">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

13 de noviembre 2018 | Blondie

Nota: Nelson Silva – Fotos: Cristian Carrasco

 

Una banda de black Metal noruego en tierras sudamericanas, en el papel suena irónico, ¿cómo llego una banda del otro lado del mundo a tener un nicho de fanáticos por su música, siendo que la misma música se ejecuta en este lado del mundo por perseverantes músicos chilenos?

La globalización de alguna manera permitió hace décadas que el primer mundo exportara sus exponentes culturales a lugares en donde cualquier ejemplo de manifestación artística fue totalmente suprimida por décadas, quizá por ello Dimmu  Borgir la noche del martes 13 logró lo que cualquier banda profesional  pretende; conectarse con quienes hacen de ellos lo que son. Los noruegos hicieron su recorrido en el underground escandinavo a mediados de los años noventa, ejecutaron piezas de colección y sagradas para el Black Metal; “Stormblast” (1996) y “EnthroneDarknessTriumphant” (1997) a partir de ahí y de cierta masificación del Black metal en otro lugares del mundo, los noruegos en el nuevo milenio tuvieron el privilegio de estar en Ozzfest, una vitrina que muy bien capitalizaron, incluso ganándose el desprecio y la envidia de quienes no tenían la misma plaza para mostrar su arte.

Tras el espumante éxito de la banda en el primer decenio, la banda se tomó un gran descanso discográfico para editar en 2018 “Eonian” el disco que los  trajo de vuelta a Chile y al sonido que curtieron en los lejanos años noventa. ‘The Unveiling’ y ‘Interdimensional Summit’ dieron inicio al rito de los noruegos vestidos de riguroso negro y con las túnicas que hoy parecen ser elatuendo oficial de cualquier banda que pregone misticismo y oscuridad en su propuesta. La emoción de sus devotos fanáticos no se sintió hasta que desempolvaron del disco In SorteDiaboli (2007) ‘The Choosen Legacy’ y ‘The Serpentine Offering’ incluso la misma banda se vio más entusiasta tocando algunas de sus viejas canciones.

Shagrath que,  si bien los años le han dado una seguridad como el rey de la ceremonia, su voz en algunos instantes acusa recibo de años de exigencia, sin embargo no impidió que el frontman fuera adorado por su legión. ‘Gateways’ y ‘Dimmu Borgir’ fueron las elegidas de “Abrahadabra” un disco que de alguna manera mostró como Dimmu Borgir quería permanecer en el mapa del negocio a pesar de encontrarse en un momento adverso.

‘Council of Wolves’ and ‘Snakes y Archaic Correspondence’ continuaron con un setlist muy cargado Eonian lo que, demuestra como DM puede seguir adelante con su carrera sin temor de enmarcarse en su glorioso pasado. ‘Puritania’ e ‘Indoctrination’ trajeron de vuelta la algarabía de un público un poco reflexivo quizá un poco abrumado por el sofocante calor que se sentía al interior del clásico reducto capitalino. Además era imposible permanecer quieto tras la aniquilación sónica que fue escuchar las obras que grabó Nicholas Barker en batería en “Puritanical Euphoric Misanthropia”. ‘Progenies of the Great Apocalypse’ y ‘Mourning Palace’ cerraron un show corto en tiempo, pero intenso en su ejecución que, vale recalcar tuvo un buen marco de público, pese a que en otro recinto capitalino se presentaron los hermanos Cavalera tocando viejos éxitos de su EX banda.

Comparte esta noticia
20

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.