">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

Por PJ Rojahelis

 

Mucho se habla de la música nacional, del apoyo a las bandas, pero llevamos muchos años tratando a los músicos como niños y a la profesión como “hobbie”, esa es la realidad, una triste por supuesto, pero ¿quien se hace cargo?

Hablo de esto porque hace unos días he visto diferentes publicaciones respecto a un trato específico que ofrece un local a las bandas para participar de su cartelera de música en vivo, muchos defienden la postura del establecimiento, pero con muy poco conocimiento de lo que pasa con los músicos, sin ponerse en sus zapatos, que por decirlo de una manera, están llenos de barro con el que se intenta caminar cada día, pero pocos hacen eco de esta realidad, es más fácil decir “es lo que hay”, buscarle el lado amigable, agachar el moño, y convertirlo en una realidad de nuestro medio.

En este trato específico, que entra en vigencia el 1 de julio, se avisó a las bandas que ya estaban programadas con un trato anterior que las condiciones cambiarían desde la fecha antes mencionada ya que, y cito: “Este mes hicimos una gran inversión en el segundo piso, para que las bandas puedan tener un lugar profesional para tocar, es por esto que modificamos las condiciones para tocar en vivo a partir del 1 de julio, espero una pronta respuesta, para saber si están de acuerdo o si queda liberado el cupo”

Luego de leer esto revisé el trato ofrecido y se me cayó el pelo, les explicaré los puntos más polémicos a mi juicio para que de alguna manera puedan ponerse en los zapatos del Rock chileno.

El nuevo trato abre con que ahora se cobrará un monto de $50.000 a las bandas por uso de la nueva infraestructura, sonidista, y camarines, cosa que de entrada esta absolutamente mal ya que el correo habla de “este mes hicimos una gran inversión”, y en consecuencia eso no es cierto, ya que la inversión la están pagando los músicos de su bolsillo (50 lukas cada show saque la cuenta), y no podemos salir con que eso cuesta un sonidista, ya que los que vemos seriamente la música lo sabemos de antemano, pero así como el sonidista es indispensable y requiere un sueldo, los músicos también, se presta un servicio, se hace un show, son horas de trabajo desde la prueba de sonido, se gasta en movilización no sólo para el show, también para los ensayos, los músicos en su mayoría han invertido e invierten en sus instrumentos y suministros como cuerdas, baquetas, uñetas, y varias cosas más que no son nada baratas y no duran una eternidad. Pedir esa cuota para tocar a los músicos no está bien, es como si uno cuando cambia la guitarra, el amplificador, o compra algún implemento nuevo se los cobrara a los locales en cada show para cubrir la inversión, pero eso no sucede, el trato es injusto, no sólo por lo anteriormente expresado, si no también porque el local no pierde por ningún lado, ellos venden su comida y sus bebidas y ahí si que se gana plata, lo sé porque llevo años trabajando con locales, y en bares incluso pequeños lo que se gana por venta es una cantidad considerable, por lo tanto la música la han estado pagando con el vuelto del pan hace rato, incluso en casos haciendo que los músicos paguen el impuesto de la SCD en cada show, por lo que al local le sale gratis tener a una banda tocando, el dinero jamás sale de sus bolsillos.

Siguiendo con el trato en cuestión aparece un punto en el que se especifica que en este nuevo espacio “profesional” sólo se puede tocar por línea directa, cosa que para los músicos es horrible ya que suena realmente feo, salvo que estés cantando con pistas en cualquier karaoke de la ciudad, de cierta manera el sonido ofrecido por la cuota exigida no tiene peso para cobrar por su uso, salvo que estemos pagando la remodelación, cosa que me parece más cerca de la realidad, porque de verdad no están metiendo las manos en sus bolsillos si no que en los bolsillos de los músicos.

El siguiente punto habla sobre los horarios de los shows que sólo pueden ser los días miércoles y jueves, cosa que para muchas bandas del circuito no es tan bueno ya que en Chile es muy complejo para una banda que toca en bares mover una cantidad aceptable de personas en días hábiles, por lo que se hace mucho más difícil hacer una inversión al respecto, y además pensar en ganar un sueldo digno por varias horas de trabajo. Se dice también que el valor de la entrada lo pone la banda y ese recaudo va completamente a los músicos, cosa que suena bien, pero que al profundizar se ve mal, ¿porque digo esto? es sencillo, una banda emergente, que incluso pueda sonar en radios de vez en cuando cobra generalmente un promedio de $3000 por persona para un show, y si pensamos que este local por ejemplo tiene un aforo total de 50 personas estamos hablando de un recaudo total de $150.000 de los cuales la banda recibe como ganancia $100.000 ya que el resto se va en el pago del uso de sala y sonido, todo esto pensando en llevar 50 personas que paguen a un local un día miercoles o jueves.

En otro punto el local pide a la banda que se haga cargo de la confección del flyer oficial, cosa que todos sabemos tiene un precio, si tu sabes hacerlo te toma un par de horas del día que ocupas para diseñarlo, el tiempo es oro dicen, pero ¿quien paga eso?, y en el caso que no sepas de diseño de flyers tendrás que pagarle a alguien que lo haga por ti, y esa persona siendo muy paleteada te cobrará al menos 15 lukas, pero el local cree que es fácil, es un juego, da lo mismo, y sigue sin meterse la mano al bolsillo o hacer lo mínimo para aportar al evento.

En muchos locales el generar movimiento de público es responsabilidad de la banda, ya que con suerte el local sube el flyer a sus redes esperando que con eso nos demos con una piedra en los dientes de lo buena onda que son y de como se preocupan de traer gente a su bar, pero eso no funciona, a nadie le sirve, eso no es difusión, ni siquiera es provechoso ya que la mayoria compra likes en sus redes convirtiendolas en abultadas numericamente, pero absolutamente falsas en cuanto a realidad de seguidores e interacciones, eso no es aceptable, el problema es que los músicos se han acostumbrado a cargar con esa responsabilidad, cuando el responsable de llenar es el local, la banda es un servicio si se quiere, y eso puede ayudar a traer más gente al bar, pero el negocio no es de la banda, si yo tuviera un bar me preocuparía de tenerlo lleno todos los días, independientemente de la programación, porque ese sería mi negocio, no esperaría depender de la suerte ni de las bandas, la banda es un “plus”, suma a tu trabajo como bar, no está para hacer toda la pega, recibir las migajas, y más encima muchas veces llevarse malos tratos porque vino poca gente, eso es ser sinvergüenza con todas sus letras.

Otro punto conflictivo es el que dice “El representante de la banda debe firmar un consentimiento informado acerca de las cosas pertenecientes a la ficha técnica que son entregadas en el bar, ya que en caso de pérdida o mal uso, la banda debe hacerse responsable, pagando una multa equivalente al precio del elemento afectado” Este punto es seguir queriendo ganar por todos lados, ya que si los equipos estan en tu local a cargo de un staff que la banda está pagando con las 50 lukas, el problema es del local, ¿o también contratamos un guardia para el evento?, además ya que la banda presta un servicio ¿no debería el local firmar lo mismo en el caso de los instrumentos de la agrupación?, porque la realidad es que se roban muchos instrumentos de los locales, pero cuando eso sucede nadie responde, entonces estamos midiendo con varas absolutamente distintas, y eso se llama injusticia.

¿Se da cuenta usted? es duro crear una escena musical profesional si estas son las condiciones que poco a poco se vuelven típicas, y lo peor de todo es que muchos las aceptan y las defienden, quizás porque cuentan con recursos económicos y el hacer música es su hobbie, algo secundario, y se olvida la consciencia con respecto al oficio real del músico, se olvida que muchos viven y paran la olla con sus conciertos, eso es pésimo, ya que pasito a paso el dinero va comprando espacios y la música con profundidad y calidad va quedando atrás por falta de recursos, es por eso que se escucha cada vez más basura en el mainstream, porque el tipo sin talento y carente de carisma tiene plata, y para el medio nacional eso es lo que más va contando a medida que pasan los años.

Ser músico es una profesión, se estudia para serlo, y se estudia toda la vida, no es distinto a ser un médico o un abogado, los músicos somos como cualquier otro profesional, pero la gente no lo ve así porque no hay respeto para el músico en la TV, o en la radio (salvo para las viejas glorias y uno que otro amigazo), pero, ¿que sucede con lo de hoy?, la verdad nada, pues lo de hoy tiene que pagar, lo de hoy es la plata, lo de hoy es llenarse la boca con buenas palabras, pero vivir de manera absolutamente opuesta, y esto no es cosa simplemente de los locales, la TV, o las radios, es culpa de nosotros los músicos que seguimos aceptando este trato y de los inconscientes que van a tocar por un completo y una cerveza.

Quítale toda la música a tu vida, la del computador, la del auto, la del telefono, la de cualquier lugar, ahí sabrás cuan positiva es la música para ti, lo bien que le hace al mundo, y lo mucho que la necesitas, entonces podrás valorar el regalo para los sentidos que es un show en vivo, sólo ahí pensaras que estás pagando poco, que los músicos generan algo en el alma, en nuestras sociedades, y nos hacen disfrutar y sonreir como pocos profesionales son capaces de hacerlo.

Ponte en los zapatos del Rock chileno, aprecia a tus músicos, son parte de tu cultura y de tu vida. Y tu músico chileno, toma consciencia, deja de agachar el moño, no te hace bien ni a ti ni a tus colegas.

 

 

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.