">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

Estuvimos presente en la última presentación de Primus en Chile, show que además tendría una misión especifica, tocar por completo el primogénito “Frizzle Fry”


 primus

5 de marzo 2017 | Teatro Cariola

Nota: Freddy Veliz O. | Fotos: Mauricio Donoso

 

Cuando en 1990 el mundo descubre a Primus a través ‘Frizzle Fry’, su primer disco de estudio, fue un verdadero golpe a la lógica y/o a la razón. Mientras el metal estaba en caída, y el rock alternativo comenzaba a desenfundar sus primeros cartuchos noventeros, Primus ataca con una propuesta que llamó la atención de sectores que iban desde los amantes del metal extremo hasta los exigentes oídos progresivos, sin dejar de lado a ese sector que comenzaba a ser seducido por la cruza de funk y metal de bandas como Red Hot Chili Peppers o Faith No More. Primus aunaba todo eso y más, convirtiéndose rápidamente en una de las agrupaciones más llamativas e innovadoras de la época.

Bastante agua ha corrido durante estos años, el trío ha visitado en tres ocasiones nuestro país, y si bien sus últimas obras no han sido tan destacadas como las primeras cuatro esenciales, la vigencia la mantienen gracias a que su música trasciende las modas y el tiempo. Ellos se han encargado de mantener viva su historia, a pesar de los cambios sufridos en alguna época y al desgaste creativo que generalmente sufren los artistas con el paso de los años.

Esta vez regresaron a Chile para realizar un show en el Teatro Municipal de Santiago, que por la alta demanda de entradas se multiplicó por tres, más un show extra en el Teatro Cariola, donde prometieron interpretar ‘Frizzle Fry’ en su totalidad, lo que estimuló a muchos a no perderse esta exclusiva oportunidad que se presentaba, en especial para los que no alcanzaron o no pudieron conseguir tickets en el principal escenario operático del país. En esta cuarta presentación estuvimos para contárselas.

Con un aforo completo, Les Claypool, Larry LaLonde y Tim Alexander se toman el escenario del Teatro Cariola para desenfundar clásicos que el público recibe con devoción. Partiendo con “Those Damned Blue-Collar Tweekers” extraída de una de sus máximas obras (‘Sailing the Seas of Cheese’ 1991), para recorrer éxitos inconfundibles como “Wynona’s Big Brown Beaver”, “My Name is Mud”, “American Life” o “Lee Van Cleef” entre otras. Mientras la ferviente fanaticada se enfrasca en algunos mosh, o se deja llevar por el groove constante que posee la infranqueable base rítmica de los estadounidenses, van aflorando algunos detalles en el sonido que delatan una vez más la mala acústica del lugar (reverberación), además del poco control con la definición de cada una de las partes, por momentos la voz de Les Claypool se perdía tras el muro instrumental, al igual que la guitarra de LaLonde. Finalmente eso parecía no importar a gran parte de la audiencia que se entregaba sin condiciones al esquizoide planteamiento musical de Primus.

Claypool se lleva la mayoría de los aplausos, su técnica avasalladora desde las cuerdas graves, cual discípulo de Jack Bruce, Chris Squire, Jaco Patorious o Geddy Lee, desarrolla un rol protagónico de su instrumento, explotando al máximo los recursos, y elaborando una de las propuestas más cautivantes de los noventa, siendo un referente de la búsqueda y la innovación, con claras influencias de Frank Zappa y lógicamente Rush en el formato de trío y en esa relación que cada uno de sus integrantes tiene con su instrumento, exploradores de sonidos y dueños de un estilo propio.

La puesta en escena destaca por una gran pantalla led de fondo donde se van proyectando imágenes animadas, relacionadas con los videos de cada uno de los cortes que van presentando, los músicos quedan reducidos a una silueta que contrasta con ese gran telón, impidiendo ver mayores detalles físicos de cada uno, generando una conexión directa con la música y con la siempre lúdica temática de los norteamericanos. Y esa fijación por la animación queda reflejada en el intermedio, en el que se programan tres capítulos clásicos de Popeye. Mientras la banda descansa y el público busca refrescarse, las aventuras de Olivia, Brutus y el marino come espinacas intentan hacer más amena la espera, lo que se logra a medias, debido a que se hizo un poco extenso el esperar casi veinte minutos para el regreso del trío al escenario, enfriando en demasía el ambiente que se vivía.

Para la segunda parte se vino lo prometido por Les y cía., la interpretación íntegra de “Frizzle Fry” que hace un mes cumplió 27 años desde su publicación. Mejorando considerablemente el sonido, la agrupación nos hizo retroceder a esos tiempos en que irrumpían con su experimentación sonora, que ha tenido admiradores, pero también detractores, muchos de estos últimos han cuestionado el exacerbado uso de recursos del bajista, acusándolo en reiteradas ocasiones de pretencioso, por su afán infinito de salirse de los límites, límites que sus más fieles seguidores esperan que siga quebrantando.

Un regalo que los fans atesorarán por bastante tiempo, nunca esperaron se cumpliera, y por la lealtad demostrada en el triple sold-out del Municipal, sacaron el premiado dentro de una gira donde esta revisión no estaba contemplada. Desde “To Defy the Laws of Tradition” hasta “Harold of the Rocks” el segmento fue de máxima intensidad, Tim Alexander durante todo el concierto demuestra la solidez de un músico de excepción, creando una base sincopada perfectamente complementada con la locura de Claypool. “Too Many Puppies”, “Mr Knowitall” y “John the Fisherman” fueron los puntos altos de esta segunda parte que una vez finalizada, la banda se despide con un encore interpretando la psicodélica y extendida “Southbound Pachyderm”.

Un reencuentro esperado, con una banda que solo nos había visitado como invitado de Faith No More el 2010, y luego en el marco del Festival Maquinaria el 2011 y RockOut Fest el 2014. Nunca con un show en solitario, y ahora sin premeditarlo, nos ofrecieron cuatro conciertos que entrando de lleno al 2017 se convertirán indudablemente en uno de los grandes hitos del año.

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.