Connect with us

Chile

Live Review | KUERVOS DEL SUR: Un ave que se remontó al vuelo

20 de agosto 2016 | Teatro Cariola

Review: Freddy Veliz O. | Fotos: Mariela Sandoval A.

kuervos

Pocas veces un concierto de banda chilena causa tantas expectativas y emociones, y no es difícil entender el revuelo producido por Kuervos del Sur al anunciar el lanzamiento en vivo de ‘El Vuelo del Pillán’ su nuevo álbum de estudio – segundo en su carrera – en el histórico Teatro Cariola. Al comienzo afloraron algunas dudas respecto de la capacidad del recinto, pues sería primera vez que la agrupación oriunda de Curicó, ofrecería un show en un teatro para ellos solos. La banda generalmente se presenta en locales pequeños, circuito de bares, Casona Arte Educa, Sala Scd, etc., espacios con capacidad que no supera las 200 personas. Sin embargo el sexteto ha ido experimentando algunos hitos en su carrera, como un viaje a Colombia invitados al mercado cultural Circulart, un show radial en el programa Estudio Futuro conducido por Hernán Rojas en Radio Futuro, debutaron a comienzos del 2016 en el tradicional Rockodromo de Valparaíso  y en marzo participan del Festival Lollapalooza. Acontecimientos que sin dudas influyen en abrirse a nuevos públicos, y por ende a ir asumiendo riesgos, y lo del teatro Cariola era la prueba de fuego para un trabajo que hace rato merece mayor atención.

Llegando al recinto de calle San Diego ya se sentía un ambiente de celebración, una larga fila iba haciendo ingreso al teatro, rostros que expresaban las ansias de vivir un momento musical importante, muchas caras que se repiten en cada show de los Kuervos, y también caras nuevas que seguramente debutaban en un concierto de los curicanos, la fiesta estaba por comenzar y sería puntualmente a la hora estipulada.

Con una pista repleta (no se utilizó la platea alta), KUERVOS DEL SUR irrumpen con su música para repasar íntegramente su elogiada nueva obra, disco liberado hace un par de semanas digitalmente, conquistando de inmediato a un público que coreaba cada uno de sus cortes, recordemos también que varios de esos temas ya se vienen tocando en vivo hace un tiempo, lo que ayudó a sentir que estábamos ante grandes clásicos del conjunto.

Jaime Sepúlveda frente al micrófono cautiva a la audiencia con su potente voz y puesta en escena, no es un gran orador cuando se expresa al público entre canciones, pero a la hora de cantar se desenvuelve con fuerza y convicción. Hay mucha pasión en lo que hace la banda, y los años de trayectoria, donde han puesto énfasis en actos en vivo, ha sido importante para lograr la compenetración de sus músicos, todo fluye sobre el escenario, si bien la acústica del Teatro Cariola no es un leal cómplice (fue el gran enemigo de la jornada), el poder de la propuesta, repleta de atmósferas que evocan la naturaleza, el amor por nuestras raíces, apoyados además por una gran pantalla de fondo, donde  se proyectaban imágenes referentes al concepto del nuevo disco, símbolos ancestrales, el sol etc., crean el ambiente perfecto para entender de que se trata todo esto.

Desde la apertura con “El Árbol del Desierto” y “Todavía” la emoción que proyectan va en aumento, con “Enredadera” la intensidad del show comienza a expandirse por el recinto, un tema que había sido incluido en su disco “En vivo Sala Master” (2013), infaltable en cada presentación, que ahora tiene su lugar en ‘El Vuelo del Pillán’. Así vamos recorriendo este “nuevo hijo” de los Kuervos. Cuando llega el turno del single “Los Cometas” Jaime Sepúlveda solicita al público que saquen sus cámaras y celulares y graben este tema para posteriormente enviárselos a la banda, que utilizará esos registros para la edición de un próximo video, iniciativa que gran parte de la audiencia obviamente apoyó con sus dispositivos en alto.

Si con los compases de “El Vuelo” los pies instintivamente comienzan un zapateo cuequero, con la gran versión de “Águila Sideral” nos envuelven en la mística rescatada de ese referente obligado llamado Los Jaivas.

Como un nuevo clásico (indiscutible acepción) es presentado “Cenizas”, corte que marca el punto final de la revisión de “El Vuelo del Pillán’, y así es recibido y coreado por las cerca de mil personas que llegaron a este encuentro histórico para la banda.

Luego de un breve intermedio, Jaime Sepúlveda, Pedro Durán, Jorge Ortíz, César Brevis, Gabriel Fierro y Alekos Vuskovic reaparecen en el escenario para reinventar una tríada de canciones al formato acústico. Un freno a las revoluciones, pero un reforzamiento al sonido natural y orgánico de su música. Con “La Gruesa Piel de los Destinos”, “Caracol” y “La Cuenta” supieron dar un vuelco a la puesta en escena, proponiendo un momento de mayor intimidad y cercanía con la raíz de sus sonidos.

Gabriel Fierro, desde su batería nos ofrece un potente solo con patrones asociados a lo tribal, recordándonos la base que sostiene el planteamiento musical de Kuervos del Sur, dando inicio a uno de sus más reconocidos himnos, “El Indio”, que devuelve el sonido eléctrico y rockero al escenario, las voces del público retumbaron en cada rincón del teatro cantando cada línea de una canción que apunta a nuestros luchadores ancestrales. De aquí en adelante se fueron sucediendo clásico tras clásico, esas piezas que han sido coreadas incontables veces en Bar de René o en cada presentación de estos hijos de la Séptima Región de nuestro país. Con el guitarrista Diego Álvarez como invitado (colaborador en el álbum debut), la consistencia de temas como “Porvenir” y “Vendaval” elevan la intensidad que veníamos experimentando hasta ese momento, intensidad que marca un alto rango con la poderosa “Hasta Poder Respirar” quizás uno de los momentos más emocionantes de la jornada, una canción que fácilmente podría estar ubicada entre las grandes obras de la música chilena, una especie de “Mira Niñita” del siglo XXI, por las sensaciones que logra traspasarnos a través de sus arreglos tanto líricos como instrumentales.

La banda se retira en medio de una gran ovación del público, que se negaba a que esto terminara ahí. Un lujo y un gran aliciente para cualquier banda nacional es que su nombre sea pedido a gritos por una audiencia agradecida. “Olé, Olé, Olé, Olé, Kuervos, Kuervos!” se escuchaba fuerte en el Cariola, más allá de la agrupación en sí, es un tremendo logro para la música chilena, en especial para el rock que se comiencen a vivir estas instancias, signos de que poco a poco esto va creciendo. Que bandas como Kuervos del Sur obtengan tal reconocimiento, es fruto de un trabajo de años, sorteando los obstáculos que nuestro país pone a nuestros artistas para que se desarrollen profesionalmente, ellos han puesto por delante el compromiso por nuestra cultura, la perseverancia y el talento para hacerse dueños de un sello característico sin negar sus propias influencias, siempre con pasión y amor por nuestra música toda.

Ante los pedidos, la banda regresa para motivarnos a cantar “Anciano Sol” y luego “Luminoso” dejándonos la impresión de un cambio de ciclo en su carrera, uno de mayor reconocimiento y ambiciones. El hecho de haber trabajado este show con una productora importante dentro del mercado nacional, es señal inequívoca de esa apertura de puertas, que probablemente los lleve a ser considerados para otros grandes eventos. Este sábado quedó ampliamente demostrado, en un show lleno de recíprocas emociones entre banda y público, de eso se trata la música, y Kuervos del Sur logra el objetivo con creces, impregnándonos mágicamente con los sonidos más profundos de nuestra tierra.

[gmedia id=471]

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

James Hetfield se quiebra en el escenario en Brasil: “Me sentía un poco inseguro. Como que ya estoy viejo, no puedo tocar esta mierda”

Internacional

[Live Review] Emperor: Y el infierno nos golpeó la puerta…

Chile

Fallece Juan Francisco Llagostera, bajista de la legendaria banda chilena Poozitunga

Chile

Gaerea llega por primera vez a Chile

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL