Connect with us

Chile

LIVE REVIEW | Un show de antología: el Retour de La Ley

Foto: Diego Mena

LA LEY

19 DE DICIEMBRE 2014 | MOVISTAR ARENA

 

Foto: Diego Mena

Foto: Diego Mena

Fue la última presentación de la gira Retour de banda nacional, La Ley, la que comenzó con una presentación en Argentina en enero de este año, siguiendo su paso por Viña del Mar, para continuar en países como México, Estados Unidos, y gran parte de Latinoamérica. La gira culminaría en Chile en el Movistar Arena.

Un coliseo repleto, abarcando a lo menos, tres generaciones. Presentación impecable que recorrió estos 25 años -con sus respectivas intermitencias- en 20 canciones que marcaron la cultura popular en nuestro país desde fines de los los ‘80 hasta hoy. Sumado a esto, la promesa de un siguiente disco, fue la postal de una noche chilena junto a La Ley.

Ya eran las 21.00 horas en punto y aún no comenzaba la acción. Supuse que algo había pasado, ya que recién 20 minutos después apagaron las luces. La gente los pedía entre silbidos y griterío. Luego de que las luces se fueron aparece un personaje, de pelo muy claro y comienza a hablar: “Les quiero comentar de hace cuánto me gusta La Ley”… al oír eso, los gritos del público fueron instantáneos. Era el Rumpy que salió a presentar a la banda chilena.

Los integrantes salen a ocupar sus estaciones. Comenzaron con “Día Cero”, marcando una apertura emocionante. Al final de la canción, Beto Cuevas inicia con la frase: “¡Hola somos La ley y estamos en nuestra casa!” y comienzan inmediatamente con “Hombre” seguida de “Tejedores de Ilusión”, que, avisada por las percusiones, le sacó más gritos a los asistentes, más aún cuando Cuevas se despoja de su chaqueta de cuero, iluminado por un haz de luz y sus brazos abiertos entregándose al arena viviente para ese entonces.

Antes de interpretar “Prisioneros de la Piel” y ver la magnitud de lo que es La Ley para sus fans, que corearon esta canción de principio a fin, Beto, hablando por todos los músicos que pisaban el escenario, decía lo emocionados que estaban por estar en el Movistar, de estar en “su casa” y lo importante que era para ellos volver a estar con el público chileno.

Cuando estaban por interpretar el afamado tema de The Rolling Stone, “Angie”, Cuevas, no dejó de hacerle una mención especial, ya que afirmó que con esta interpretación se hicieron más populares de lo que pensaban. Siguieron con “1-800 Dual” y uno que jamás se olvidará de la memoria colectiva, guste o no de La Ley: “Doble Opuesto”. Este tema tiene historia, el disco del mismo nombre sale a la luz en el ’91 como primer disco oficial, la placa contiene 10 canciones grabadas en el estudio Horizonte, producidas por Mario Breuer y el gran Andrés Bobe. Este disco lanzó a la banda nacional la fama en nuestro país, convirtiéndolos en producto de exportación, ya que tuvieron buena llegada en Perú y Argentina donde sonaron varios hits de la placa, para luego explotar a casi todo Latinoamérica.

Luego de revivir parte de ese año ‘91, Beto, nuevamente dedicó palabras que se sintieron fuerte en su público, “ojalá no se acabara este concierto” también relató parte de su pasado cuando eran underground, poco conocidos, y practicaban en el barrio Bellavista en una pequeña sala de ensayo. También dedicó palabras a todos los que alguna vez fueron parte de la banda: “La Ley es lo que es hoy, gracias a todos los que pasaron por la banda en algún momento”, y recordó como siempre lo hacen, a Andrés Bobe.

La banda siguió con “Animal” que encendió el público, trayendo desde la memoria emotiva uno de los mejores momentos de la agrupación nacional. Durante la jornada, noté que Cuevas cambió de instrumentos, usó panderos, una guitarra acústica como en esta parte del concierto y guitarras eléctricas.

En el momento que interpretarían la siguiente canción, “Invisible” de su disco homónimo, recordé a una banda dejando el uniforme estilo new

Foto: Diego Mena

Foto: Diego Mena

wave, dando paso a otra cara, una faceta diferente, algo más oscura, con guitarras más distorsionadas y una propuesta visual un poco más arriesgada, por allá en el ’95, cuando el disco fue presentado en el Festival de Viña del Mar, triunfando una vez más en suelos nacionales. Y no es menor la importancia que tuvo en la trascendental carrera de la banda, ya que dedicaron al menos ocho canciones de las 12 del álbum, incluyendo “Fausto” y “Cielo Market”.

De la era más contemporánea de La Ley, fueron generosos, con temas como “Paraíso” y “Aquí” del disco Uno, con el primer final falso de la noche. También revivieron los temas insignes del La Ley Unplugged  (2001), con “Mentira” e “Intenta amar”, que por su puesto tuvieron gran recibimiento del público, al igual que con sus canciones más rockeras y movidas.

La cúspide de la noche se dio en “Delirando”, primero, la canción tiene un swing muy rockandrollero, pudimos ver a Beto moviéndose como Elvis, -con el movimiento de caderas que caracterizó al Rey del Rock- y ocupando todo el escenario. Sin embargo, lo que hizo esto más especial, fue la presentación que hizo Beto a cada uno de los integrantes partiendo por Archie Frugone, como invitado especial en el bajo y cada uno respondiendo con solos impresionantes.

Le siguió Pedro Frugone quién arrasó con la maestría que demostró tocando su guitarra al estilo más metalero virtuoso. Luego fue el turno del “único e incomparable” Mauricio Clavería, su solo en las percusiones nos dejó con la boca abierta, ya que demostró que el nivel es superior a lo que se ha visto en ocasiones como la Teletón o un Festival de Viña; fuerza, precisión y rockandroll duro señoras y señores, lo que a ratos me confunde, ya que según esto, los hace inetiquetables, para ser justos. Acá vi a unos chicos rompiendo su propia ley.

La noche se acercaba a su final con “El duelo”, la favorita del álbum Invisible, todas las palmas del coliseo santiaguino sonaron fuerte con esta canción. La mejor parte, que me dejó sorprendida, fue en los coros finales, Mauricio, Pedro y Archie sacaron su lado más speed, como si fuera de heavy metal, con doble pedal incluido, lo que causó un headbangueo automático en el público. Fue un gran momento cuando interpretaron “Sin ti”, sencillo que marcó este 2014 para la banda, canción que originalmente es de Chris Isaak, y es conocida como “Wicked Game”, fue el segundo single de La Ley luego de “Olvidar” que por cierto no la tocaron en esta oportunidad.

El concierto finalizó con “Desiertos” tema del ‘89 que cautivó a los fieles de La Ley desde ese entonces, para luego dar el punto final con “Fuera de mí” dando la nota emotiva de la noche, despidiéndose con un hasta luego. Fue un gran concierto que culmina con una promesa, un nuevo disco que está por confirmar para el 2015 que ya nos pisa los talones. Rupturistas y reinventores de sí mismos, esos son La Ley y lo que fue la gira Retour, antología de un gran pasado, un tremendo presente.

 

REVIEW: CELESTE JAMACG

FOTOS: DIEGO MENA

[gmedia id=228]

Written By

Esta noticia fue publicada por el área editorial de iRock.CL

Destacado

Nuclear, Lefutray, Dezaztre Natural y Hellman en un nuevo Metal Chaos

Chile

Hombres G anuncia su debut en Chile

Chile

Europe:  Escucha sus 10 mejores canciones más allá de “The Final Countdown”.

Internacional

KnotFest Chile: ¡Estos son los horarios!

Internacional

Advertisement


Connect
Suscríbete a #iRockCL