Connect with us

Artículos

Gojira: artífices de la catarsis que nuestra era necesita

Gojira y su singular metal, tan difícil de digerir muchas veces sus sonoridades en la primera impronta y luego de un tiempo macerado el sonido en nuestros tímpanos, logramos comprender la magnificencia de contar el relato de la devastación humana acompañado del fuerte martillo que azotan las cuerdas y las voces desgarradas de esta agrupación francesa, liderada por los hermanos Duplantier.

Por Litta

Si bien hemos sido testigos de una oleada de intelectualidad al momento de referirnos a Gojira, queriendo engullirlo todo desde el conocimiento, cuando en esencia el metal que dispara esta colosal banda es una honesta ofrenda musical a todo lo vivido por nuestro planeta a lo largo de la historia. No es justo entonces racionalizar algo que en teoría podría ser prácticamente un universo sonoro singular para cada oído receptor y tiene que ver más con la emocionalidad que con lo que nos despierta cognitivamente. Muchas veces vemos mal banalizadas estas agrupaciones desde lo monótono que son sus inigualables sellos tecnocráticos.

En lo personal Gojira llego a mi vida en un momento clave, en donde estaba refutando prácticamente todo lo establecido; epifanías iban y venían, incluso el cansancio de escuchar metal técnico sin obtener una real devolución de sentimientos ya era un hecho que no podía seguir soportando, aburrida de la inmadurez con la que la técnica trata al swing, llegué a esta maravillosa experiencia sonora guiada y por fin sin muchas vueltas, ni rimbombantes chácharas hallaba una zona de pasión por lo que se grita, por lo que se expresa a través de las insolencias en las cuerdas. Al fin el sentido de hastío por lo de siempre acompañado con esta crisis existencial prácticamente, se coronaban con un excelente soundtrack. Algo nuevo para poder calmar la sobre exigencia de repensar que, “estaba ya inmersa en el peor momento histórico del planeta y la madre naturaleza”. Si bien quisiéramos siempre irnos a los planos del intelecto para desmenuzar al metal, es importante no perder el foco; si hay un motor que transciende en este universo musical es la rabia y que sofisticada forma de retratarla en cada álbum han tenido estos franceses. Nadie podría negar la capacidad existencialista con la que nos envolvió su primogénito, Terra Incógnita y toda esa nueva forma de expresar el rugido de los instrumentos, transformando a la voz en una extensión de la demencial catarsis musical.  

Me podría preocupar de hacer un recorrido casi metódico de cada álbum, como las típicas enciclopedias que estamos acostumbrados a leer sobre metal, con esa lógica de expulsar datos solo para demostrar cuanto sabemos al respecto, pero sinceramente quiero plasmar algo mucho más personal en esta nota. Para mi Gojira no es una banda que se deba tantear de forma cuantificable, ya que es su emotividad (por cómo y lo que se expresa), lo que la hace un ejemplar tan extraordinario, algo muy similar me provocó la primera vez que escuche a Nile y todo ese histórico contenido que se entrega de forma visceral, elegante y en donde la brutalidad convierte en obras de arte oscuras y majestuosas cada pieza musical. Me atrevo a decir que es la sutileza con la que se codea el metal y el conocimiento a través de la honesta materialización de la música, probablemente no existan mejores formas en el estilo para hablar de los temas que se expresan en cada canción y es por eso que mantienen un sello indisoluble entre todas las bandas del genero, que la ha hecho solidificar aún más su fórmula al punto de convertirla en maestra.

El toque francés siempre tan fino y casi imperceptible en su arte y música, nos permite vivenciar momentos tan mágicos como encontrar sentido a lo que nos sucede incluso en lo cotidiano a través de los guturales de cada canción, que por más estridentes que lleguen a ser son comprensibles al tope de poder solidarizar con lo que expresa Mario Duplantier y su característico gutural. Ni siquiera es necesario entender el idioma, es simplemente entregarse a merced de la emotividad que emerge desde los sonidos que se conjugan. Recomiendo siempre a Gojira para trabajar la catarsis, pues sus cortes son precisos para los tiempos de estas anomalías de la consciencia humana y así por consiguiente iRockers, es que más allá de hablar de datos y nombres, les invito a dejarse llevar sin mesura ni limitantes a través del viaje hacia las emociones que evoca cada tema de esta colosal banda, que tendremos algunos el privilegio de volver a ver en vivo en nuestra tierras el próximo 30 de agosto en el legendario Teatro Caupolicán.

Written By

Editora y creadora de contenido en iRock. CL. Melomaniaca del Rock, el Metal y los sonidos mundanos. Co-conductora en "Rock X-Files". Y quiero mi futuro programa de reviews de discos con las bandas tocando unos temas al final (jajaja) ese es mi sueño 2022. | Mail: litta@irock.cl

Destacado

Nuclear, Lefutray, Dezaztre Natural y Hellman en un nuevo Metal Chaos

Chile

Hombres G anuncia su debut en Chile

Chile

Epica en Chile, una explosión sinfónica que rediseñó nuestro universo

Conciertos

KnotFest Chile: ¡Estos son los horarios!

Internacional

Advertisement


Connect
Suscríbete a #iRockCL