">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

10 de mayo 2018, Teatro Nescafé de las Artes

Nota: Jorge Pérez Contreras | Fotos: Barby Box

 

Cuando hablamos de música, aparecen en nuestras mentes  miles de ideas etéreas, capaces de hilvanar melodías abismantes y modelar una sensibilidad que escapa a la razón del ser humano. Emociones  que, a su vez, provocan el ímpetu o la merma de quien las siente y manifiesta en su entorno.

Eso sucedió el pasado 10 de marzo en el Teatro Nescafé de las Artes, junto al integrante de Anathema y compositor Daniel “Danny” Cavanagh, el cual, compartió una velada magistral como solista, trayendo consigo un repertorio cargado de diversos estilos y poesía, que a su vez, es acompañado por su nuevo disco “Monochrome”, que le da el nombre a su tour por diferentes latitudes del orbe como centro y Sudamérica.

En el escenario, yacía un teclado, una guitarra electroacústica y pedaleras en el suelo que dieron efectos sublimes, entramando liberaciones de dopamina intensos en el público.

Puntual, “Danny” salió al escenario vistiendo semi-formal para la ocasión, con su cabellera rojiza-rizada que flotaba por acción del viento y con movimientos delicados de sus dedos en la guitarra, dio inicio al espectáculo con el tema “Springfield”, obra maestra de su banda madre que dejó extasiada a la audiencia y ocasionó melolagnia (excitación sexual producida por la música) entre los presentes; cada acorde, cada nota, cada efecto sintético, daba una atmosfera placentera erizando la piel y dejando sin habla. Le siguió “Untouchable pt.2”, que habitualmente es interpretada por Cavanagh y Anneke van Giersbergen, ex vocalista de The Gathering. La energía que emanó de esta canción fue tan potente, que un coro tenue y sentimental surgió del público, bajando la entonación de Danny y dejando que las voces siguiera el piano. A continuación, deleitó a todos con las notas musicales del tema “The Exorcist”, primer sencillo del álbum “Monochrome” y que, citando lo que dijeron los integrantes de Anathema, realmente hubiera sido el tema central  de este disco; por su métrica y composición como también por su sentimentalismo puro y esencia tenue que da gusto escuchar.

A estas alturas, Danny se tomó un respiro, agradeciendo al público, bromeando y dando gala de su maestría con la guitarra. Algo muy necesario para distender aún más el ambiente cálido y acogedor que se formó.

El show siguió y nos regaló “Are you there?”, covers de Pink Floyd “Another brick in the wall” y de Depeche Mode “Enjoy the silence”  que marcaron la nostalgia de todos los presentes, coreando cada palabra que decía Daniel. “The lost song pt. 2” volvió a dar la cuota de melancolía después de la degustación sonora descrita. Ya en ese momento, Danny supo que tenía a todos a sus pies y se dio el lujo de tocar un poco de Tool “Schism”, que por cierto avivó la algarabía y euforia intensa que se sintió en cada una de las butacas del teatro.

Ya pasadas las 22 horas, Daniel se tomó otro intertanto, siempre hablando con el público para pedirles canciones de las cuales interpretó pequeños estrofas  como “Hallelujah” de Leonard Cohen o alguna de su repertorio la cual no estaba preparada.

Cuando creíamos que estaba finalizando, nos deleitó con su cover acústico de Iron Maiden “Wasted years”, delicia absoluta para todos los amantes del heavy metal que mirábamos su interpretación.

Con un delirio absoluto y atiborrados de placer melódico, Danny nos animó a salir de nuestros asientos y colocarnos de pie para cantar y estremecer con él todo el lugar con la última canción de la noche “Untouchable pt. 1”, pidiendo palmas y que la gente cantara con él a todo pulmón para así, dar termino a uno de los conciertos más orgásmicos e intensos que he podido oír.

Fue una amalgama perfecta entre sonidos incitadores de lujuria y suaves caricias que produjeron una conexión mente-cuerpo  entre todos los que estábamos ahí. Una explosión de neurotransmisores que inundaron cada lugar de nuestro ser y que, sin lugar a dudas, se atesorará como una experiencia majestuosa para cada semejante que disfrutó con la buena música de Daniel “Danny” Cavanagh.

 

 

 

Comparte esta noticia
20

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.