">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

Sirenia pasó por nuestras tierras el pasado 10 de Marzo y  obviamente iRock estuvo presente


 _MG_0452

10 de marzo 2017 | La Batuta

Nota: Litta | Fotos: Claudio Poblete

Cuando era la hora más compleja, para un fin de semana difícil de digerir como lo es el primero del año hábil, se dibujaba de a poco una batuta a medio llenar que lentamente divisaba a quienes habían venido con una misión clara, colocados casi como piezas de un tetris se ubicaban uno a uno los fans de la banda, cuando ya era pasada la hora establecida por la productora para el inicio de la jornada, suben al escenario junto a una cortina de sonidos rimbombantes, Morten Veland, nuestro representante nacional, el porteño  Jonathan PérezJan Erik Soltvedt y la nueva apuesta lírica,  Emmanuelle Zoldan.

Una tranquila ovación que repletó y selló lo que muchos nos predisponíamos a disfrutar, un show intimo, solo para los “de verdad”, una experiencia sonora bastante agradable, sin ninguna novedad en el sonido comienzan entonces a deleitarnos con su primera pieza musical, Serpent, en donde Emmanuelle se consolida para todo el público como una excelente nueva frontwoman, luego vendría Lost in Life, para pasar al homónimo Dim Days of Dolor, tema que el mismo Morten define como el hit del disco y una de las obras que se posicionará por un buen tiempo dentro de los top de Sirenia.

Un listado de temas que tal como nos prometió Morten en la entrevista para iRock.cl, estaba cargado de contemporáneos y pasados pasajes de la banda, una mezcla perfecta para deleitar a los más nuevos y llenar de nostalgia a los más viejos fans. A la trilogía le seguirían temas como My Destiny Coming to Pas, Goddess of the Sea, Cold Caress, Treasure n’ Treason, Meridian, Ashes to Ashes, The End of It All, Sons of the North, en donde un solido tecnicismo se vio y trascendió incluso a quienes estaban por compromiso, una banda que demostró su calidad a todo quien estuvo presente y que solidificó al igual que otras bandas su presentación, con una carismática interacción con el publico, con expresionismos chilensis por parte del gigante Veland y diálogos en español por la simpática Emmanuelle.

Era momento de disparar la primera sorpresa musical de la noche, claro está, además de la hermosa voz de Zoldand, un tema jamás tocado y que al igual que Lacuna Coil, nos lo traían a modo de obsequio para el público chileno. Es Elusive Sun, tema de su último trabajo  el presente que se traían bajo el brazo estos noruegos, que interpretado de forma impecable nos deja con una sensación satisfactoria, hizo saltar y gritar a más de alguno por su contenido enérgico muy bien logrado en la atmósfera de la Batuta.

Ha llegado el final y estos gigantes, después de darnos un show de nivel nos entregan dos canciones parte de su clásico álbum Nine Destinies and a Downfall, My Mind’s Eye y The Other Side, se despiden con un fraternal saludo y choque de palmas con algunos de los fans de la barricada, tímidamente comienzan los alaridos del lugar exigiendo el retorno de la banda, un poco retraída la fanaticada.

Es tiempo de echar a correr el Encore, vuelven a sus posiciones los cinco integrantes de la fragata noruega, comienzan esta segunda etapa con el taquillero The Path to Decay, con el que preparan inteligentemente el camino para pasar a la gran sorpresa de la noche, para finalizar con un alto nivel de aceptación y felicidad nostalgica, se lanzan entonces al pasado traspasando inclusos los orígenes de Sirenia, para deleitarnos con el poderoso My Lost Lenore de Tristania, canción que se pidió durante la parte final de la noche y que dejó una sonrisa plasmada en todos quienes conocimos lor verdaderos orígenes de Sirenia, tras la historia de Morten (mente y pieza fundadora) con esta otra agrupación.

iRockers, un show intimo, sencillo y de calidad, que nos dejó una grata sensación de lo bien que hicimos en asistir y no perder la oportunidad de gozar con una dosis magistral de metal sinfónico.

 

 

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.