Connect with us

Chile

LIVE REVIEW | 30 años de DORSO: ¡Salve Dorsalia!

Foto: Julián Pacheco

DORSO – 30 AÑOS

7 DE NOVIEMBRE | CLUB KMASÚ PREMIERE

Foto: Julián Pacheco

Foto: Julián Pacheco

DORSO, es la banda más constante del metal chileno, 30 años de trayectoria ininterrumpida, conquistando nuevos seguidores, grabando discos y siempre manteniendo su vigencia, avalan lo dicho. 30 años que su líder Rodrigo “Pera” Cuadra quiso celebrarlos en grande, como se merece una agrupación de este calibre.

La cita fechada para el 7 de Noviembre se hacía imperdible en el club Kmasú, que se abarrotó de metaleros de distintas generaciones que marcan la transversalidad etárea del cuarteto. Un público ganado desde esas primigenias tocatas de mediados la década de los ochenta en el mítico gimnasio Manuel Plaza junto a otros baluartes como Pentagram o Necrosis.

Tres décadas donde muchas historias se han ido entretejiendo en una propuesta única en su especie. Dorso es de esas bandas que si bien se enmarcan dentro del metal extremo, no se comparan con nada, ya que su estilo es una mutación de elementos que va desde lo progresivo y experimental, incluyendo guiños al jazz y el folclore, todo envuelto en atmósferas inquietantes, donde las temáticas gore y mitológicas surgen con espontaneidad desde la mente de “Pera” Cuadra, siendo el punto más identificable de la agrupación, que hizo su entrada al escenario de la Kmasu pasadas las 23:00 hrs. bajo un estruendoso recibimiento de sus seguidores.

“Críptica Visión” de Bajo una Luna Cámbrica(1989), debut discográfico de la banda, es la encargada de desatar la locura con un mosh que no se detuvo. Y que se intensificó con “Ultraputrefactus Criatura” un verdadero clásico del siempre elogiado El Espanto surge de la Tumba.

La extensa discografía de Dorso seguramente dificulta la elección del set, que podría alargarse por varias horas. Rodrigo asegura un show largaduración, y así lo esperamos todos los que estuvimos presentes. Lamentablemente el sonido nunca estuvo a la altura, la saturación excesiva por momentos hizo inaudible los detalles, pero al parecer poco importaba a los fanáticos que querían festejar estas tres décadas de la emblemática banda nacional.

Luego de los agradecimientos de rigor, el riff de “Vacalaca” de Recolecciones Macabras del Campo Chileno (2012), último trabajo en estudio, continúa desordenando la pista con los imparables mosh pit.

Clásicos como “En los Alrededores del Templo” en una versión mucho más acelerada que la original de estudio, y “Horrible Sacrifice” con la intro de Álvaro Cuadra (Cría Salvaje) y donde podemos apreciar el gran trabajo en la guitarra por parte de Alvaro Soms, a pesar de los problemas sonoros referidos anteriormente, el público termina coreando cada una de las líneas de uno de los grandes himnos de la placa publicada en 1993.

Un saludo al baterista Eduardo Topelberg, (que participó en las dos primeras producciones de la banda) antecede a “Romance” del formidable disco del mismo nombre, donde la banda se explaya en la complejidad del progresivo. Un disco icónico que marcó a toda una generación dorsálica. Cuadra luce una máscara de payaso malvado durante la memorable sección introductoria.

Volvemos a El Espanto…, y “Deadly Pajarraco” junto a “La Mansión del Dr. Mortis” continúan desatando el caos antes de llegar a un momento antológico  con la interpretación de “Psicópata Peligroso” de Romance. Corte que la banda no tocaba en vivo por más de dos décadas, y que es seguido por “Reytec” del mismo disco y que nos habían quedado debiendo en su pasada por el Escudo Masters. Obras de nivel superlativo dentro del catálogo dorsálico.

La banda conformada actualmente por Alvaro Soms y Gamal Eltit en guitarras, Fran Muñoz en batería y Rodrigo “Pera” Cuadra en bajo y voz se remontan a 1995 y de Big Monsters Aventura extraen “Cosmic Condoro” para seguir sacudiendo el recinto, que recibe con entusiasmo “Alquimia y Búsqueda” de Disco Blood (1998).

La historia de Dorso se remonta a 1984, en el 85’ la agrupación era un power trío formado por Rodrigo “Pera” Cuadra en bajo y voz, Gamal en guitarra y Jaime Palma en batería, quienes graban el primer demo titulado Parajes de lo Desconocido, donde venían incluidos tres temas, dos de los cuales quedaron plasmados únicamente en esa seminal producción, y solo “Expelido del vientre” pasaría a formar parte de Bajo una Luna Cámbrica en 1989, convirtiéndose en un clásico esencial de la agrupación y que por supuesto estuvo presente, cerrando la primera parte de esta

Foto: Julián Pacheco

Foto: Julián Pacheco

increíble celebración.

Luego de unos 15 minutos de intermedio, en que aprovechamos de refrescar las gargantas con la Cerveza Dorso, producida especialmente para esta celebración aniversario, retomamos posiciones para seguir envueltos bajo el poder de “Vortex” de esa incomprendida placa titulada Espacium (2008), donde Pera experimentó con sonidos electrónicos e industriales, recibido con ácida mirada en la época, pero que este viernes fue disfrutada como un clásico más por los asistentes, que continuaron el desenfreno con “Marte Horror Planet”.

Cuadra ya nos había adelantado la participación de importantes invitados, y el primero que sube al escenario es el gran baterista de Chancho en Piedra Leonardo “Toño” Corvalán , Fran le cede su puesto para interpretar la poderosa “Silvestre Holocaust”.

Llega la hora de “Hidra”, el máximo himno de la banda, y para hacer más antológico el momento, Rodrigo invita al baterista Juan Pablo Donoso (Pentagram) y a Chris Castro (Squad), para una interpretación que sumó a todo el público rompiendo gargantas al son de Hidra!Hidra!Hidra!Muere!!!, un coro que se ha escuchado durante estas tres décadas en cada presentación de los anfitriones.

Una de las grandes sorpresas fue el tener sobre el escenario al mismísimo Jorge “Chargola” Hurtado, productor de innumerables shows de metal en Chile y que estuvo a cargo de la organización de este evento, para cantar junto a Pera “El Espanto Surge de la Tumba”, uno de los grandes momentos de la noche.

Ya habíamos sobrepasado las dos horas de show, y la energía reflejada en el público parecía no agotarse, pero todo debe llegar a su fin, y para terminar con un broche de oro, sube al escenario otro de los rostros que impulsaron el metal en esos atribulados años ochenta. El ex Necrosis Andrés “Cabrío” Marchant se hace presente para interpretar la mítica “Vuela en tu Dragón” y así bajar la cortina de una celebración que pudo haber sido perfecta si no hubiese sido por los problemas de sonido. Los más afectados fueron los cortes de Romance, que creo merecen ser escuchados de la mejor manera por la riqueza instrumental que los compone y que se pierden en demasía con estos problemas, que en algún minuto pensé se solucionarían, lo que tristemente no sucedió.

Más allá de ese ensombrecido e importante detalle, los ánimos de pasar una velada memorable junto a la legendaria banda chilena fueron mucho más fuertes, lo que ayudó a disfrutar de un momento antológico dentro de la historia del rock nacional. No cualquier banda es capaz de vanagloriarse de llegar a los 30 años, sin haber bajado nunca los brazos. La constancia y las ganas de seguir en el ruedo han hecho de Dorso la banda por excelencia del metal en Chile, si buscamos un big four criollo, Dorso es junto a Massakre, Pentagram y Necrosis la sociedad perfecta, de los cuales solo la banda liderada por Cuadra se ha mantenido activa y creando por todos estos años.

Tal como lo dijo Pera Cuadra, son 30 años y esperamos que sean 30 más si Satanás así lo quiere… Salve Dorsalia! Y a seguir celebrando en Regiones.

Review: Freddy Véliz

Foto: Julián Pacheco

[gmedia id=158]

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Julius Popper presenta ‘Si no Cambio’ junto a General Paz y La Triple Frontera

Chile

Attic llega a Chile por primera vez

Chile

Primus anuncia segundo show en el Teatro Coliseo 

Chile

Beto Cuevas Unplugged: 20 años de historias, recuerdos y música

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL