">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

10 de agosto, Espacio San Diego

Nota: Freddy Véliz

Fotos: Kuervos del Sur por Sebastián Domínguez / Hijos de Algo Por Cristian Carrasco

 

Hace exactamente un año, Kuervos del Sur se presentó en el Teatro Teletón en un concierto de antología, que quedó plasmado en un dvd y disco en vivo, lanzado en Club Blondie hace algunos meses atrás. Este viernes 10 de agosto, el conjunto quiso celebrar este primer aniversario convocando a sus seguidores en Espacio San Diego para una nueva edición de La Peña de los Kuervos, instancia tradicional de la banda que viene desarrollando desde sus inicios, cuando la realizaban en una antigua casona del barrio Brasil, un evento totalmente autogestionado, donde se reúnen bandas amigas, junto con venta de bebestibles, sandwiches, completos, etc. Esta vez el conjunto curicano invitó a esta celebración a los potentes Hijos de Algo, un súper cuarteto conformado por Daniel Robles (Silencio, La Danza de las Polillas) en bajo, Feliciano “Cachano” Saldías (Machuca, Zurdaca) en voz y guitarra, Mauricio “Negro” Hidalgo (Weichafe, La Mala Senda) y la recientemente incorporada Cler Canifru en guitarra.

El encuentro desde el comienzo, se vislumbró que sería una velada intensa, el público paulatinamente fue invadiendo cada rincón, desde el sector del escenario, hasta el patio interior de este particular establecimiento. El primer espolonazo rockero lo dio Hijos de Algo con un show enérgico y sólido. El conjunto hace rato viene mostrándose como una verdadera aplanadora en vivo. La incorporación de Cler Canifrú, le da más libertad a Feliciano desde su posición de frontman, que puede moverse con mayor soltura en el escenario, tomando la guitarra solo en canciones puntuales. La banda muestra parte de lo que será su segundo disco de estudio, y lo que pudimos apreciar es que, siguiendo su línea de rock directo y a la vena, contendrá temas que ya en vivo suenan aniquiladores, con Saldías desgarrando su garganta con furiosa actitud.

La banda nos entregó gratas sorpresas, con la inclusión de temas que no acostumbran a revisar de las anteriores bandas de sus integrantes. Si bien “Olvidando” de Machuca, es permanentemente incluida en los shows, Robles e Hidalgo han evitado remitirse a sus ex agrupaciones, pero esta vez rompieron la regla y con el clásico “Sangre” de los recordados Silencio, más “Tierra Oscura del Sol” de Weichafe, el recinto casi se vino abajo, con los asistentes coreando al borde de las lágrimas.

Hijos de Algo son especiales, es un conjunto que refleja un fuerte lazo de amistad entre sus miembros, no hay tensiones y se desenvuelven con relajo, logrando expulsar demonios, concentrándose en la música y pasarlo bien con su público, eso es maravilloso, y cada uno de sus shows son una experiencia de confraternidad, que los hacen imperdibles.

Cerca de la 1:00 a.m. los anfitriones Kuervos del Sur tomaban posiciones en el escenario, con un local atiborrado, es increíble como el conjunto ha crecido, tanto musicalmente como en nivel arrastre. “Todavía”, “Vendaval” y “El Vuelo” fue la triada que encendió los primeros minutos de un show que no bajó su intensidad en ningún momento. Como acostumbran, nos envuelven en un cúmulo de fascinantes emociones, que nos representan como país, desde el rescate de nuestra raíz cultural, comprometidos con la causa mapuche y el cuidado de nuestra tierra, y el público responde en cada momento, con gritos y cánticos en una fiesta que se transforma en imborrable.

El compromiso social es tácito en la banda y nos cuentan algo de su experiencia visitando a la activista chilena Anita González de Recabarren, una de las mayores luchadoras por los DDHH en Chile, cuya familia fue víctima de la dictadura, con varios integrantes de los que nunca supo su paradero. Anita González a fines de julio cumplió 93 años, y recibió a parte de la banda en su casa, quienes le dedicaron algunas canciones en un momento de mucha emotividad humana, su salud no la mantiene en un buen estado físico, pero su mente se conserva sana. A ella le dedicaron parte del repertorio de esta presentación, donde tampoco faltó el sentido homenaje a Violeta Parra con “Rayo Violeta” o el apoyo a la causa mapuche con la fenomenal “El Indio”. Cortes imprescindibles como “Cometas”, “Cenizas” , “Luminoso” o “Hasta Poder Respirar”, estás dos últimas, con la participación de Feliciano Saldías de Hijos de Algo.

Una noche para recordar, por lo intenso, la calidad sonora y las mil emociones vertidas por la música de dos bandas que han demostrado desde siempre un compromiso por el rock con profesionalismo, calidad y una energía que traspasan al público, que se rinde en un vendaval de cantos, correspondiendo con merecidos aplausos y arengas, por la entrega y energía que desatan en vivo. La Peña de los Kuervos, se puede definir como un encuentro de música, pero también de reconocimiento a lo nuestro. Y ayer ese reconocimiento por parte del público se cumplió con creces.

Comparte esta noticia
20

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.