Connect with us

Conciertos

Live Review | Deftones + Quicksand: Como El Ave Fénix

30 de mayo 2018 – Teatro Coliseo

Nota: Litta | Fotos: Cristian Carrasco

 

Gente de todas las edades y culturas se congregaron en esta final, fue la tercera opotunidad que para varios significó el primer reencuentro con la agrupación, banderas de paises hermanos y caras provioncianas eran parte de la bella fanaticada que desde muy temprano comenzó a repletar el espacio, generaciones y lazos unidos bajo la misma razón de ser, Deftones se presentaba por tercera y última vez y no habia pero que valiera…

Los primeros en montar su espectáculo fueron los fanáticos post-hardcore de NYC, Quicksand, quienes estuvieron en Chile durante estas tres noches de Deftones. Lanzando dos álbumes de larga duración en los años 90 antes de la disolución y parte de su nuevo repertorio, Quicksand se reunió en 2012 y desde entonces ha estado tocando espectáculos de manera esporádica. De acuerdo con lo que presenciamos el día final de esta trilogía, hay muchas esperanzas para el futuro de Quicksand.

Cuando Deftones lanzaba su disco debut en 1995, “Adrenaline”, el mundo del metal ya estaba viendo un cambio, uno que para muchos posicionó la apertura y formó la tediosa división que hasta el día de hoy vemos aflorar entre los oídos más testarudos, ya que las bandas que llevaban camisetas sin mangas, pantalones cortos anchos y pelo con púas redefinían el género, haciendo de él una de las falanges más dinámicas y populares de los grupos under de los 90’s. Mientras que los Deftones fueron los pioneros al poner el término “nü metal” en el mapa, fue Korn quien estuvo a la vanguardia del movimiento de rap / rock, y parecía que cualquier banda que tocara esa marca de música era injustamente comparada con ellos. Pero lo que esos críticos no se dieron cuenta en ese momento fue que Deftones llegarían a ser una de las bandas más importantes de las últimas dos décadas, y que eventualmente eliminarían la etiqueta nü-metal con un catálogo de música que desafiaba los estereotipos del género.

Fueron tres días en los que se apreciaron setlists magníficos, que deleitaron a cada público con una ruta diferente, el último dedicado totalmente a los nostálgicos y a pesar de la ausencia de clásicos tuvimos el privilegio de gozar con temas que no habían sido tocados desde su visita en el 2015. Aún estamos alucinando, claramente ya no son jóvenes, pero de alguna manera Chino Moreno se ha convertido en un líder más atlético y enérgico de lo que era en el apogeo de la banda, jamás había visto un nivel de energía como el entregado en la fría noche del 30 de mayo.

El perfecto recorrido comenzó con Headup, luego fue el momento de escuchar en vivo parte de su última producción, del  onírico “Gore”, Rubicon y (L) MIRL. El público en su mayoría pirañas queriendo devorarlo todo se movió en unísono con cada disparo y el momento de mayor frenesí se vivió desde la primera intromisión de la batería en My Own Summer, en donde vimos desatarse un oleaje supremo en la cancha del pequeño coliseo, con coros que acompañaron hasta el implacable Rocket Skates, que con puños en alto se manifestó el absoluto estribillo, el cual retumbó hasta el más lejano centímetro del teatro. Royal, el mágico homónimo Diamond Eyes y la preciosa calma de Beauty School nos transportaron al momento exacto en que vimos a Deftones  elevarse como el fénix y crear uno de los mejores álbumes de su carrera, luego del accidente automovilístico en 2008 que dejó al bajista Chi Cheng apenas consciente…

El legendario y espléndido sonido del “Around the Flur” volvía a escena, esta vez con la preciosa gema de finales de los 90’s, Be Quiet and Drive (Far Away) y la bipolaridad en los riff de MX, tema con el que quedó al descubierto una falla que ya habíamos vivido en otros shows realizados en este recinto, efectivamente la acústica del teatro provoca un delay que confunde en ocasiones al retorno con el eco, esto hace que los músicos pierdan la noción en la lírica y así fue como Chino en este tema ajustó una estrofa de más para desapercibir su desorientación.

Para fortuna de muchoa, el único encuentro que tuvimos con “Koi No Yokan” fue con la interpretación de What Happened to You? Y rápidamente retomamos la acción del “Saturday Night Wrist” con el ovacionado y cantado a todo pulmón, Hole in the Earth y el de la melodía cautivante, Kimdracula, temas que sirvieron como caldeo para lo que vendría. Como siempre lo mejor para el último, el final de esa noche será recordado por siempre como uno de los mejores cierres de jornada, clásicos tras clásicos de la primera etapa de Deftones nos regalaron estos Californianos.

El metafórico Pony Blanco arremetía con su aparición junto a RX Queen y un nostálgico cantico desataba las emociones, hasta que el silencio solicitado por el Chino tuvo un porqué sublime, nunca el comienzo de Change (In The House Of Flies) se había sentido tan emocionante como este miércoles, aunque muchos recordáramos la mágica puesta de sol en el 2015, el eco que provocó el minúsculo teatro hizo que hasta la última fibra corporal sintiera la profundidad y erotismo de este tema. Como un astuto preámbulo When Girls Telephone Boys, no nos anticipaba para nada que el efímero descanso de la banda nos traería tales regalos de la primitiva adolescencia, un tridente que estableció una nueva promesa para el futuro en la relación con nuestro público.  Teething, Nosebleed y el vacilón 7 Words concluyeron en la tercera noche una jornada que pasó a la historia, para muchos de los presentes una de las mejores y enérgicas presentaciones en nuestro país.

[gm album=947 module=photobox]

Written By

Esta noticia fue publicada por el área editorial de iRock.CL

Destacado

Conoce a: Davefreeze (Chile)

Artículos

Soulburner estrena nuevo single

Chile

Audiopsicotica presenta su nueva imagen con cover de Lucybell

Chile

Aqviles lanza su single “Radio en Alerta”

Chile

Advertisement
Connect
Suscríbete a #iRockCL