">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

Por Fernanda Schell

 

Para la gente que le gusta el punk rock, déjenme decirles que The Adicts son parte fundamental de este estilo, ellos fueron una de las primeras bandas de pop-punk en tocar con bandas de punk callejero e hardcore, como G.B.H., The Varukers y más tarde bandas con aquel estilo de Estados Unidos.

Su álbum debut,  Songs of Praise, lanzando en 1981, fue grabado y mezclado en 24 horas y financiado gracias a un crédito bancario. En ese año es cuando deciden adoptar la estética de A clockwork orange, sobre todo en lo referente a las caras maquilladas de blanco. Nada trascendente o ideológico. Ellos añaden un punto de humor y sarcasmos al típico punk.

Empezar el álbum con las melodías de estrellitas en el piano para abalanzarse al punk duro. England, lanzando a toda la furia, con las clásicas guitarras y bajos rápidos junto al coro. Es precisa para iniciar un mosh con toda fortaleza en los riffs

Siguen con una canción más lenta, Hurt, tema mediocre en el sentido del álbum. Siento que caen o salen de la línea. Las voces suenan desgarradoras pero el bajo intenta salvar la situación.

Este tema compensa el anterior. Just Like Me es fluida, veloz que produce energía para saltar y moverte, al ritmo de la potencia. Las voces también son geniales y tiene un buen trabajo de guitarra. Pegajosa y buena.

Tango, puede que al principio te den ganas de pasarla, pero hay que esperar para escuchar una buena mezcla entre la batería, bajo y guitarra. La canción contiene un ritmo, letra un poco baja para la calidad de los sonidos. Este tema hace resaltar el otro lado del punk, saliendo de lo común.

Telepathic People, ponte a saltar en una tocata punkie al ritmo de las ondas sonoras. La introducción en un gran verso, que estalla en un coro pegadizo. La parte de guitarra es rápida, y aunque se repite una y otra vez, solo quieres admirar la velocidad, porque es un riff fantástico, es rápida, continua al ritmo de una buena letra. Puede que sea igual al resto, pero los riffs y coros de Adicts son inigualables.

Mary Whitehouse, una vez más, la canción no llega a toda su fortaleza. Las voces ni siquiera suenan extrañas, además canción es un poco lenta y poco consistente. Respecto a esto, ellos no querían que todas las canciones fueran punk rock, así que se arriesgaron con un tema de rock suave.

Distortion, un comienzo extraño, intentando experimentar algo nuevo. Luego ingresa la voz con fuerza para realizar su reclamo, hay mucha distorsión, haciendo que suene bien. Aunque tiene un verso rápido, siento que el verso se acumula y luego el coro es solo ellos cantando Distortion. La canción es llamativa por la experimentación en los sonidos provocados entre la guitarra y bajo.

Ese momento que de la nada comienza un sonido punk ardiente, esa batería en conjunto al riff de guitarra hace que aparezcan los Adicts. Get Adicted es pura esencia  Adicts tipo punk rock. Me gusta esa desconexión producida al principio junto a   las voces del coro que son extraordinariamente pegajosos. Simplemente es uno de los mejores temas del álbum.  

Por fin se enciende la fiesta en Viva la revolution, los gritos contra el sistema en la efervescencia misma, causando el himno clásico de estos británicos. Contiene una letra pegajosa y los acordes son correctos para el tema.

Calling Calling, es un tema diferente a los anteriores, este abandona los típicos acordes, haciendo un punk más relajado, lentor y relajante. Tiene una línea de bajo desviado de lo común. Los solos de guitarra realizan su poder para crear una marca. Aquí Adicts marcan la diferencia en su estilo.

In the Background, esa guitarra distorsionada seguida por una batería con fuerza y una voz llevando un giro de protesta. Es una buena canción que tiene un bajo y una percusión guiada por el líder de la banda. Me gusta esa conversación producida entre el bajo con la guitarra.

Dynasty, comienza como película de terror. Esa fortaleza para entrar con la guitarra y el bajo, creando un mosh junto a los movimientos de cabeza. Contiene una excelente mezcla entre la voz y los sonidos, la letra es consistente, mostrando su lado punkie.

Peculiar Music, tema  extraño, pero con buen sentido. Tiene buen comienzo y verso. El Coro es diferente junto a los sonidos causados por los instrumentos. Cada vez se vuelve más rápido y la música acaba.

Numbers, si bien suena como el resto, siento que tiene un poco más de rapidez y fortaleza. Me gusta como las voces se unen y enlazan con los sonidos, creando una atmósfera de fluidez. La letra narra acerca de no querer ser como los demás, y criticar a las personas que sí lo hacen, punk en todo su ser.

Sensitive, qué buen tema. Me gusta el protagonismo que tiene el bajo. La guitarra viene cada cierto tiempo. El bajo se eleva durante el estribillo y suena increíble. Este coro es corto y dulce, haciendo que la banda grite Sensitive.

El tema homónimo, Song of Praise, comienza de igual forma que los anteriores pero cambia de manera brusca para que en el coro resalte la voz. La guitarra se deja llevar sola por los ritmos de sus compañeros.

En general no es una gran maravilla, si bien es su primer debut, no esta tan mal. Tiene sus altos y bajos, pero posee temas que han marcado a la banda en su trayectoria. Me gusta cómo está agrupación sale del típico punk para experimental nuevos sonidos. Simplemente, como dirían ellos, Viva la Revolution.

Todas las canciones fueron escritas por Keith Warren y Pete Davison.

The Adicts:

Keith “Monkey” Warren – vocals

Pete “Pete Dee” Davison – guitar

Mel “Spider” Ellis – bass guitar

Michael “Kid Dee” Davison – drums

The Adicts regresa a Chile

 

Comparte esta noticia
20

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.