">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

Nota: Freddy Véliz    Fotos: Cristián Carrasco

Accept + Parasyche, 3 de diciembre 2019, Teatro Caupolicán.  Santiago – Chile

Los alemanes Accept, a estas alturas, están pasando a ser una de las regalonas por estos lados, con visitas anuales desde el 2016. Ayer martes 3 de diciembre, completó su sexta visita por nuestro país, en un Teatro Caupolicán, que si bien no logró repletarse, si congregó a una buena fanaticada, de la más fiel  a estos emblemas del heavy metal europeo.

Un encuentro que celebraba el lanzamiento de la filial en Chile del afamado sello Nuclear Blast, y que como partida tuvo de invitados a los chilenos de Parasyche, quienes en el último tiempo, y a partir de la publicación de su primer álbum el 2017, se han ido abriendo camino en la escena nacional, destacando también que Nicolás Borie, su vocalista, se ha hecho notar a través de su canal de youtube, en donde emula a distintas voces del heavy metal mundial, viralizándose por el mundo cibernético, ayudando a una mayor difusión de su agrupación.

El conjunto mostró sus pergaminos, que van más allá de lo que pueda aportar su vocalista como rostro destacado en las redes. Una propuesta elaborada que nos entrega un sonido asociado al metal de tintes contemporáneos, con guiños progresivos y una puesta de escena bien afiatada. Aunque por momentos, la acústica no les jugó muy buenas pasadas, dificultando atender con precisión los detalles, sin embargo, la entrega sobre el escenario fue sólida. A destacar es el desempeño del bajista Cristián Suarez complementando en voces a Borie, definiendo una búsqueda por otorgar identidad y mayores matices a un estilo sumamente explotado. Parasyche está en pleno crecimiento, y lograr subirse a un escenario antes de una potencia como Accept, es un buen aliciente para ir cimentando el camino.

A las 21:00 horas exactas, Wolf Hoffmann y compañía atacaban nuevamente al público chileno. Sin cambiar la escenografía que los acompaña desde el 2017, los germanos arremeten con “Die by the Sword” y “Stalingrad” de ‘Rise of Chaos’ (2017) y ‘Stalingrad’ (2012) respectivamente, antes de meterse de lleno en algunos de sus clásicos imperdibles como “Restless and Wild”, “London Leatherboys” y “Breaker”.

Un set que no ha cambiado radicalmente en sus últimas visitas, y que esta vez nos presentó una nueva canción, titulada “Life’s a Bitch”, corte ganchero, pero escaso de sorpresas. Otra de las diferencias, y probablemente lo más destacable de esta visita, fue tener por primera vez a Accept convertido en sexteto, con la incorporación del guitarrista estadounidense Phil Shouse, quien estuvo en Chile junto a Gene Simmons el 2017, siendo un elemento que se aplicó a la perfección en un destructivo trío de guitarras comandado por la elegante fiereza de Hoffmann. En noviembre del año pasado el bajista fundador Peter Baltes dejó a la banda, siendo reemplazado por el ex Darkseed,  Martin Motnik, quien suple de gran forma a Baltes, uniendo su talento a una máquina imparable de heavy metal como lo es Accept, quienes han sabido levantarse de momentos bajos, mostrando actualmente un show que no apela solo a la nostalgia de su pasado esplendoroso, sino que han revivido a la banda con Mark Tornillo en el micrófono, dejando fuera cualquier duda o comparación respecto a los que alguna vez hizo el recordado Udo. El actual frontman se ganó un merecido lugar, ningún otro podría haberlo hecho mejor a mi parecer.

Un recorrido por los más recientes álbumes, dan paso a seguir disfrutando de los siempre adorados clásicos, esos que construyeron los cimientos e hicieron grande a la banda alemana, considerada como una de las más influyentes de la historia del metal, expandiendo su influjo hacia subgéneros como el thrash o el speed, ganándose el respeto de cientos de agrupaciones a través del orbe. Piezas como “Princess of the Dawn”, “Midnight Mover”, “Up to the Limit”, son himnos eternos que pueden repetirse una y otra vez, pero no podemos dejar de corear o de permitirnos un buen mosh en la cancha como ocurrió con esa aplanadora llamada “Fast as a Shark”, cuyo solo intermedio con Hoffmann acribillándonos los oídos con sus punzante guitarra en medio de la dupla rítmica conformada por Uwe Lulis y Shouse, quedó plasmado como una postal memorable de cómo sentir el metal fluir por la sangre,

Para el final, un encore sin sorpresas pero necesario, con piezas enormes como “Metal Heart”, “Teutonic Terror” y la incombustible “Balls to the Wall”. Una noche que congregó a leales fanáticos del heavy metal clásico, imperecedero y que se niega a bajar la cortina, porque lo que nos ha enseñado Accept en cada visita, es que no importa cuántas veces vengan, no importa cuántas veces toquen los mismos clásicos, cada concierto se vive como una experiencia distinta cuando estás frente a este panzer alemán, que no da tregua, y parece estar en uno de sus mejores momentos, ahora como sexteto, más demoledores que nunca.

ACCEPT

PARASYCHE

 

 

-
Comparte esta noticia
error20

Comentarios

Comentarios

---

Comments are closed.