">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

5 de junio – Blondie

Nota: Litta – Fotos: Antonia Cardenas

 

Rotting Christ no es la típica banda de black metal estándar. Desde 1987, esta banda griega ha establecido los fundamentos del estilo a través de la experimentación constante en su música, y más allá de sus productos discográficos, su mayor resultado está en su calidad de show en vivo, sin lugar a dudas han mostrado ser una agrupación dinámica, carismática y capaz de brindar un espectáculo que supera siempre las expectativas, potenciando una variedad rítmica y atmosférica simbiótica. Con el lanzamiento de “The Heretics” este año, la promesa de una velada en nuestro país fue algo inminente, y como no sin con este último lanzamiento hemos saboreado nuevamente un gusto por aquel sello que nos encantó en algún momento de los inicios de la banda. Este nuevo ejemplar posee un contenido exquisito en donde Sakis Tolis, ha decidido escribir arias irreverentes en honor a algunas de las mentes más influyentes del mundo occidental.

A pesar de la poca gente que habitaba las profundidades de Club Blondie, los nacionales Decem Maleficivm, liderados por su vocalista, -quien se manifestaba cual Señor de los Nazgûl-, expulsando sus estruendos sonoros bajo una perfectamente ejecutada puesta en escena, mostrando de esta forma su gran calidad y manejo absoluto del género, deleitándonos así con el sonido de su más reciente producción, “La Fin De Satán” (2019). Una sabia decisión por parte de la producción al colocar a estos teloneros, quienes se despidieron con la ovación completa de los presentes hasta ese momento.

Puntual el maléfico ímpetu atacaba a través de un luto que se reveló cuando la melodía que emanaba desde el fondo, -ornamentado por este omnipotente arte perteneciente a la caratula de su ultimo disco-, se manifestó con aquel estremecimiento lacrimal llamado Hallowed Be Thy Name, y es ahí en donde la multitud quedó instantáneamente encantada a través del enfoque ritualista de la banda para las entregas vocales. Las cosas solo se hicieron más monumentales a partir de ahí. A diferencia de otras bandas del género, el frontman Sakis Tolis tiene una magnifica forma de llegar al público, desde su honestidad frente al cariño con el público hasta su carismática personalidad que en más de alguna ocasión brindó un dialogo que potenció la cercanía entre los presentes.

Un desfile por la historia de su singular metal fue lo que vino después, con el demoniaco Kata Ton Demona Eaytoy y su solemne solo, siguiendo con Fire, God and Fear y Elthe Kyrie, la notoria existencia de la potente y determinante batería del gigante Themis, con la que fuimos deleitados con su bien cronometrada doble furia y ese distinguido blast beat, mientras que la guitarra de George Emmanuel se desgarraba suavemente sobre el escenario, transportándonos al mismísimo inframundo. La intensidad en Apage Satana de las percusiones y el canto, hicieron de la multitud un verdadero ritual de ocultismo, el pulido toque de George Emmanuel en lo nuevo cortesía de Dies Irae y en la magnificencia del sonido clásico en donde se destacaron los temas centrales de la velada, The Forest of N’Gai y el cover Societas Satanas, puntos álgidos para el caos infernal que incluso permitió el origen de un mosh, junto al coreado King Of A Stellar War, para finalizar sin piedad nos despedían con una trilogía perpetua, In Yumen-Xibalba, Grandis Spiritus Diavolos y finalmente Under The Name Of Legion. Para cuando ya habíamos terminado con el respiro y la clásica pausa previa al encore llegaba a su fin, una bastante satisfecha y contenta agrupación de colosos griegos subía para concluir una noche con hedor a azufre, The Sign Of Evil Existence y para cerrar, una joya del prontuario clásico de la banda, Non Serviam

 

 

 

- - -
Comparte esta noticia
error20

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.