Connect with us

Conciertos

Live Review | BLIND GUARDIAN: Doblegados por sus seguidores

Blind Guardian-23

Blind Guardian en Chile

16 de octubre 2015 | Teatro Cariola

Review: Freddy Véliz O. | Fotos: Cristian Carrasco 

Los alemanes, pioneros de power metal, por cuarta vez pisaron suelo chileno, en esta oportunidad promocionando Beyond the Red Mirror, su última placa de estudio. A pesar de que los germanos tienen una buena cuota de fanáticos en nuestro país, el recinto anunciado en primera instancia (Teatro Caupolicán) debió trasladarse unas cuadras, e instalarse en el antiguo Teatro Cariola, al parecer, la venta de entradas no fue la que esperaban los organizadores. Felizmente, el local ubicado en San Diego 246, logró repletarse con los más fieles seguidores del conjunto.

Desde que la intro nos anunciaba el comienzo del show, una fuerte ovación recibía nuevamente a estos maestros de los sonidos épicos, que con “The Ninth Wave” (de su álbum 2015) iniciaron una conexión con su fanaticada que no se desligó en ningún momento en las dos horas y quince minutos que duró el concierto. A pesar de que la acústica del lugar no ayuda demasiado, las odiosas reverberaciones y la saturación del sonido no dejaba oír con claridad las guitarras, sobreponiéndose la potencia de los tambores. El público nunca dejó de acompañar con sus cánticos a Hansi Kürsch, quien avala su trayectoria con un manejo escénico notable, en que hace partícipe al público, arengando e invitando a corear como si de una batalla se tratara. Ni siquiera su tremenda experiencia, evitó acusar un rostro perplejo, por el gran apoyo de los presentes. “Are you Ready?” preguntaba, recibiendo un efusivo “Yeah!” por parte de los fans, antes de entrar de lleno a “Banish from Sanctuary” doblegando los cantos del público, al punto de casi no escucharse la voz de Hansi. Esa fue la tónica promedio de la velada.

Con el paso de los minutos el sonido se fue ajustando, logrando un mejor nivel, por lo menos desde la mitad de la pista hacia el escenario, no así al ubicarnos más atrás, un problema constante en los conciertos de este histórico teatro. Pero eso parecía no importar a los devotos fanáticos que no dejaban de cantar y emocionarse con cada riff de los teutones. André Olbrich se lleva los aplausos cada vez que toma su turno para lucirse con su impecable técnica en los solos.

Luego de “Fly” se hicieron sentir los fuertes y tradicionales “Oleee, ole, ole, oleee…Guardian, Guardian!!!” desde el público, sorprendido Hansi no tuvo otra respuesta que “Your fucking crazy Santiago”, los fanáticos continuaban gritando sin dejar que el frontman pudiese continuar hablando. No cabe duda, de que el público fue un protagonista esencial, en el caluroso recinto de Santiago Centro.

La noche continuaba y nos presentaba momentos memorables y recibidos con fervor en “The Last Candles” y “Lord of the Rings” la imaginería Tolkien tan bien elaborada musicalmente por Blind Guardian en su álbum Tales from the Twilight World, obra esencial publicada en 1990, y el público lo sabe y así lo hace entender con su eufórico recibimiento.

Un set equilibrado, una retrospectiva por gran parte de esa extensa discografía que los encumbra como una de las agrupaciones más influyentes del género, nos deleitó en cada minuto de presentación. “Time Stands Still (At the Iron Hill)”, “Mordred’s Songs” e “Imaginations from the other side” nos llevaron al primer encore en medio de ese fanático cautivo que continúa pidiendo por más.

La banda regresa para continuar con su arsenal de épicas composiciones en una potente trilogía iniciada con “Sacred Worlds” seguida de “Twilight of the Gods” y finalizada con la grandilocuencia de “Valhalla” que termina con la totalidad del público coreando, antes de que Hansi y compañía se retiren por segunda vez del escenario, y volver para lo que sería la última parte del extenso show y rematar con “The Script for my Requiem”, la acústica The Bard’s Song”, y antes de irse con el corte final, los bardos no pueden ante los pedidos de sus fanáticos, y contra lo programado, se salen del set y retribuyen a su fieles seguidores con la interpretación de “Majesty” ante el fervor de los presentes que no escatiman esfuerzos en levantar la voz y los puños para vivir uno de los momentos más fastuosos de la jornada que con “Mirror Mirror” tendría su colofón ideal, en medio de los complacidos rostros de los fans incondicionales, que se retiran cual batallón luego de una triunfal afrenta.

Nuevamente BLIND GUARDIAN nos entrega un antológico concierto, en que la velocidad de sus guitarras, una base potentísima desde la impresionante batería del calvo Frederik Ehmke, mas la empática presencia de Hansi frente al micrófono, ponen de manifiesto la vigencia de los europeos.

En la música de los alemanes avistamos una influencia amplia de estilos que van desde los orígenes del metal, pasando por las estructuras del progresivo y el neo progresivo, hasta la velocidad del speed metal, sus temáticas épicas han convertido al conjunto, paralelamente a sus compatriotas de Helloween, en uno de los pilares fundamentales del género, en Chile han logrado mantener a una fanaticada vigente, que llegó al Cariola para (unos por primera vez y otros repitiéndose el plato) , vivir la soberbia experiencia de sentirse parte del ejército gallardo de una batalla de extasiada pomposidad lírica. BLIND GUARDIAN seguramente no olvidarán fácilmente el increíble acoger de sus seguidores, como dije antes, probablemente los principales protagonistas del espectáculo.

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

El cruce estrena nuevo single y se prepara para Lollapalooza Chile

Blues / Soul

Edu Falaschi en Chile: La Nova Era del mejor power metal brasilero 

Conciertos

Samael en Chile, Passage nos envolvió con oscuridad

Conciertos

Rey Chocolate, Total Mosh y Delterror preparan show de fin de año

Chile

Advertisement


Connect
Suscríbete a #iRockCL