">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

4 de junio 2017 | Arena Recoleta

Nota: Freddy Veliz

 

Siguiendo la tradición de muchos artistas chilenos, que tocan techo en nuestro país, limitando el avanzar de sus carreras, WEICHAFE emprende el vuelo a México, para radicarse de forma definitiva buscando una esperada consagración a nivel internacional. Las tierras aztecas son el destino más favorable para nuestros compatriotas, donde las dificultades también se pueden presentar, debido a la alta competencia que existe, aunque la demanda también es amplia y siempre surgirá un modo de crecer en un país donde se valora mucho a nuestros músicos, además de servir de plataforma para conquistar otros mercados internacionales.

Son dos décadas de trayectoria, años en que la banda logró gran reconocimiento en el espectro rockero nacional, generando una lealtad y conexión única con sus fans, que llegaron en masa a despedirlos este fin de semana en Arena Recoleta, donde planeaban un show que agotó entradas obligando una segunda fecha, convirtiendo este 3 y 4 de Junio en un fin de semana para atesorar en la memoria rockera de nuestro país.

En iRock estuvimos presentes este domingo 4, día en que las puertas del recinto se abrieron a las 14:30 horas, con dos invitados que expanden la música hacia distintas aristas, el cantautor Nano Stern, y la banda Cómo Asesinar a Felipes recibirían al público en esta segunda jornada de Kermesse de Despedida.

Nano Stern solo con su guitarra en mano distiende la tarde, entregándonos un corto set con parte de su repertorio, que funciona perfecto con y sin banda de apoyo. El músico agradece la invitación y dice una verdad que muchos deberían tener en cuenta, y es el que la música chilena debe unirse en una sola, y terminar con las divisiones que no ayudan al crecimiento de la escena, apelando a que su estilo difiere del de Weichafe, pero no existe ningún problema en compartir escenario, un ejemplo para los que tanto daño hacen al menospreciar a los que no pertenecen a su círculo. “La Raíz”, “Carnavalito” y una particular versión de “Mazúrquica Modérnica” de Violeta Parra, con letra actualizada, fueron parte de este show que rápidamente daría paso a la fusión de Cómo Asesinar a Felipes, una de las propuestas más originales de los últimos años en Chile, donde el hip hop, la electrónica, el jazz, etc. logran fundirse en sonidos envolventes y letras directas, que el público recibió con respeto y abierto a la amplitud musical a la que apuesta la banda.

Pasadas las 17:00 horas, los anfitriones de la jornada suben al escenario recoletano y se embarcan en este último concierto en Chile. Con “SW” de Mundo Hostil, su última placa de estudio, dan el vamos a esta despedida, en un ambiente familiar, donde padres e hijos se congregaron para decir adiós y desearles el éxito que merecen en el país de los tacos. La energía de Weichafe es palpable en cada uno de los temas que van pasando con breves y a veces nulos espacios. “No Tienes Poder”, “Amarga Voz” el clásico “Tres Puntas” generan mosh pits instantáneos que elevan la temperatura a la fría tarde dominical.

La familia weichafera reunida para corear cada canción, se ven caras adolescentes que sin ninguna duda nacieron cuando Weichafe ya existía, y absorben el sonido de la banda, uno particular, muy identitario de nuestro país. En la música del conjunto compuesto por Angelo Pierattini en voz y guitarra, Marcelo Da Venecia en voz y bajo y Roberto Ugarte en batería coexiste el rock duro, el metal, incorporando métricas de la música de raíz, acentuando un sonido personal, un sello que terminó cautivando a toda una generación que se sintió representado con su apuesta. Contenidos líricos contestatarios, con énfasis en la política, la sociedad y la lucha de nuestros pueblos originarios.

Weichafe, el guerrero que clama justicia a través de un arma que no hiere pero que se inyecta en nuestros corazones y en nuestros cerebros para hacernos sentir y reflexionar el mundo en que estamos insertos, esa pasión que genera la música desde distintos ángulos es la que el conjunto ha logrado conectar con su público. “Respiro la luz del Sol”, “Cuesta Respirar”, “Sobras de Ayer” son parte del recorrido musical, donde la banda se suma a los homenajes dedicados al recientemente fallecido Chris Cornell interpretando una acertada versión de “Blow Up The Outside World” de Soundgarden. Un catálogo extenso de clásicos es el que posee la exitosa agrupación nacional, himnos como “Fe Maldita”, “El Rock del Poncho”, “Tierra Oscura del Sol”, “Ripio y Soledad”, “Festín de Muecas” son parte esencial de todo set en vivo de la banda y por supuesto no pueden faltar en esta despedida que tuvo uno de sus puntos más significativos cuando Ángelo invita al escenario a los más pequeños asistentes de la tarde, niños entre 5 y 12 años aproximadamente son recibidos por la banda, que en un distendido momento remata con “Pichanga”, los niños responden levantando sus manos, cabeceando y el pequeño Francisco tomando el micrófono y cantando gran parte de la canción, simbolizando así la transversalidad de Weichafe, que cautiva a grandes y chicos, que dan esperanzas al rock, futuras generaciones que posiblemente sean parte de la renovación en algunos años más.

Un espectáculo lleno de emociones, que cerró con “Las Cosas Simples” y Pierattini dedicándosela a su padre que estaba presente en el evento, donde amigos y familia de la banda colaboró en su funcionamiento desde la barra de bebestibles, el stand de merchandising y el mesón de comida, incluso un profesor de Pierattini y Da Venecia disfrutaba entre el público.

WEICHAFE logró en Chile lo que muy pocos pueden jactarse, y es el haber creado comunidad, un fiel séquito de seguidores que a 20 años de su formación continúa creciendo. Ahora parten al extranjero con las ideas claras, ellos necesitan crecer, Chile les quedó chico, sus ambiciones son el poder llevar la música a otras tierras, para eso deben asentarse en el lugar apropiado, y México los está recibiendo, para de ahí expandirse y conquistar otros públicos. Ellos tienen la convicción necesaria para lograr sus objetivos, los extrañaremos pero los liberamos al mundo, como embajadores de nuestro sonido rockero enarbolando esa bandera que flamea en cada uno de sus conciertos. Éxito al guerrero en su conquista, acá los estaremos esperando.

 

 

 

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.