">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

9 de octubre – Teatro Caupolicán

Por Jorge Pérez Contreras – Fotos: Carlos Müller

 

Unanheladoshow se vivió ayer 9 de octubre en las independencias del teatro Caupolicán. Increíble asistencia de público mayor de 20 años,colmó la galería, palco y cancha para presenciar un nutrido y renovado concierto del quinteto escoces Franz Ferdinand, los cuales, con su últimodisco “Alwaysascending” lanzado en febrero de este año, manifestaron que su estampa crece revitalizada.

Pasadas las 21 horas, los integrantes de la banda no se dieron a esperar y comenzaron con “Glimpse of love”, “Lazyboy” y “No yougirls” sin dar respiro entre temas que, aunque no fueras un fiel seguidor, tu cuerpo mismo pedía seguir el compás de las canciones bailando al unísono con el juego de luces verdosas, rojizas y azuladas, creando una atmosfera íntimamente excitante que iba creciendo al correr los minutos.

Siguió el turno de clásicos como “Do youwantto” o las coreadas por todos “Thedark of matinée” y “Take me out” donde el público ya desatado por la locura, demostraba el cariño y fanatismo por la banda al alabar la magistral voz de Alex Kapranos.

Kapranos, eufórico por la grata demostración de cariño del público santiaguino, interpretó a la audiencia el  recordado tema “Ulysses” antes de tomar un merecido descanso. Fue aquí donde la gente pedía mucho más de Franz Ferdinand, en el sentido de que no podían creer que la hora hubiese pasado tan rápido por tan buen show presentado.

Un par de minutos bastaron para que los cinco integrantes volvieran recargados e interpretaran “Slowdon’tkill me slow”, “Alwaysascending” y una canción inesperada, ya que no estaba en el setlist de la banda, “Outsiders”. Ya llegando al final, entre los acordes se hicieron presentes“The fallen” y “ThisFire” donde el público coreaba estrepitosamente “Burnthiscity, burnthiscity”cuyo punto álgido fue el recibimiento que obtuvo Kapranos al arrojarse sobre los presentes entre un mar de brazos y manos incontrolables, mientras terminaba la noche de una de las bandas Indie más queridas en el mundo.

Fue una noche de recuerdos añejos que sucumbieron al sonido característico de esta banda. Se escuchó a viva voz de los presentes que las casi dos horas que duró el concierto pasaron como si solo fuera una sola.

Se podría decir que no importó la poca puesta en escena, más bien “ellos fueron” la escenaque esperaba la muchedumbre santiaguinaentre sonidos frescos y antiguos, y sucumbir así a la euforia de una de las bandas que pisaron fuerte el año 2001.

Tal como lo dijo Kapranos: “Aunque hayan pasado años, siguen siendo los mismos” y fue así, siguen con una presentación auditivamente impecable, siguen con su sequito que va en aumento, siguen con su sonido Indiepop/rock y lo más importante, siguen creando música que se agradece por lo buena que es. 

Comparte esta noticia
20

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.