">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

13 de abril 2018 | Club Blondie

Nota: Freddy Veliz | Fotos: Jimi Cares

 

Ayer viernes vivimos una jornada de sonidos extremos en Club Blondie. El motivo principal de este encuentro fue el lanzamiento oficial en vivo del cuarto larga duración de la banda nacional Recrucide, quienes pregonan el mensaje del metal desde hace más de dos décadas, convirtiéndose en la actualidad en un referente obligado en nuestro país. The Cycle, es el título del álbum editado el año pasado, y que en primera instancia sería lanzado en octubre del 2017, pero problemas con la patente del nuevo Rock y Guitarras, punto donde se realizaría el concierto, obligó a postergarlo y cambiarlo de recinto.

Para que la celebración fuese en grande, Recrucide invitó a tres bandas para reventar las profundidades del histórico local santiaguino. Éntomos, Audiopsicotica y Nuclear serían los encargados de ir nutriendo de adrenalina la velada, desde las 19:00 horas.

Éntomos, la banda más joven del cartel, fueron los encargados de dar inicio a este encuentro a una hora compleja en día de semana. Los límites de horario del Club Blondie, obligan a estructurar los shows desde temprano, lo que muchas veces termina perjudicando a los primeros. Sin embargo, el conjunto contra la escasez de público, demuestra su profesionalismo, y en media hora desata un explosivo momento de metal extremo con matices progresivos y vanguardistas. Concentrados en mostrar su álbum ‘Disidencia’(2017), el cuarteto abre camino con los primeros y caóticos riffs de la tarde/noche.

Luego de un breve respiro, Audiopsicotica toma su turno sobre el escenario, en medio de la intro oscura de “La Maldición”, Francisco Cruzat y compañía, vistiendo atuendos papales, nos fusilan con un intenso show, repleto de estructuras estruendosas, que se ven opacadas por problemas técnicos en el retorno del cantante, que lo obliga a detener un instante el acto, creando cierta tensión, pero retomando para seguir provocando con infernales pasajes basados en general, en su último álbum a la fecha titulado Audiosatánica, publicado el año recién pasado. En esta oportunidad, el conjunto estrenó nuevo baterista. André Bravo se vio bastante bien adaptado al conjunto en vivo. La preocupación de la banda por introducir a su música la teatralidad de una puesta en escena, los convierte en un número que siempre es interesante disfrutar en toda su integridad.

Entre cambios de equipo, y el ingreso de mayor cantidad de público, a estas alturas, los ya consagrados Nuclear, arremeten con una presentación apocalíptica. Es sorprendente el nivel de la banda liderada por el cantante Matías Leonicio. Un show donde cortes como “Confront”, “Heaven Denied”, “Sadistic Method for Crime” o el himno “Apátrida” entre otros, fluyen en una máquina aceitada con pericia, para provocar los más intensos mosh pits y azotes de cabeza. La banda es dueña de un nivel superior dentro del metal nacional y latinoamericano, siendo de esas agrupaciones de fácil exportación, y así lo han entendido ellos, que constantemente se presentan en el circuito europeo, y esa experiencia queda de manifiesto en la solidez de cada uno de sus rituales en vivo. Solo nos quedó rendirnos ante un muro de riffs implacables, thrash metal y hardcore punk, fusionados para provocar los estallidos mas  demoledores de la jornada.

The Cycle es un álbum que ha recibido constantes elogios desde su publicación, y eso también ayudó a tener altas expectativas en el Club Blondie. Con Recrucide arriba del escenario, en este esperado lanzamiento oficial, comienza un azote de sonidos que se extrapolan hacia otras dimensiones del metal. El conjunto integrado por Rodrigo Zepeda en bajo y voz; Rodrigo Alpe y Hernán Muñoz en guitarras y Guillermo Pereira en batería, sorprenden con un show, en el que se notó la preocupación por entregar un espectáculo de nivel profesional, tanto en sonido como en puesta en escena. Con una gran pantalla led de fondo donde se proyectaron constantemente gráficas basadas en el arte del disco en cuestión, la banda nos llevó por un recorrido de su historia, siempre, por supuesto dando énfasis a su último trabajo, en el que todos coinciden, es un paso grande hacia una consagración definitiva dentro del interesante circuito metalero chileno.

El público se somete a brutales riffs, y métricas en constante cambio, atribuidas a géneros como el rock progresivo e incluso los síncopes del jazz. La voz de guturales muy bien trabajados por parte de Zepeda, tornan el ambiente en una experiencia catártica y oscura, que en conjunto con el tecnicismo de Alpe y Muñoz en las guitarras se consolida un sonido que  en sí mismo, es una masa de destrucción implacable desde principio a fin. La solidez de Pereira en la batería impregna potencia a una base rítmica compleja, siempre utilizando recursos técnicos que aportan a que la banda escape de las tradicionales métricas del género.

“Spiral” es una composición que en sus constantes intervalos a distintas velocidades, en vivo funciona perfecto, envolviéndonos en atmósferas machacantes, el death metal mas orgánico de “Art of Crime” de ese ya lejano “Blood Divine” del 2011 nos recuerda la esencia extrema del conjunto, y es una mirada a ese camino trazado en el tiempo, donde la banda ha ido aumentando su sello identitario, llegando a nuestros días a conseguir una madurez  admirable, que los pone con un pie ya sobre el avión para emprender vuelo lo más pronto posible hacia otras fronteras para mostrar el excelente trabajo que están realizando. La tónica del concierto fue esa, una muestra demoledora de la evolución constante.

Este show genera mayores expectativas hacia el futuro de Recrucide, que se han mantenido imparables durante más de veinte años, y como sabemos que Chile es un país de dificultades para el desarrollo del arte, también entendemos el porqué de la importancia de llegar al sitial en el que se encuentran actualmente. Una banda que mantiene la convicción de que en Chile tenemos exponentes de un nivel internacional, que nada tienen que envidiar a lo que viene de las culturas anglo, e incluso muchas veces me atrevo a decir, que afuera existe un cierto desgaste creativo, lo que abre una oportunidad para nuestros músicos, de demostrar que en el metal si se puede seguir innovando, y Recrucide es un claro y plausible ejemplo.

 

Comparte esta noticia
20

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.