagas anteriores, como lo fueron algunos estilos y frases de la tercera entrega en 1973 y que tenía como protagonista a Barbra Streisand.

No hay más que decir sin caer en los spoilers. Es hermosa, emocionante, romántica, íntima y realista e incluso se da el tiempo de integrar temáticas LGBT en una trama bastante redonda.

Sin duda algunos trataran de calificarla como “sobrevalorada” más adelante y posiblemente porque se está volviendo muy popular y porque sale Lady Gaga, pero ninguna de esas son justificaciones para criticarla más allá.

El filme, que aun debuta en todos los cines nacionales, estará disponible en el horario que a ti más te acomode elegir.

Si aún no has visto su tráiler, no dudes ingresar al siguiente video que te mostraremos aquí:

 

 

Comparte esta noticia
20

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.