">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

Iggy

10 de octubre 2016 | Movistar Arena

Nota: Karla Ojeda | Fotos: Claudio Poblete

 

Si el metal tiene entre sus grandes a Ozzy, el Punk tiene a Iggy y así quedó demostrado ayer en el Movistar Arena, en donde un singular hombre de casi 7 décadas dejó comprobado que el Punk no ha muerto.

Con dos diversos teloneros se da comienzo a la jornada musical de este 10 de octubre en el Movistar Arena, en lo que es la antesala al show de Iggy Pop. Con una presentación de calidad, Anita Tijoux frente a un no tan repleto Movistar, da la patada inicial para la gran noche, luego con una escenografía bastante singular, los británicos de The Libertines se suben al escenario, con un no tan corto show que deja al público asistente completamente activo, gracias a temas como; The Delaney, Heart of the Matter , Gunga Din y Can’t Stand Me Now entre otros, finalizando su show telonero con Don’t Look Back Into the Sun, es así como Pete Doherty, Carl Barât, Gary Powell, John Hassall, Johnny Borrell, Steve Bedlow y Paul Dufour se despiden entre gritos y aplausos, recíprocamente Pete  y Carl,  lanzan al publico dos pedestales con micrófono y todo, de esta forma dan finalizada su maniática presentación.

Se deja caer una cortina de plata brillante, encargada de recrear el ambiente disco de la locura retro, que además nos hace pensar en el fantástico Bowie, con un juego de luces que vimos anteriormente funcionar con The Libertines, salen al escenario a eso de las 21:30, Iggy y compañía. Dan el vamos a la gran noche con uno de los clásicos más recordados de The Stooges, es entonces “I Wanna Be Your Dog”, el elegido para el inicio de una presentación que se caracterizaría por la velocidad y la energía del Punk de la “vieja escuela”.

Posteriormente el show continuó con un energético e impecable sonido, caracterizado por los excéntricos movimientos de Iggy retocados por varios baños de agua mineral, quien en ningún momento paró de moverse al son de clásicos como The Passenger,  Lust For Life, Five Foot One, Sixteen y Skull Ring, para luego retomar otro conocido éxito de The Stooges, 1969, tema que hizo bailar a toda la cúpula. El espectáculo siguió con una calidad vocal esplendida, que sin importar los claros vestigios del tiempo en el cuerpo de la “Iguana”, nos replanteó a muchos que, Iggy hay para rato. Quizás muchas personas nos fijamos en su imperfecto físico, pero, ¿Cuándo Iggy ha sido “bonito”?

Comienza Sister Midnight, canción que me remontó al departamento que compartían con David en los 70´s y en lo personal fue como escuchar “Red Money” de fondo, después de esa nostálgica nube, prendernos con el mítico cover Real Wild Child (Wild One) de Johnny O’Keefe & The Dee Jays, que provocó el desenfreno en los asistentes, posterior a eso no hizo vibrar al ritmo sensual de Nightclubbing, en donde la música hizo de lo suyo y perfeccionó una atmosfera de club nocturno. Some Weird Sin, es entonces el encargado de sacudir nuevamente a las almas “Bowieanas” presentes, en donde muchos bailamos evocando la visita de Ziggy en nuestras sonoras mentes. Finalizando el primer tiempo, Mass Production, se tira de lleno con todo a la parrilla acústica y nos deleita con un sonido perfecto, una voz estratosférica que nos dejó en un completo estado gravitacional, conectándonos a la letra que rápidamente nos contextualizaba a una fase infernal.

Comienza una pausa con gusto terminable, que no duraría ni cinco minutos, rápidamente comienza una segunda tanda de temas  con un potente y “old school”  Repo Man, que nos envía al cinéfilo ambiente punk de de Los Ángeles, termina el perspicaz tema y nos adentra de lleno a la época de The Stooges, salvo por Gardenia, tema de su nuevo álbum Post Pop Depression (2016). Es así como no nos deja salir hasta el final, tocando como en la dorada era, las canciones; Search and Destroy , Down on the Street, Loose, Raw Power y No Fun , pertenecientes a los clásicos discos, The Stooges del 69’-Fun House del 70 y Raw Power del 73.

Enfatizar además, que al igual que en el concierto de Lima, Iggy pidió que dejaran subir a un fanático que cruzando la barrera sin buen resultado fue rápidamente sacado, pero que gracias a la intervención del músico que incluso hizo parar la música, fue dejado en libertad, para así reunirse en el escenario junto a otro “fan”, así disfrutaron la compañía e incluso uno de ellos se dio el lujo de tomar una “selfie” con el cantante.

Es así iRockers, como una jornada cargada de Punk, Rock y Post Punk, nos ensordeció anoche en lo que fue la visita del gran Iggy Pop en Chile.

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.