">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

El pasado sábado 14 de octubre, iRock presentó una nueva fecha de su ciclo Hecho en Chile, convocando en Bar de René a dos de las bandas que en Septiembre pasado, se sumaron a las celebraciones por los cinco años del portal en Espacio San Diego, me refiero a BERENJENA e HIJOS DE ALGO. Dos agrupaciones que desde distintas aristas rockeras van creciendo en este duro camino de hacer música en Chile, los primeros desde el blues y los segundos con una propuesta rockera directa al mentón.

Una jornada marcada en Santiago por el regreso de U2 al Estadio Nacional, sumadas las variadas chances musicales en distintos rincones de la capital, conforman un panorama complejo a la hora de congregar una buena cantidad de público, ávido de empapar sus oídos de buen rock chileno, compleja situación que complicó de alguna manera la asistencia en esta nueva cita en el mítico bar de barrio Italia. Sin embargo esto no mermó en la entrega de cada una de las agrupaciones, que con sendos shows demostraron la solidez de sus propuestas.

Berenjena, con una trayectoria que va por los 7 años, ha ido madurando su apuesta por el blues rock, con letras directas que en general nos hablan de la cotidianeidad, experiencias que podrían tener algo de autobiográficas con las que el oyente se identifica. El conjunto ofrece dentro de su breve intervención, un show intenso, repasando canciones de su primer disco “Bandita Emergente” y de su Ep 2016 “Así tal Cual”. Mario Molina en voz; Carlos Aros en Guitarra; Reynaldo Bravo en batería; Rafael Puccini en bajo y Rodrigo Basulto en armónica, formulan un trabajo en equipo cuyos resultados son positivos al exponerlo sobre el escenario, una lástima que la cantidad de público que llegó al bar en los minutos de su presentación, no haya sido la esperada, para apreciar y disfrutar de una propuesta, que si bien no es un torrente de innovación, pero sí de composiciones bien logradas, y ejecutadas con la pasión que siempre el blues y el rock requieren para tocar alguna fibra en los amantes del género.

Cerrando la noche y con un aforo más amplio, el power trío Hijos De Algo, liberan toda la potencia rockera que acostumbran. La banda compuesta por el bajista Daniel Robles (ex Silencio – La Danza de las Polillas), el baterista Mauricio Hidalgo (ex Weichafe) y el cantante y guitarrista Feliciano “Cachano” Saldías (ex Machuca- Zurdaca) se encumbran como una de las bandas en vivo más empoderadas en cuanto a sonido e intensidad. Tres músicos cuyas trayectorias individuales los convierten en referentes obligados del circuito, y que en conjunto aúnan fuerzas logrando cautivar a todo el que se enfrenta a sus shows. Si estos tres músicos en sí, ya transforman el ambiente en una dinámica explosiva de rock con agallas, se traduce al doble cuando se une el guitarrista Wofo Vergara en “No Puedes Perder” que posteriormente cede el lugar a Cler Canifrú para acompañar en las seis cuerdas en una sección donde nuevos temas como “Oscuridad” y una infartante interpretación de “Pon el Pecho” se entremezclaron con cortes del disco ‘Te Pillo Te Mato’. El plus sobre el escenario de Cler, es celebrado por el público, cuya participación se acopla perfectamente al conjunto, tanto como si fuera parte estable de la banda, que para el final nos tenía preparado un golpe sin anestesia con los dos invitados sobre el entarimado, arremetiendo con “Caliente” dejando el ambiente encendido y con ganas de que esto no termine, ante los pedidos del público nos regalan una explosiva versión de “Potente” de La Danza de las Polillas, la banda paralela de Robles.

Dos bandas que representan a un sinnúmero de agrupaciones chilenas independientes, que aun están en vías de crecimiento y ampliando su público, congregando fieles seguidores, que van alentando a que esto se siga desarrollando, a pesar de los obstáculos que se pueden presentar. Esto es rock hecho en Chile, y desde las entrañas.

 

Nota: Freddy Veliz / Fotos: Cristian Carrasco 

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.