">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

DeepSix2

Por K.O.

 

Hace poco quedé soltera, mi ex me terminó porque se fue con una mujer más joven que yo, su excusa fue que simplemente se enamoró, la verdad es que yo sé porque me pateó, siempre se quejó de mi carácter, pero sobre todo de mi libido, no sé si a alguno le ha pasado pero a él le molestaba que yo siempre quería solucionar todo con sexo o experimentar cada vez que se podía, siempre le incomodó(?), pero aun así yo lo amaba y me gustaba disfrutar con él. Era bajista de una conocida banda industrial acá en Santiago, la primera vez que lo vi me comporté como una frenética, simplemente me lo devoré, no me importó si lo volvía a ver o no, pero esta vida es tan corta que no me gusta inhibirme, menos por algo que escapa a mi voluntad, porque de querer yo verlo nuevamente era mi plan, lo bueno es que el me demostró ser bastante abierto a la posibilidad y volvimos a encontrarnos, así hasta que un día nos dimos cuenta que ya prácticamente compartíamos todo. Llegamos a durar bastante no sé exactamente cuánto, resulta que después de muchas discusiones sobre mis atentados sexuales en diversos lugares me comentó que había conocido a alguien, que le daba esa estabilidad que yo no le podía brindar por mi impulsiva forma de ser.  ¡Paja molida! así de simple, en fin terminamos y no lo vi más, quedé bastante dolida, le extrañaba a ratos, sobre todo cuando salía y no tenía con quien devolverme a la casa a seguir con la “fiesta” o las reconciliaciones, que buenas siempre eran…

Estoy hace un mes juntándome con unas personas del mundo “Darks” y bueno he estudiado de cerca los fenómenos sexuales que entornan éstos ambientes, hace poco me invitaron a participar de una fiesta como parte del espectáculo, yo solía ser malabarista en mis tiempos libres cuando adolescente y me pidieron hacer una performance con fuego en un evento que estoy segura más de alguno querrá un día conocer de cerca.

Es el día de la fiesta y acaban de disfrazarme mis amigas, es día de los muertos y la verdad que jamás he intentado el juego de roles, mi mejor amiga me ha regalado un corset de latex hermoso, he decidido estrenarlo hoy en la fiesta “BDSM”, soy toda una aficionada y estoy completamente ansiosa por disfrutar, llevo meses leyendo acerca de la temática, me declaro completamente inexperta pero con la voluntad de experimentar.

Me han alisado el pelo, me he teñido mi castaña cabellera de azabache, maquillé mis ojos de negro con brillos rojos, una cola de caballo perfecta de esas que te dejan chinita. Solo para que se hagan una idea soy blanca como la leche, tengo los ojos pardos, boca pequeña y llena de tatuajes. ¡Estoy lista!, parezco sacada de una revista de lencería sado, me siento nerviosa porque hoy será mi debut en la jaula.

Llegamos a una disco cerca de la playa y en lo que voy bajando del auto siento unas risotadas, al darme media vuelta diviso a lo lejos un grupo de personas bebiendo cerca de un auto, entre ellas noto una cabeza que sobresale, es un ejemplar fascinante, tiene la cabeza rapada a los costados y luce una vestimenta sacada de un personaje de Lost Boys, bueno como un reflejo casi involuntario me dispongo a morder y lamer mi boca mientras le miro fijamente, ritual de coqueteo infalible.

Estamos entrando a la disco y se acerca la anfitriona disfrazada de sado sirvienta, me besa y con la lengua me traspasa una lamina como diciéndome “bienvenida al caos”, no hay límites cuando estás acá y eso…bueno me seduce, es saborear la libertad del desenfreno en cada bocanada de aire.

La sirvienta me dirige hacia la jaula en donde haré una performance con fuego, entro en ella, la Dj me hace una señal con la mano y comienza Aphex Twin con Come To Daddy, tomo las antorchas y comienzo a bailar escupiendo llamas de mi boca mientras la canción vuelve loca a la multitud, seres besando, golpeando, mordiendo y lamiendo al son del dolor y la enajenación sexual. Mientras estoy contemplando ese paraíso de la lujuria alguien entra en la jaula y me jala con fuerza hacia el exterior, era el fornido hombre que me lleva a una sala trasera de la disco, me besa y ahorca de una forma tan magnífica mientras me azota contra la pared, siento que todos los vellos del cuerpo se paralizan y siento como el bombeo sanguíneo comienza a descender hasta llevarme a un punto efímero de lucidez, me desgarra la falda y el brasier dejándome solo el corset.

Rápidamente el viaje del ácido se activa y claramente la euforia se apodera de mí, carcomo a mordiscos su labio inferior, le quito las manos de mi cuello, lo fuerzo a descender y de un empujón llevo su cabeza a mi vulva, ¡cresta que bien se siente esa lengua!

Ha pasado cerca de 6 minutos de uno de los mejores orales que me han dado, y estoy a punto de tirar el primer grito orgásmico cuando él se pone de pié y sonríe diciendo -Aún no preciosa. Saca de su bolsillo una correa y me amordaza, -te voy a castigar por escandalosa, dice y me toma fuertemente de las caderas y me sienta sobre él, introduce su gran músculo hasta el fondo de mi húmedo y caliente coño.

 -Aprieta los músculos de tu entre piernas y siente como roza todo mi glande adentro. ¿Lo sientes?

Si, le dije, casi sin poder terminar la vocal mientras mordía la correa, al realmente sentirlo recorrer todo, desde mis labios hasta el final, el “sí” se transformó en un excitante e impulsivo gemido…

Estoy en la posición que más me gusta, esa donde observas como su rostro, sus brazos y ese abdomen se contraen de una forma deliciosa, mirar como entra y sale en diversas velocidades, mientras a todo volumen suena Deep Six del Sr. Manson.

Sublime como además empiezo a percibir el acido penetrando todo mi sistema nervioso mientras la guitarra de Scott Putesky me guía en una dimensión mental paralela, estoy a punto de eyacular el squirt más grotesco de la galaxia y todo se torna rojo solo siento la voz de Marilyn como si estuviera cantándonos al oído mientras follamos, comienzo a reír como si la mandíbula se me fuera a destrozar con cada carcajada, mientras está ocurriendo todo esto, mi mano derecha en frenesí empieza a manosear mi clítoris con la perdida de la delicadeza, estoy a punto de irme y… ¡Mierda! esto se siente como una avalancha de fluidos a punto de salir desde lo más profundo de mis entrañas, el comienza a dejar de aguantar sus gemidos y comienza a darme de nalgadas mordiéndome por completo el cuello, mientras yo con mi mano izquierda comienzo a rasguñar todo su torso hasta ver sangre recorrer nuestros sexos, es el momento del éxtasis,  se mezclan nuestros fluidos con su sangre, ¡viene!, se siente como va a explotar dentro mío la magnitud de mil choques eléctricos, comienzo a gemir y escurrir saliva por los costados de mi boca, de una descarga a propulsión comienza a empaparse su entre piernas y abdomen de todo mi líquido, mientras me toma de las caderas y sigue moviéndome hacia arriba y abajo cada vez más rápido, hasta que siento como su caliente semen recorre todo mi cuello del útero…!Ah! miro a mi izquierda y está un pálido y estupefacto chascón tomado de la mano de una horrible mujer petiza y rubia sin ningún brillo sexual, “inculiable” como dice mi amiga, el mirando con toda la entrepiernas claramente dura mientras ella trata de despabilarlo a punta de cachetadas para que deje de mirarnos, simplemente río, me levanto tomo mi ropa y salgo caminando mientras les tiro un beso, como se les notaba el aura de frigidez. En fin ya llevo un feliz año con Gaspar y siempre nos reímos de esa noche.

Dato anecdótico; vinimos a saber nuestros nombres cuando ya llevábamos dos meses follando en todos los lugares donde nos encontrábamos, atrapados por la rutina de lo inesperado.

[vsw id=”w5LZ8YErl2M” source=”youtube” width=”650″ height=”400″ autoplay=”no”]

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.