Connect with us

Conciertos

LIVE REVIEW | REACTION FEST CHILE 2014: Apostando por el metal

RACTION FEST 2014

CHILDREN OF BODOM + REVAMP + ALL TOMORROWS + BREAK.DOWN

29 DE MAYO 2014 | TEATRO CAUPOLICAN

All Tomorrows - Foto: Diego Mena

All Tomorrows – Foto: Diego Mena

El metal en Chile tuvo otra oportunidad de ser partícipe de un festival con un cartel potente, donde confluía el trabajo de dos bandas nacionales que se han ido armando una carrera en ascenso en el circuito chileno y dos agrupaciones europeas de renombre. Lamentablemente la respuesta, en cuanto a convocatoria no fue la esperada, y tal como lo hemos venido experimentando desde hace un tiempo (basta con remontarse a las tres ediciones de The Metal Fest), parece que para la gran mayoría de los fanáticos de las guitarras afiladas, el entusiasmo no pasa más allá de un Iron Maiden, Metallica o Slayer, por nombrar algunos. Cuesta entender que se desaprovechen oportunidades como esta, cuando las quejas abundan y las solicitudes de festivales de nivel europeo en nuestro país, repletan las redes sociales.

Veo difícil una segunda edición de The Reaction Fest, ignoro si los productores estarán dispuestos a apostar por una continuidad, si el metalero promedio no demuestra el interés necesario. Bueno, los que no fueron, se perdieron un evento impecable y de niveles superiores.

La cita estaba contemplada para abrir los fuegos a las 19:00 hrs, con los nacionales Break.Down, lamentablemente la entrada para prensa se permitió una vez terminada la actuación de la banda oriunda de la quinta región.

A las 19:35 y con la cancha del Teatro Caupolicán a menos de la mitad de su capacidad, ALL TOMORROWS se arrimó al escenario para despachar un explosivo arsenal de estructuras milimétricamente pensadas para reventar nuestros oídos, con una puesta en escena sencilla, potenciada por una efectiva iluminación, la agrupación nacional comandada por Pepe Lastarria en algo más de 40 minutos revisó parte de su discografía. “Kismet”, “Apophenia” u “Opilion” pasaron como una aplanadora sobre las cabezas de los que llegaban al recinto de San Diego. Por momentos la música de los chilenos nos hizo sucumbir en estados hipnóticos gracias a la complicidad del baterista Pablo Martínez y el acechante Oscar Arenas en el bajo, quienes logran una densa base para que Lastarria y Pasternak construyan sus amenazantes muros sonoros. Un verdadero lujo tener bandas como All Tomorrows en Chile.

La pista central del teatro comenzaba a recibir paulatinamente a más fanáticos, que llegaban exclusivamente para ver a los europeos, repitiéndose la pésima costumbre nacional de pasar por alto lo nuestro, y cuando el reloj marcaba las 20:45 hrs, Arjan Rijnen, Jon Otto, Matthias Landes, Ruben Wijga y Henk Vonk suben al escenario para comenzar con las primeras notas de “The Anatomy of a Nervous Breakdown: On the Sideline”, ad portas la espigada Floor Jansen aparece en escena para robarse la miradas y admiración de los presentes, quienes la ovacionan al instante. Las cabelleras comienzan a sacudirse, a experimentar y empaparse del peso de las guitarras y la versatilidad vocal de la holandesa, quien acusó algunos problemas en el retorno, se notaba incómoda, y su voz se escuchaba algo desencajada. Rápidamente y pegada la banda prosigue con “The Anatomy of a Nervous Breakdown: The Limbic System” para que Jansen terminara saludando y agradeciendo al respetable.

Si bien no podemos dejar de destacar la solidez de la banda que es dueña de una performance muy potente, donde se entremezclan

Revamp | Foto: Diego Mena

Revamp | Foto: Diego Mena

variantes que van de un metal tradicional a largos pasajes sinfónicos con guiños a lo progresivo, Floor Jansen inevitablemente es la protagonista. La atención se centra en su desempeño, que va tomando notoriedad mientras avanzan los minutos y los problemas técnicos se van solucionando. Vestida de falda y corset de cuero, luciendo sendos tatuajes en sus brazos, interactua con el público, y no duda en sacudir su cabeza cuando la fiereza de la base rítmica lo amerita. ¡Rica! gritan   desde la audiencia luego de pasar “In Sickness ‘Till Death Do Us Part: All Goodbyes Are Said”, ella agradece estar de vuelta después de casi una década de su paso por Chile junto a After Forever, la banda que la vió nacer en el mundo del meta, antes de arremeter con “Wild Card” tema que da nombre a la segunda placa de ReVamp.

“Kill Me with Silence”, “Precibus” y la más reposada “Sweet Curse” mantienen el hilo conductor de una noche que se vivía intensamente, recibiendo una bandera chilena y registrando personalmente con su cámara al público que levantaba los puños aprobando el excelente show brindado. Con “Million” y la perfecta “Distorted Lullabies” se llegaba a momentos de alto rango, que no se detienen para continuar con la celebrada “Here’s My Hell” y la coreada “Head Up High”.

Luego de un alto Floor retrocede a sus años con After Forever y se despachan una gran versión de “Energize Me”, además nos recuerda que el próximo tema es uno que grabó con la colaboración de Devin Townsend, a lo cual ya adivinamos que se trata de la tremenda “Neurasthenia” tercera parte de “The Anatomy of a Nervous Breakdown”, nos tenían, a estas alturas, sin aliento. Para la parte final la banda se despide con “In Sickness ‘Till Death Do Us Part: Disdain” y “Wolf and Dog” donde aplican correctos coros pregrabados para mantener la atmósfera de la versión de estudio.

La versátil cantante demostró con creces el porqué está considerada entre las voces femeninas más importantes del metal internacional, su versatilidad vocal donde las notas líricas se desplazan por diversos rangos llegando a oscuros y macabros growls que no dejan indiferente a nadie. La banda al completo se despidió bajo los más que merecidos aplausos, en un debut que dejó al público satisfecho y cargado de energía para lo que nos aguardaba más adelante.

Los finlandeses de Children of Bodom tienen un gran séquito de seguidores en nuestro país, al que llegaban por quinta vez. Recordemos que su última visita fue el 2011 en el mismo recinto de San Diego. Esta vez venían presentando su más reciente trabajo titulado “Halo of Blood”, y así nos lo recordaban, cuando en el fondo del escenario se expande el telón con la imagen de la portada de esta producción del 2013.

A las 22:30 se apagan las luces y “Sixpounder” que ensalza desde el comienzo los ánimos y los primeros mosh pit que se acentúan con la magnánima “Living Dead Beat”. Alex Laiho con su ESP apoyada en su muslo y el mástil apuntando al cielo va entregando su performance de afilados punteos y demoledores riff que calan en lo más profundo de los que comienzan a envolverse en la revuelta humana en el centro de la pista.

“Bodom Beach Terror” aumenta el caos en el interior del teatro, y es recibida por los fanáticos con toda la pasión que despierta un buen show de metal. El efectivo Jaska Raatikainen tras la roja y portentosa batería marca los tiempos con precisión cronomética.

Children Of Bodom | Foto: Diego Mena

Children Of Bodom | Foto: Diego Mena

Había por momentos una sobresaturación en el sonido, pero se notaba que para el público presente eso pasaba a segundo plano, y no existía descanso con el turno de la excelente “Halo Blood” ni “Scream of Silence”, menos con “Hate Crew Deathroll” en la queel público se abre en circulo y cual batalla campal, se abalanzan unos a otros para provocar el más intenso mosh de la jornada.

“Lake Bodom”, “Dead Man’s Hand on You”, “Are You Dead  Yet”, “Blooddrunk”, “Towards Dead End” acribillaban con cero mesura, inyectando dosis de sonoridades filosas y metálicas en nuestros tímpanos, que soportaban tan demoledor espectáculo.

No hizo falta repletar el Caupolicán para que este se cubriera de efervescencia, porque la propuesta de los oriundos de la ciudad de Espoo, llenan cualquier vacío, y su público así también o hizo sentir, como un protagonista más de la jornada.

Con “Hate Me”, “Everytime I Die” y “Downfall” la banda deja el escenario en medio de los mutilados comensales.

La lluvia que no cayó en Santiago, se hizo escuchar en los truenos de la  intro macabra para recibir la penetrante “In your Face”, las cinco horas no vislumbraban cansancio en el público que continuaba saltando y arremetiendo con los últimos pit de la noche.

Llegando a la medianoche, esta primera versión (espero no sea la última) de REACTION FEST llegaba a su fin, y nosotros, los receptores, quedamos con la satisfacción de haber sido testigos de un evento de gran nivel , en cuanto a line up y organización, ahora la deuda es de los que no fueron, ese público que muchas veces implora, pero que al momento de demostrar esa vehemencia y devoción, no responden con la misma convicción.

Review: Freddy Veliz O.

Fotos: Diego Mena

[nggallery id=185]

[nggallery id=184]

[nggallery id=183]

 

 

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

[Live Review] Meshuggah: Abatidos por el coloso sueco

Conciertos

All Tomorrows se suma a los conciertos de Meshuggah en Chile

Conciertos

Live Review | SABATON: El regreso del batallón escandinavo

Conciertos

ReVamp anuncia su fin

Metal

Advertisement
Connect
Suscríbete a #iRockCL