">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

akineton

Sábado 22 de Octubre, Matucana 100

Nota: Freddy Veliz | Fotos: Miguel Fuentes

Una de las agrupaciones más importantes de la vanguardia nacional, cumplió 21 años de trayectoria con todo lo que implica dedicarse a crear, desde parámetros musicales alejados de los convencionalismos, en un país donde el arte en su máxima extensión desde lo masivo a lo más elitista siempre será un desafío, hasta una pelea constante por el reconocimiento.

Akineton Retard, ha logrado de alguna manera congregar un buen séquito de seguidores, que cual ritual, intentan estar presentes en cada una de sus presentaciones. Claro está que su propuesta, donde no sirven las etiquetas, no llegará nunca a ser mediática, ni tampoco los llevará a convertirse en súper estrellas, ellos tampoco buscan hacerlo, porque su obra se enfoca en la búsqueda de nuevos lenguajes, una investigación profunda de ritmos que pueden sonar a jazz, como también llegar al extremo de los ritmos afrolatinos, y de todo eso fuimos testigos presenciales este sábado 22 de octubre en el acogedor teatro de Matucana 100.

Con banda invitada se dio inicio a esta celebración, Solteronas en Escabeche fueron los encargados de inducirnos en las primeras sonoridades psicóticas de la velada. El trío enfoca su música a encontrar una identidad a través de un particular sonido, que obtienen de una fusión electroacústica, basado en estructuras que convergen entre el rock y el folclore en medio de contenidos sociales y una impronta contracultural de la que han hecho eco durante 18 años.

El conjunto impacta con la particularidad de la voz a cargo del también guitarrista Doctor Pez (Luis Pezoa) y el talentoso bajista Mimo (Felipe Rapaz) quienes van conglomerando el sentido melódico de la banda desde las trincheras experimentales, en comunión con Ulra (Raúl Díaz) en batería, creando una descabellada propuesta que nace de la necesidad de expresar una mirada crítica y estudiosa de distintas problemáticas insertas en nuestra sociedad como la vida de los niños de la calle en “El Rostro”, o temas sensibles como el bullying, la influencia de los medios, etc. Una banda que se mantiene dentro de los límites del underground, con tres producciones discográficas, esperando lanzar una cuarta antes de fin de año de la que nos adelantaron algo, fue un excelente y delirante apronte para esperar a los anfitriones.

Con registros visuales grabados en su viaje a Europa hace algunos años atrás, Akineton Retard la banda con nombre de medicamento contra el Parkinson, arremete en el escenario de Matucana 100 para entregarnos una completa muestra de su trayectoria. Con Petras das Petren -Rodrigo De Petris, ex saxofonista de la banda- como invitado especial la agrupación nacional inicia su insana muestra con “Come On Lenny!” extraído de Azufre, último trabajo editado el 2015, así nos vamos envolviendo en la amplia gama sonora que han ido desarrollando a través de más de dos décadas, una obra que merodea desde la experimentación esquizoide de “Primogenia Satiria”  al bolero de “La Vida Rota”, pasando por la exquisitez rítmica de “Afrobó” y sus sonoridades afro-latinas.

La genialidad de un conjunto que considero los herederos naturales de lo que impusiera Fulano desde fines la década del 80’, con su ecléctica forma de crear música, logró copar gran parte de la capacidad del recinto, con caras que constantemente se ven en sus shows, y otros que se sumaban a esta cofradía de oídos que buscan ir más allá de lo que tradicionalmente conocemos como canción. En un concierto de Akinetón Retard nuestros sentidos se abren a otras dimensiones sonoras, y cualquier cosa puede pasar, como la irrupción de un fan que, seguramente estimulado por alguna sustancia, armó su propio espectáculo frente al escenario, causando más de alguna molestia a parte del público y a los músicos, quienes finalmente no les quedaba otra que tomarse el hecho con humor, sin embargo, el show continuó sin mayores problemas.

Un acto correcto, enérgico, donde la música fluyó en algo más de 70 minutos de duración, punto en el que repararía. Pienso que la banda tiene un catálogo para ofrecer un show más extenso, en especial si se trata de una celebración aniversario. De todas maneras siempre será placentero enfrentarnos a ese cúmulo instrumental sin límites, donde el virtuosismo y la genialidad creativa se manifiestan en una evolución clara hacia l búsqueda de rescatar ritmos y melodías propias de nuestro hemisferio, pero que confluyen sin problemas con la experimentación que los ha catapultado a un lugar importante de nuestra vanguardia musical.

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.