">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

Por Freddy Véliz

Estamos a solo dos días de la cuarta presentación de Stick Men en Chile, el proyecto conjunto de Tony Levin,  Pat Mastelotto y Markus Reuter. Un trío heredero absoluto de King Crimson, con dos integrantes directos del conjunto británico pionero del rock progresivo. Podríamos pensar que el entusiasmo por verlos nuevamente haya decaído luego de sus anteriores visitas, pero al contrario, siempre ejercen un magnetismo infranqueable con los amantes de los sonidos de vanguardia, y esta vez las expectativas se han duplicado al anunciarnos que regresarían con un músico sustancial en los sonidos crimsonianos de comienzos de la década del setenta. El violinista David Cross, quien participó en álbumes tan imprescindibles como Lark’s Tongues in Aspic, Starless in a Bible Black y Red, además de algunos directos.

Esto nos da esperanza que seremos testigos de la interpretación de grandes clásicos de la banda de Robert Fripp, a expensas de aun no poder contar con la icónica agrupación en nuestro país. David Cross aportó con atmósferas inolvidables en  temas como la mismísima Lark’s Tongues in Aspic, Exiles, The Night Watch, Providence, entre otros clásicos inconfundibles.

El músico de actuales 69 años, luego de alejarse de las colaboraciones con el Rey Carmesí en 1974, fue embarcándose en diferentes proyectos, siempre enfocados dentro del jazz, la vanguardia y la improvisación, dejando una huella sonora en cada uno de estos proyectos, de los cuales quedaron poco o nada de registros. Con Clearlight, participó en el álbum ‘Forever Blowing Bubbles’, un disco complejo, lleno de atmósferas e improvisaciones, una característica propia de Cross, quién obtuvo su primer violín a los 9 años, como regalo de su padre.

El eximio violinista deambuló por proyectos como Ascend o They Came for Plymouth, del que no existen registros grabados, pero fueron un paso para que  en los ochentas formara Low Flying Aircraft, junto al pianista Keith Tippet, que también había sido colaborador de Fripp en King Crimson (In the Wake of Poseidon,  Lizard y Islands, también reclutó a Dan Maurer en la batería y Jim Juhn en guitarra y bajo. Con este proyecto grabarían un lp homónimo en 1987, que tuvo un discreto éxito entre los fanáticos de la música de vanguardia.

David Cross ha tenido una carrera incesante, mientras desarrollaba su propia banda la David Cross Band, fue partícipe de Radius, con quienes grabó cinco álbumes entre 1987 y el 2000. Con la David Cross Band se mantiene constantemente activo en medio de una propuesta siempre ligada a la improvisación. Ocho discos lanzados, el último publicado este 2018, titulado Crossing the Tracks, lo mantienen totalmente vigente, con interesantes presentaciones en vivo.

Luego de tres décadas de haber terminado relación con King Crimson, reapareció junto a Robert Fripp en el álbum Starless Starlight lanzado por el enigmático guitarrista el año 2015. Y el 2016, fue invitado a colaborar en Stick Men en el álbum Midori. Ahora podremos verlos en un show imperdible, donde junto a las creaciones originales del trío conformado por Levin, Mastelotto y Reuter, disfrutaremos de esos clásicos inmortales de una de las bandas más peculiares y grandiosas en la historia del rock progresivo, una en que David Cross cumplió un papel fundamental.


Stick Men regresa a Chile junto a David Cross

 

.
Comparte esta noticia
20

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.