">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

9 de marzo 2019, Teatro Caupolicán

Nota: Andie Borie – Fotos: Créditos: Carlos Müller – Lotus Producciones 

 

El 2018 estuvo lleno de grandes conciertos y claramente el show de New Order, agendado para el 21 de noviembre era uno de esos esperados shows, sin embargo, tras una abrupta cancelación (con la banda ya en Chile), la banda nos da el punta pie a uno de los primeros conciertos internacionales de este 2019.

El sol se estaba agotando y la calle San Diego se llenaba cada vez más de oscuros fans adulto-joven de New Order y Joy Division, poco a poco el Caupolicán se va llenando y al momento de que se apaga la luz, nos transportamos a un silencioso lugar con un video en las pantallas en blanco y negro de saltos ornamentales, las que a los pocos minutos dan el inicio oficial de la cuarta visita a Chile del quinteto británico.

El público con más gritos que saltos recibe con fuerza a New Order y “Singularity” es la canción que abre esta gran fiesta, y a pesar de que es de su más reciente álbum “Music Complete (2015)” se lograba oír un coro en la cancha acompañado del clásico desalojo de energías del primer tema de un concierto. Luego vino “Ceremony”, y desde temprano empezamos a extrañar la falta de Peter Hook, sin embargo, pese que no logra el mismo efecto, Chapman, no se queda atrás.

Empiezan a sonar lo clásico con “Age Of Consent”, y con un Caupolicán en un 90% lleno apróx. se empieza a convertir cada vez más en una pista de baile seducida por un fino rock ochentero; otro tema de su más reciente entrega empiezan a tocar, “Restless”, y nuestro querido Bernard Sumner, el cual se notaba algo cansado o tal vez simplemente más viejo, agradece la paciencia y la presencia de su aplazado concierto.

 Los momentos se siguen sumando con “Crystal”, “Academic” (con la continuación del Music Complete) y “Your Silent Face”, el público se empieza a polarizar,  está entre uno muy estático, casi hipnotizado con las coloridas y no tan coloridas visuales, mientras que otro sector no deja de bailar aunque sea con la cabeza y los ojos cerrados, fluyendo con los cansados movimientos pero potente sonido de los británicos.

Ya en “Tutti frutti” el Caupolicán se vuelve una zona de baile y efervescencia adolescente, lo que no se detiene con “Subculture”, “BLT” y “Vanishing point”. No obstante, en “World” volvemos un poco al público polarizado, ya que nos encontramos con un video protagonista con luces bajas y un plano secuencia que nos despegó de la banda por al menos cinco minutos.

Vamos terminando está abochornada noche de verano con el clásico “Blue Monday” y “Temptation”, donde Sumner nos alentaba a cantar más fuerte y el público no se hizo de rogar. El quinteto abandona el escenario para que en poco tiempo volvieran a hacernos una gran pregunta: ¿Hay público de Joy Division aquí? En aquel instante el azulado y oscuro público se derritió con las interpretaciones de “Atmosphere” y “Decades” de Joy Division, para luego cerrar con un calcado “Love Will Tear Us Apart”, con imágenes oscuramente características de Ian Curtis, brindando un conocido y reconocido homenaje.

Un concierto dividido entre el rock y la electrónica, éxtasis y reflexión, baile y contemplación, New Order pone el cierre a su exitoso cuarto concierto en nuestro país y nos vamos con un corazón adolescente, azulado y con dos horas de música en desorden.

Comparte esta noticia
20

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.