">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

15 de marzo 2019 – Teatro La Cúpula

Nota: Litta – Fotos: Producción

 

Una de las exportaciones musicales más exitosas de Suecia regresó a la capital este fin de semana. The Cardigans, es para muchos una de las antorchas en la época más lúgubre de nuestra adolescencia, sin duda alguna tienen un valor y un significado que trasciende la métrica de la popularidad y todo el sentido pop que en algún momento quisieron darles. Sin duda tuvieron éxito al principio de su carrera con el lanzamiento de Lovefool, que lanzó a la banda al escenario internacional después de su lugar principal en la película de Baz Luhrmann de 1996, Romeo + Juliet, pero Gran Turismo de 1998 consolidó la posición de la banda en el Salón de la Fama de la Música Pop, gracias a pistas como Erase / Rewind y la granalla My Favorite Game.

Cuando ya eran las diez en punto de la noche, Nina y compañía subían al escenario para comenzar con uno de las mejores saturaciones de bajo en la música pop noventera, Erase / Rewind, sirvió de antesala para lo que sería una profesionalidad acerada, tocando canción tras canción, éxito tras éxito, ya que este sería el segundo espectáculo en nuestra tierra y significaría la consolidación de un emblema de la cultura pop y su público chileno. Versos, coros y desplante carismático se entregaron con una precisión inigualable y una dinámica que les detuvo el corazón a todos en la Cúpula y que fue simplemente una clase magistral de como tocar en vivo, con clase y sutileza. Tal vez todos los aspirantes a indie rock actuales deberían asistir a un show de Cardigans, porque en lo minimalista de su prestancia está la clave de su éxito en el glamour.

Sin embargo, entre toda esta exactitud inflexible, no pude evitar pensar que lo que evitó que estos suecos se convirtieran simplemente en músicos exhibicionistas fue la presencia de Nina Persson, cuyos gestos de Garland, sus expresiones embrujadas y su forma de antorcha no solo levantaron todo el espectáculo. Lo más hermoso de la conjugación de la voz de Nina y los instrumentos, es que sutilmente han expuesto la oscuridad en muchas de sus letras, y así quedó demostrado en temas como, And Then You Kissed Me, Don’t Blame Your Daughter (Diamonds) y Marvel Hill,  que fueron coreados por la multitud al unisono, junto a un sentimiento de sollozo colectivo, que nos revolvió la memoria y nos situó en esos pasajes que creíamos ya lejanos en la historia. Ay, adolescencia…

Como siempre las sorpresas que tanto aman brindar en sus íntimos shows se hicieron presente, un cover para Iron Man se presentó como parte de lo nuevo de estos suecos, hecho que pasó desapercibido por la multitud, lamentable que en algunos espacios corear un clásico de Black Sabbath sea algo prácticamente imposible, un público  un tanto frívolo pero melancólico, esto tuvo finalmente su gran porqué al momento de gestarse el homenaje a nuestra preciosa Violeta, en donde Nina y Peter Svensson, entonaron el himno de la paradoja suicida, Gracias a la Vida, con un comienzo en sueco y luego concluyendo las ultimas estrofas en un español bastante entendible, que brindó un cantico al unísono con la audiencia. Cerrando entonces  la tanda oficial de éxitos, coronan con uno de los mejores temas de la banda, My Favourite Game, amenazaba con descalabrar un poco al poco entusiasta público, un descalabro que se presenció en tonos rojos y que hizo de este momento el más poderoso de la velada. Es importante destacar que el componente de rock pesado que afablemente han incrustado en su fórmula musical, ha brindado un sello que los vuelve únicos, en lo personal la mejor etapa de The Cardigans es cuando aplicaron distorsión.  

Ya  en el final, sentimos nuevamente como los noventas nos abrazaban y contenían mientras escuchábamos esa aterciopelada voz y esos precisos tonos bajos, en donde  la tendencia fue moverse  al ritmo de verdaderos himnos de juventud, Carnival y Lovefool, se encargaron de decir adiós con toda la energía y ovación que merecen artistas de la talla  de The Cardigans. Reitero, todas las generaciones nuevas de  agrupaciones Indie, deberían presenciar a estas leyendas vivientes, porque lo que hacen es proyección pura de su contenido musical, su forma y su fondo en completa armonía con las melodías.

 

 

Comparte esta noticia
20

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.