">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

Por Freddy Véliz

 

La década del noventa en Chile, fue testigo del nacimiento de una gran cantidad de bandas locales, que aprovechando el impulso y las esperanzas de un Chile nuevo post dictadura, se abrían paso en la gran industria o desde el underground, varias se convirtieron en importantes referentes y siguen activas, otras desaparecieron en el intento pasando al olvido, y otras, a pesar de cortar la línea de la continuidad, lograron sembrar algo de su obra en parte de esa generación, quedando indiscutidamente inscritos en la memoria de la música chilena. Dentro de esta última camada de bandas ubicaría a Ludwig Band, conjunto que en un corto tiempo logró grabar su primer álbum, en formato cassette, y realizar varias presentaciones en vivo, su música era difícil de encasillar, puesto que apostaban por el eclectisismo, cercano a lo que hizo Fulano, pero de cierta forma, algo más accesible para distintos oídos, no necesariamente exclusivos de las estructuras intrincadas.

Dos álbumes comprenden su discografía, distintos en su forma y componentes, pero manteniendo la esencia de la banda. El conjunto cesó sus funciones, y este 2019 anuncian un regreso muy esperado, con la primera y más recordada formación.

En iRock tuvimos la oportunidad de conversar con el baterista Dante Yaconi, miembro fundamental de la banda, quien nos contó detalles de este regreso, mostrando un gran entusiasmo por lo que les depara el concierto pactado para julio próximo.

Hola Dante, en nombre de iRock, agradezco tu disposición para conversar de lo que vienen tramando. Ludwig Band, tuvo una breve historia en los 90s, editando ‘Estréllame’ para luego ir desarticulándose, sin embargo lograron gran notoriedad en la escena del rock chileno y también la vanguardia. Ahora luego de una carrera de vaivenes, vuelven a la carga con esa primera formación. ¿Podrías contarnos a grandes rasgos como ha sido este periplo? ¿Qué los hace decidir volver luego de tantos años?

Bueno, hablamos de un periodo de varios años, nuestro primer disco se grabó el 95’ y el segundo disco, que fue ‘Los Ángeles’ fue por el 2008 más o menos, o sea fue mucho tiempo después y sin Ema Pinto en la voz. Si hablo de nuestra historia podríamos comenzar por enero del  94’, cuando nos juntamos como banda, ensayamos todo el mes en una pequeña pieza de calle Tarapacá y todo febrero nos fuimos a tocar a La Serena, donde habíamos conseguido varias fechas para tocar, hicimos unas treinta presentaciones en la cuarta región, y eso provocó el entusiasmo en nosotros, además de que el estar juntos todo ese tiempo, generó una cierta hermandad. Después de eso comenzamos a tocar harto en Santiago, para luego ya entrando el 95’ preparamos lo que sería nuestro primer disco, por el sello Alerce, y que lanzamos en la Oz. Un show muy bonito, muy circense también, ya que fue un espectáculo dirigido por Andrés Pérez, padre de nuestro saxofonista. Algo que nadie había hecho hasta ese entonces, usábamos trajes inspirados en el personaje de Ludwig Van Beethoven, fue una etapa muy lúdica. Después vivimos un momento de escasez creativa, sentíamos que no teníamos más que mostrar, nuestro show eran los temas del disco, más unos cuatro temas que incluíamos en nuestros conciertos, canciones de  veinte minutos como “King Gong” o “Leyenda”, este último incluido en un disco por lo del Alto Bio Bio con varias otras bandas.

Además de la escasez creativa, que pensándolo bien quizás ni siquiera fue eso lo que provocó la desarticulación de la banda, a Martín lo invitaron a tocar a Los Barracos, siguió igualmente tocando en la Ludwig por un tiempo, y a mi me invitaron para unirme a Santa Locura. En la banda quedó Ema (voz), con otro baterista y el Rafa Chaparro que había entrado recién como saxofonista, se grabó un video, pero luego la banda cesó funciones.

Después yo, junto a Martín y Marcelo continuábamos reuniéndonos, yo estaba dedicado al tema gastronómico, tenía un local de sushi en la Portada de Vitacura, había un subterráneo donde estaba mi batería y ahí tocábamos, y en definitiva nunca paramos de tocar. El 2001 perdí a mi hermanito, una etapa muy difícil para mí, pero que también tuvo su lado positivo, ya que nació una canción, titulada justamente “El Hermanito”, eso hizo que esto no parara, nos motivamos, salieron las ideas y nos propusimos grabar un nuevo disco, con Martín y Marcelo como principales compositores. Ema Pinto estaba ya muy metida en la banda Matahari, por lo que comenzamos a buscar vocalista, hasta que llegamos a Sol Aravena, y con ella grabamos el disco ‘Los Ángeles’ el 2008, con esa formación hicimos una gira con Beto Cuevas, tocamos en Pucón a orillas del lago, todo muy bien, pero luego nuestras vidas comenzaron a tomar otros rumbos, con hijos, cambios como el que la Sol se fue a vivir a Olmué, Martín a Talagante, Marcelo viviendo en Huelquén, todo se complicó para seguir y decidimos parar. Hasta que a comienzos de este año, llamo a Marcelo para que nos juntáramos, ya que no nos veíamos hace mucho tiempo, y coincidentemente recibimos un llamado de Ema, para contarnos que se había juntado con el periodista David Ponce, que al parecer está escribiendo sobre el sello Alerce, y quería hacernos una entrevista, fuimos, y vi a Ema más motivada que nunca y nos dijimos “démosle”, no puede ser que hayan pasado más de veinte años y no toquemos estos temas. Ahora sentimos que con esta formación,  tocando esos viejos temas, somos realmente nosotros la Ludwig Band, más maduros, pero la misma esencia.

¿Has sentido que el público aun los recuerda y esperaba esta noticia?

Yo creo que después de veinte años, para una banda que no tuvo la continuidad de otros como Congreso o Fulano es complejo mantener vigencia. Pero siento que todos conocen a la Ludwig Band, todo el mundo quiere  la Ludwig Band, siento ese cariño de muchos por la banda.

¿La actual formación comprende a todos los músicos de esa primera etapa?

Si, totalmente la banda original, aunque estamos con Andrés Pérez en stand-by, ya que aun no sabemos si podrá unirse, pero tenemos a Rafa Chaparro, y si logra confirmarse Andrés, estarían los dos.

¿Cómo ha sido la experiencia de volver a ensayar juntos? ¿ Cómo fluye esa conexión después de tanto tiempo?

Ha sido increíble, nosotros vivimos nuestra primera época, como una época de oro desde las relaciones humanas, era tan lindo lo que vivíamos, era muy insólito, lo pasábamos increíble, y ahora, yo con 48 años, el volver a sentir lo mismo que en esos tiempos, me ha hecho darme cuenta que finalmente los humanos no cambiamos, somos los mismos a los veintitantos como a los cincuenta y tantos, con más experiencia en la vida quizás, más maduros, pero en el fondo, desde el sentimiento, seguimos siendo los mismos.

Este regreso a los escenarios es temporal, o tienen proyectado seguir adelante, con posibilidad de componer y grabar nuevo material.

Yo creo que sí, totalmente. Hemos ensayado bastante, siento que estamos sonando muy bien, y sería un desperdicio parar. Veremos como funciona lo de Amanda, y después de eso, probablemente componer un tema nuevo, y por ende presentarlo.

Ludwig Band, es una banda que comprende dos etapas, una enfocada a lo progresivo y vanguardista, y otra más ligada al pop-rock. Cómo se puede lidiar con estos dos mundos, ¿Existe a estas alturas de parte de ustedes un balance de lo hecho, viendo lo positivo y negativo de esta historia? ¿Qué análisis harías de tu parte?

Mira, creo que al final, todo lo que hemos hecho ha sido desde el corazón. Por ejemplo el segundo disco que es al que algunos se refieren como el disco “pop”, que en sí no es tan pop, sino que es un disco más enfocado en la canción de estructura más tradicional por decirlo de una forma, pero es una obra que sale muy del alma, ya que se inspira en angelitos nuestros. Cada disco nace de lo que vivimos en cada momento. Ahora desde la perspectiva que dan los años, y el haber vivido esas dos etapas, y ahora volviendo a tocar los temas del primer disco, pienso que si encasillamos a la banda, definitivamente es con esa primera etapa.

El repertorio que presentarán en Club Amanda, estará enfocado sólo en ‘Estréllame’, o contempla también hacer algo de la otra etapa.

Obviamente se enfoca en el ‘Estréllame’, pero tocaremos temas como “King Gong” título que une los nombres de King Crimson y Gong,  que dura como veinte minutos, tocaremos “Leyenda”, que tal como decía antes fue incluido en un disco del Alto BioBio, tocaremos también “Eme” que si bien es un tema antiguo, fue incluido en nuestro segundo disco y “Hermanito”, y bueno ahí veremos si incluiremos algunas sorpresas.

¿Existe la posibilidad de nuevos shows, en otros espacios?

Yo creo que sí, de hecho creo que hay algunas invitaciones para tocar en algunos locales de Santiago.

¿Cómo definirías a la Ludwig Band actualmente?

La definiría como una Ludwig más madura, con más experiencia, mucho más evolucionada instrumentalmente, pero manteniendo la misma esencia de hace 25 años atrás.

Actualmente existe una sensación de que el reggaetón y el trap lo han invadido todo, y que ya ni siquiera necesitas cantar bien o tocar un instrumento para hacer música, la tecnología hace todo por ti. ¿Qué responsabilidad recae en los músicos y en los amantes del rock para seguir manteniendo vivo lo orgánico de la música? ¿Cómo se puede luchar contra esta especie de monstruo mediático que está absorbiendo todo?

Yo como padre de cuatro niños, les enseño, y les muestro música de la que considero buena. Ellos de hecho en su colegio son como los “distintos”, porque en general ahora los niños prácticamente no saben de música. Pregúntale a cualquier niño por The Beatles, no saben quiénes son, pero si a tus hijos le muestras a The Beatles u otros artistas que están fuera de ese virus llamado reggaetón, estás educándolos, y enseñándoles de música. La clave para luchar contra todo eso que vemos hoy en día, es educando a los niños, mostrándoles música de distintos estilos, llevándolos a conciertos, que se empapen de conocimiento musical.

Para finalizar, dejo el espacio para que invites a nuestros lectores a asistir este 6 de julio a Club Amanda, en el regreso a los escenarios de la Ludwig Band.

Los invito al regreso de la Ludwig Band, el 6 de julio en el Club Amada, estamos preparando un show precioso, los esperamos, nos pueden seguir en Instagram también, donde hemos publicado parte de nuestros ensayos para que se vayan motivando. Nos vemos allá.

Ludwig Band en Club Amanda

6 de julio 2019  21:30 horas

Pasaje Embajador Doussinague, 1767 Vitacura.

Valor: $ 6.000

Venta de entradas por sistema Passline

Comparte esta noticia
error20

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.