">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

Siendo uno de los números de exportación con más millas alcanzadas en apenas un año en el área del power metal, es poco y nada de lo que se habla de Resilience. Agrupación de power metal nacional que reúne constantemente estrellas del circuito de nicho para llevar a cabo las composiciones que les han valido un sinfín de comentarios positivos en todo Sudamérica. A raíz de ello, su paso por Argentina o su segunda gira en menos de un año por Colombia ante audiencias cercanas a las diez mil personas, solo validan su buen trabajo de laboratorio en Chile, pero que nuestros medios ni los compatriotas saben. Alta deuda de nuestros comunicadores.

Es por esto que conversamos con la banda sobre este y otros temas para tratar de deducir este extraño comportamiento de la industria chilena hacia propuestas exportables con todas las de la ley que los tendrá en cinco fechas recorriendo el país cafetero.

Resilience es, relativamente, una banda nueva. ¿Cómo en apenas cuatro años desde su formación llegaron a su segunda gira fuera de Chile solo en 2018?

Marcelo Oyanedel (bajo): Con Resilience siempre hemos tenido la idea de hacer algo que nos deje contentos. Si bien tocar en Chile es maravilloso, siempre quisimos tener la oportunidad de que nuestra música nos abriera la puerta para conocer tierras fuera de nuestra frontera. Ahora bien, el cómo lo hicimos, no lo sé muy bien, se van dando cosas con el tiempo dónde debes saber cuál oportunidad tomar y cuál no, y aprender a no cegarse frente a ciertas cosas que puedan sonar más relevantes pero que a larga se conviertan en una pérdida de tiempo.

¿Qué tal la experiencia en Argentina sabiendo que es un país que goza de una fuerte cultura heavy metal mucho antes que Chile?

Hugo Ibarra (batería): Nuestros shows en Argentina fueron una prueba importante, especialmente por las diferencias culturales y por la valoración que el público argentino tiene de las bandas locales. Hay una escena muy activa, con bandas de un increíble nivel, esperamos volver pronto.

M.O.: Fue una experiencia espectacular Argentina, aprendimos muchos y eso que solo fueron tres días. Vivir los dolores de las bandas independientes de allá te hace entender lo que ocurre aquí en Chile y pone más al descubierto las grandes falencias de los artistas chilenos, de las productoras, sellos, etc. La cultura del metal en Bs. Aires es gigante, tienen la fuerza de llenar espacios para 200 mil personas con shows internacionales, y mantener circuitos de bandas nacionales vivos por todo el país, el aprendizaje fue muy provechoso.

¿Por qué vuelven a Colombia?

H.I.: Es uno de nuestros países favoritos (risas). Sabemos que el público latinoamericano es muy energético, tenemos vivencias muy similares, relaciones con una realidad parecida, sin barreras idiomáticas. Por esto es que nuestro mensaje es fácil de entregar, nuestro estilo altamente valorado y nuestra propuesta representa de cierta manera al público en América Latina. Apuntamos a Colombia que es un mercado grande con una escena consagrada, de mucho respeto para nosotros.

M.O.: Obtuvimos gran feedback en Colombia, muchos seguidores en redes sociales, si nos piden, debíamos volver.

¿Cómo los trataron la primera vez?

H.i.: Increíble, es una escena y un público muy respetuoso y muy comprometido, en general fue una experiencia distinta a lo que se vive en nuestra escena.

Sin embargo, con todo lo soñable de cualquier banda nacional, es poco lo que se sabe de ustedes acá. ¿Qué creen que sucede con nuestra escena o su fanaticada?

M.O.: Bueno, siempre tuve la idea de tocar harto para hacer conocida la banda, pero en los primeros años la banda no tenía una alineación completa, estuvimos más dedicados a componer y grabar, fue recién en el 2016 en que logramos afirmar una alineación y empezar a tocar más en vivo. Sin embargo nuevamente llegaron nuevos cambios en la banda y poco podíamos hacer para subir más shows en vivo, esa falta de continuidad te hace desaparecer de la escena y perder mucho de lo ganado. Dado lo anterior, tenemos una fanática que sabemos que disfruta de nuestra música, y en cuatro años hemos entregado 24 canciones originales. Lamentablemente no hemos podido generar un circuito constante que premie a esta fanaticada como merece.

¿Cuál es su opinión frente a los medios de comunicación con casos como ustedes que trabajan mucho y no les entregan mayor vitrina?

Bueno, hacer que la audiencia chilena de un medio de comunicación se interesa en noticias o artículos de bandas nacionales es súper complejo, los medios no hacen difusión por solidaridad y no es obligación difundir a cada banda que les toque la puerta. Uno llega a admirar a todos los periodistas que están en prensa de arte nacional porque de verdad el material escrito o audiovisual generado puede ser una obra de arte, pero hay tan poca audiencia que se diluye en la web. Por otra parte, los artistas que entreguen material de calidad y ofrezcan algo nuevo, novedoso, o quizás por perseverancia, siempre tendrán una posibilidad para salir en los medios de comunicación, eso es una regla.

¿Y sobre la Industria Musical chilena?

Tiene sus puntos altos y sus puntos bajos; es positiva la cantidad de actores que son parte de ella y el nivel de avance que en ciertas áreas Chile destaca, sin embargo, los puntos bajos que más duelen es la falta de equipos técnicos y de gestión y el alcance de ellos a los artistas independientes. Mientras no podamos tener la cadena de valor de producción musical trabajando al 100 %, difícilmente podremos hacer que este pequeño mercado ponga sus ojos y sus gustos en la música generada aquí.

Pasando a otro tema, se encuentran preparando un nuevo sencillo. ¿Cuál es el motivo para ello?

H.I.: Venimos saliendo de un proceso de cambios profundos, este trabajo representa fielmente el momento que vivimos y lo que proyectamos para el futuro. También tenemos un compromiso de llegar a nuestros fans en Latinoamérica con nuevo material, temas frescos, que hablan de los cambios que hemos vivido, de la realidad y nuestras pasiones.

También ingresaron a Rodrigo Varela a la banda. ¿Por qué lo escogieron?

Rodrigo es un amigo que conocemos hace muchos años, sabemos de su tremenda calidad vocal y de su experiencia principalmente en Delta, confiábamos en que sería una pieza fundamental para las ideas que hemos trabajado, esperamos seguir juntos en esta familia por mucho tiempo.

¿Qué sucedió con Nasson?

Llegó un momento en el que nuestros intereses se fueron distanciando, los planes no eran coincidentes y eso nos llevó a tomar la decisión de no seguir juntos.

M.O.: Para lograr todo lo que hemos hecho, sobre todo en el extranjero, se requiere mucho trabajo, y hemos tenido que ser más exigente con todos los que son parte de Resilience.

Tras la gira por Colombia se cierra el año, ¿qué planes tienen para recibir el 2019?

H.I.: La actividad internacional de Resilience se ha transformado en un pilar en nuestro trabajo,  por lo que seguiremos girando, también esperamos sacar nuevo material, hay muchas ideas y vivencias que nos inspiran a renovar siempre nuestra propuesta musical.

M.O.: Quizás algunas cosas se den en un orden natural: sacar un material nuevo, hacer alguna gira por Chile y preparar más shows fuera del país.

La banda se presentará gratuitamente este martes 30 de octubre, despidiéndose de los escenarios nacionales en MiBar. Cierra Testigo. 21 hrs.

Comparte esta noticia
20

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.