Connect with us

Chile

Live Review | MFest 2016: Unificando escenas

Weichafe
Weichafe

Weichafe

MFEST 2016

15 de diciembre de 2016 | Matucana 100

Review: Juan Carrasco | Fotos: Matucana 100

 

 

Una nueva edición de lo que fuertemente se consagra como la inclusión de las veredas consolidadas y emergentes de la creciente escena independiente, el MFest, superó con creces las expectativas entre quienes se fueron a la segura con las participaciones de The Ganjas, Föllakzoid y The Holydrug Couple (14 de enero); Weichafe, BBS Paranoicos y Hielo Negro (15 de enero); y Portavoz, Habitación Del Pánico y Liricistas (16 de enero) en “tres días de psicodelia, rock y rap”.

En lo que nos convoca al menos durante la jornada de día viernes, los nombres “menos conocidos” bajo un cartel atrevido, dieron la mayor sorpresa al jugarse todas sus fichas en la tarima del Converse Rubber Tracks, escenario que se ubicó en los galpones interiores del recinto y que albergó una no despreciable suma de asistentes ante las presentaciones de Engranaje, Bagual e Icarus Gasoline.

Emergentes: reconocimiento innato

Confirmando sus buenos momentos, el triunvirato emergente que fuertemente se eleva a ser la generación de recambio entre sus pares, ofreció momentos de alta importancia a los que apostaron por quienes sonaban con menos familiarización en el line up. Uno de ellos fueron los copiapinos comandados por Francisco Bambino Arancibia, Engranaje, quienes en algo más de un mes ya habrían recorrido medio Chile (Despierta el Desierto, Woodstaco) promocionando los buenos resultados de “Luciérnagas del sol” (2014) en el comienzo de MFest. También, validando las buenas nuevas debido a la apertura a Deafheaven gracias a la plataforma de Converse, Bagual sigue sumando evangelizados con la inducción a su catálogo de “II: Viento norte”, la segunda de cuatro partes que abarca la propuesta del cuarteto y que encanta presentación tras presentación. A ellos, otro que comparten la misma presea con los neo-stoner, son los puntarenenses de Icarus Gasoline, los encargados de cerrar la trinchera indie a base de sobre cargas de fuzz, sonidos áridos venidos desde tierras gélidas y toda la atmosfera que rodea a una de las agrupaciones más interesantes de la presente década.

Consagrados: carta necesaria 

Sumándose a sus coterráneos de Icarus, quienes predican el “Rock Patagónico” (Hielo Negro) subieron sorpresivamente con un recibimiento no menor a eso de las 22:10 abriendo el escenario principal con sus “18 años en la ruta”, el compilado 2015 que abarca sus casi veinte temporadas al tope del rock nacional. Parte de los 25 temas que se encargan de engalanar su colllage de historias pasaron en casi sesenta minutos de notas interpretadas con alma y actitud de sobra, y que claramente supieron dominar a quienes durante tantas millas recorridas de norte a sur, aún no estaban al tanto del trío. Las caras de agradecimiento llegaron prácticamente sin pedirlo.

Un clima sin piedad comenzó a dar tregua recién a eso de las 23:35 cuando las eufóricas notas de ‘No siento culpa’ generaron el necesario pit frente a la vigencia de BBS paranoicos, unos favoritos vayan donde toquen. ‘Ruidos’, ‘Mentira’, ‘La rabia’ y un puñado no mezquino de clásicos lograron tocar la nostalgia de la agrupación tras hacerlos recordar sus 25 años en las pistas, la cual se justificará con los “44 temas y 25 covers” que repasarán en una de las previas a su aniversario en Batuta (30/1). Incluso, gente sin entrada se quedó en las rejas de M100 dando aguante a la permanecía de BBS. Un anticipo de cómo se vendrán las bodas de plata para los paranoicos. Motivados.

Weichafe, fuera de lo que ya muchos conocen tras su amplio dossier de temas recorridos en 18 años, lo que vislumbra como una poderosa fuente de energía en la versión 2016 del trío, es su flamante nuevo fichaje: Roberto Ugarte (batería, Temuco). El actual Alectrofobia no olvida sus raíces y entrega personalidad a patrones más que ensayados, pero con un touch especial; la potencia. Los comentarios entre los asistentes no fueron más que admirar la forma en cómo ejecuta y revitaliza himnos forjados en más de una década (‘Pichanga’, ‘Hazme dormir’) transformando su motivación en combustible vital para generar los mosh en ‘Ripio y soledad’ (con hasta una pelea entre medio) o la adrenalina a full de ‘El rock del Poncho’ que hasta espacio para la improvisación llevó en su hora de actuación. Ahora con más detención, la jugada de convocar durante 2015 a la joven promesa, acredita la buena toma de decisiones del lazo Pierattini/Da Venecia que tantos aplausos llevó en el cierre de los actos principales.

Congregado bajo el mismo número de asistentes en sus dos escenarios, la misma gente fue quien sumó aplausos al dejar en claro su iniciativa de predisponer su tiempo a nombres no tan familiares. Además de sumar nombres como Pancho Folk, Tenemos Explosivos o similares a venideras ediciones, pinta de esperanzas una nueva versión que mira con mejores ojos una propuesta, un acierto: el MFest.

 

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

James Hetfield se quiebra en el escenario en Brasil: “Me sentía un poco inseguro. Como que ya estoy viejo, no puedo tocar esta mierda”

Internacional

[Live Review] Hijos de Algo: aprobado debut de Pancho Rojas en Bar de René

Chile

Mute se presenta en Chile este 22 de mayo

Chile

Absurd Creation presenta su nuevo disco “A Dance with Death”

Internacional

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL