">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal


Habernos sentido adolescentes e irreverentes, fue una de las cosas que nos regaló como público la fiesta de los BBS Paranoicos.


bbs

4 de noviembre 2016 | Teatro Caupolicán

Nota: Karla Ojeda | Fotos: Ximena Salazar

*Por problemas externos solo se pudo fotografiar a Sinergia y Bbs Paranoicos, pedimos las disculpas a las demás bandas participantes

 

El pasado viernes fuimos testigos de una celebración épica, de una banda con una trayectoria impecable, que ha sabido perdurar en la memoria colectiva, a tal nivel de celebrar sus 25 años con un Caupolicán lleno, con invitados nacionales de lujo, como lo son Machuca, Rama y Sinergia.

El show comienza con un no tan colmado Caupolicán, los estridentes sonidos de punk rock melódico de Black Market Crash ante un incompleto público se hacen respetar y es momento de especular, la noche ya caía en la capital y el ensordecedor eco se comenzaba a sentir. Cada vez aparecían más personajes invadiendo la cancha del recinto, otros comenzando a llenar de a poco la galería, ornamentada con lienzos, uno exponiendo el gran tema del viernes, respecto al paro nacional por No+ AFP.

Se subían al escenario Machuca, quienes por muchos años fueron parte de los éxitos noventeros junto a los BBS, pronto se escuchaba ya el clamor de la multitud, entre ellos fanáticos cantando con todo el entusiasmo temas clásicos como “Corazón Desilusionado”, “Al Patíbulo” y “Olvidando”.

Es el tiempo de Rama y una fuerte camanchaca invadía el lugar, era momento de dejarse llevar por el sonido, en donde “Comunicar” hacía de muchos un ajuar de pubertad. A pesar de que no todos tenían apego de esta banda, habíamos muchos quienes por años hemos seguido cada presentación, esta vez una más sin decepcionar a su público, quien fielmente coreo todos temas.

Ya estaba todo el “chancho tirado” y la parrilla ya estaba a tono para lanzarse con uno de los platos fuertes, es el momento de Sinergia y la fiesta se arma. Mis respetos a esta gran banda no son solo por su calidad musical, si no por el alto nivel de consciencia social que siempre implantan en su puesta en escena, atravesando un crítico momento nacional que la agrupación no dudó en tomar en cuenta y hacerlo presente en las palabras de Don Rorro sobre las AFP y La Educación. Técnicos, fuertes y sandungueros, es como se puede describir la antesala que presentaron los del overol blanco, fanáticos de las Sopaipillas con Mostaza, amantes de la Mujer Robusta y exponentes del Síndrome Camboya. 

Llega al fin el momento que todo el Caupolicán esperaba, no es necesario hacer tanto preámbulo, solo destacar la gran masa de asistencia que se prepara para ovacionar a los cumpleañeros, suben al escenario entonces BBS Paranoicos, ante un monstruoso público que ruge con fuerzas Sin Salida, mientras un sin fin de imágenes comienzan proyectarse desde el gran Led que adorna el fondo del escenario. Comienza una línea de tiempo completa, diversa y cargada de clásicos y contemporáneos, una retrospectiva que no daría tregua ante el enérgico mosh que se comienza a gestar sin pudor en el centro de la cancha.

Los cuatro BBS Pedro, Juan, Carlos y Omar, observan con alegría el pintoresco cuadro que les entregaban cada uno de sus fanáticos, tras una oleada de surfistas que llegaban hacia adelante llevados por la marea incansable de manos, mientras sonaban Sonríe, De una Vez y Exorcismo, entre otros hasta llegar a las primeras palabras de “Oso” que agradecen la gran recepción y presenta Lo Peor de Mi, que fue seguido de un ovacionado y coreado Corazón al Barro que enmarcó una tregua con el criticado trabajo de estudio del 2007.

La retrospectiva de los 25 años de plata de la banda fue letal y no paró en sorprender, incluso con invitados especiales, como fue el momento en que Cedric y,  Alex(quien no tuvo reparos en señalar que se encontraba “dormido”) se sumaron al show, con una potente respuesta por parte del público, una postal magistral que quienes no la vivieron no podrían imaginar cómo gozaron los músicos con gestos y sonrisas atónitas, era el mismísimo apogeo de los noventas iRockers. Momentos históricos que pudimos apreciar no solo desde las imágenes y las diversas generaciones que se congregaron en este magnífico evento, fue un completo viaje al pasado que hizo vibrar a cada uno/a de los espectadores/as, nos dejó una rotunda satisfacción de lo que puede seguir siendo o mejor dicho volver a ser BBS después de esta hazaña.  El setlist original compuesto de 27 piezas llega a su fin con Vives/Mueres, pero es instancia aprovechada por la masa para pedir un encore, que para sorpresa de muchos vendría acompañado de 5 temazos, como lo son  Calla y Espera, Mentira, La Rabia, Tanto Insistir e Irreparable. 

Las palabras faltan para describir el gran éxito que significó este evento, que se vivió de forma enérgica desde el principio a fin, que superó las expectativas de la productora, del público y de las bandas, toda una fiesta del Punk y el Rock, además de agradecer la maravillosa convocatoria, podemos decir que la calidad de los músicos chilenos no desaparece con el tiempo y de BBS Paranoicos tenemos para rato, después de esa noche cualquier cosa puede seguir sucediendo.

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.