">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

Nota: Freddy Véliz    Fotos: Barby Box

Fates Warning + Nimrod + Fallen Symmetry.   9 de octubre 2018. Club Subterráneo

Este martes 9 de octubre por fin se saldaba la deuda con una esperada visita, que había sido esquiva, y probablemente no esperábamos para este año. Los norteamericanos Fates Warning, banda pionera en fundir el metal, la épica y lo progresivo llegó a Chile para mostrarnos su más reciente álbum, y resumir parte de su historia, llena de elogios, pero también de algunos traspiés, que la convierten en una banda de culto, que nunca despegó hacia los niveles de popularidad de Queensrÿche o Dream Theater, lo que no minimiza su tremenda calidad.

La baja popularidad de hecho, queda demostrada en que su debut se agendó en Club Subterráneo, cuya capacidad es pequeña, y no logró llenarse por completo. Al recinto, ubicado en el corazón de Providencia, llegó el fan más duro y amante de lo técnico, la mayoría de un rango etario mayor de 35 años, que esperó por lo menos un par de décadas para cumplir el anhelado sueño de estar frente a estas verdaderas leyendas.

La jornada sería extensa, con dos bandas encargadas de prender los fuegos. Los primeros en subir al escenario, fue la agrupación limeña Fallen Symmetry, quienes puntualmente a las 19:30 horas, comenzaron a despachar sus pergaminos musicales, que vienen ejerciendo desde el año 2011. Un sexteto con gran potencial, cuya propuesta enmarcada dentro del power metal, con varios matices asociados, es rauda y vertiginosa, por instantes pueden ser demoledores. Lamentablemente, la baja cantidad de público al momento de su show, mermó el ambiente, que se sintió un poco frío e ingrato con los peruanos , sumando también la falta de pulcritud en el sonido, cuyo alto volumen y sobre-saturación, no dejaba apreciar las virtudes técnicas del conjunto. Esperemos vuelvan por estos lados para mostrarnos un show más extenso, y que podamos apreciar de mejor forma.

Luego de un breve intermedio, una leyenda del metal chileno sería la encargada de seguir cimentando el camino para el plato de fondo. Nimrod, agrupación que integra el selecto grupo de los artífices del metal en Chile, suben al proscenio para mostrarnos, en un breve repaso de una carrera que tuvo su pausa de dos décadas, y que fue retomada para imponerse nuevamente como uno de los nombres más destacados del género en Chile. El conjunto liderado por el guitarrista Christian Irarrázabal, único miembro histórico del quinteto, nos infunde el poder del thrash más clásico, con matices  que los emparentan con el power metal, dados por la tremenda voz de su vocalista, quien domina un amplio registro, provocando una respuesta inmediata del público, que corea y acompaña a la banda en cada uno de los cortes con los que nos van acribillando en media hora aproximada de actuación. Hacia el final con el himno homónimo, Nimrod se baja del escenario cumpliendo con destreza y avalando sus pergaminos, a pesar de que, si bien en algo mejoró el sonido respecto al show de Fallen Symmetry, este no alcanzó la altura de lo esperable, aunque no mermó lo entregado por la histórica banda.

Con el correr de los minutos, se oye la intro para recibir a los legendarios Fates Warning, quienes arremeten con “From the Rooftops”, corte extraído de su más reciente placa titulada ‘Theories of Flight’ del 2016, y que ha recibido elogiosas críticas. La pieza, al contrario de lo que se espera para un inicio de show, siempre explosivo, comienza con una atmósfera reposada, que progresa a medida que avanzan los segundos, hasta llegar a un clímax máximo, para que de ahí en adelante nada los detenga.

Impresiona, como desde los primero acordes, el sonido de la banda estuvo muy por encima de lo que se vio con las bandas teloneras, un conjunto que se ve austero en cuanto a recursos escenográficos o tecnológicos, pero que logra entregar un espectáculo de  gran nivel, llevándonos a recorrer parte de su discografía desde el lejano ‘No Exit’ de 1988, hasta su más reciente placa de estudio.

El público denota un gran conocimiento de la obra de Fates Warning, coreando cada uno de los cortes que se iban sucediendo como “One” de ‘Disconnected’ (2000) o la tercera parte de la suite “A Pleasant Shade of Gray” de la gran obra conceptual del mismo nombre lanzada en 1997. A esas alturas los asistentes estaban rendidos ante la magnífica ejecución de monstruos como el tremendo guitarrista  Jim Matheos; el siempre efectivo bajo de Joey Vera, quien nos visitara en el mismo recinto hace algunos meses junto a Armored Saint; la aplastante técnica del baterista Bobby Jarzombek (ex Riot,  Ice Earth, Sebastian Bach) a quien viéramos acompañando a Rob Halford en sus dos visitas a Chile como solista; su complemento en las cuerdas Michael Abdow y el impresionante estado vocal de Ray Alder, que digámoslo, demostró estar por sobre varios cantantes del género y que tienen mayor notoriedad a nivel mainstream.

El mismo Adler, no podía ocultar su rostro de satisfacción al ver la respuesta del público, que nunca dejó de acompañarlo con puños en alto o coreando en sincronía con él, se dio el tiempo de agradecer y presentar a sus compañeros, recordándonos que Vera había estado hace poco ahí mismo, y gracias a él sabía que tendría un caluroso recibimiento, esperemos que sea un aliciente para verlos pronto de vuelta por acá.

El gran valor de Fates Warning, y que se escapa de otras bandas del estilo, es la capacidad para fusionar con precisión elementos del thrash, el power metal y lo progresivo, sin caer en figuras técnicas innecesarias, sino que cada una de sus composiciones están dispuestas en son de la música, creando melodías que invitan a corear, y hacen de su propuesta algo más cercana, y eso claramente quedó de manifiesto ayer, con un público receptivo y un grupo de músicos entregando lo máximo de sí, en completa conexión con los fans.

Un concierto intenso, que pareció ser mucho más abultado en cuanto a tiempo de duración, pero no duró más de una hora y media, aprovechada al máximo, y que a pesar de dejar fuera muchos temas que el público esperaba, este se retiró conforme con lo vivido.

Entre los momentos altos del set, podemos destacar la fuerza interpretativa del quinteto en piezas como “Seven Stars” o “Firefly”, para antes del encore nos impulsarnos a desgarrar gargantas con “Point of View”, dejando para el final el clásico “Through Different Eyes” de ‘Perfect Symmetry”(1989) y “Monument”, corte incluido en ‘Inside Out’, un disco menor dentro de la discografía de la banda, pero no por eso, menos interesante de revisitar.

Fates Warning es de esos conjuntos injustamente valorados por debajo de agrupaciones del estilo, siendo que su nivel no tiene nada que envidiar a bandas icónicas del género, a pesar de haber trabajado con productores tan imponentes como Terry Brown (Rush), nunca logró el reconocimiento masivo como las bandas nombradas. Y lo que pudimos apreciar, es que a pesar de esa desventaja, se mantienen en  la actualidad con una mejor salud, creativa y musicalmente hablando. Con una energía irradiada, que pareciera ser una banda novata, lo que plausiblemente nos lleva a creer que tienen mucho tiempo más por delante para seguir entregándonos su preciada existencia.

Set List:

1-From the Rooftops

2-Life in Still Water

3-One

4-A Pleasant Shade of Gray, Part III

5-Seven Stars

6-SOS

7-Pieces of Me

8-Firefly

9-The Light and Shade of Things

10-Another Perfect Day

11-Silent Cries

12-The Ivory Gate of Dreams: VII. Acquiescence

13-The Eleventh Hour

14-Point of View

Encore:

15-Through Different Eyes

16-Monument

 

Comparte esta noticia
20

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.