Connect with us

Conciertos

LIVE REVIEW | La noche llena de Thrash de ANNIHILATOR en Santiago

ANNIHILATOR EN CHILE

08 DE JUNIO 2013 | CLUB KMASÚ – SANTIAGO

Por Freddy Veliz

 

 

C - Annihilator-17El 2012 fueron uno de los números más aclamados en The Metal Fest. Llegaron como suplentes de los ingleses Venom, siendo una apuesta bastante exitosa. Los canadienses Annihilator, con casi 30 años de trayectoria debutaban en Chile, saldando así una deuda con los thrashers de la vieja escuela, que a fines de los ochenta se asombraban con la técnica y calidad de la banda liderada por el carismático guitarrista Jeff Waters. Luego de un año desde esa histórica visita, volvieron a Chile y por partida triple, con actuaciones agendadas en Valparaíso, Santiago y Concepción.

Lo del sábado en Santiago tenía como bandas invitadas a los ariqueños de CONFLICTED, quienes frente a unas 70 personas y a partir de las 19:30 horas aproximadamente con mucha entrega y una potente propuesta de thrash metal, dieron el vamos  centrando su repertorio en Social Disorder su álbum debut del 2012, con trallazos como  “The Truth Beyond Our Polluted Lung”, “Scars”,This World” y su single “God is Death” entre otros, recibidos con atención por los que temprano esperaban el plato fuerte.

Luego el turno de seguir encendiendo el recinto de Blanco Encalada fue de los elogiados NUCLEAR, quienes como ya acostumbran presentaron un set demoledor de principio a fin, ya con una mayor audiencia y estimulando a varios a calentar motores con los primeros mosh de la noche, pasaron “Architects of War”,Sadistic Method for Crime”, Heaven Denied”, la muy bien recibida “Inner Hate”, My Own Anarchy”, la dedicada a los políticos de nuestro país “F.P.S.C.” y la tremenda “Apatrida” antes de la cual, Matías Leonicio hizo sus descargas contra la banda canadiense por haber impedido que realizaran una óptima prueba de sonido, pasando a llevar a las bandas nacionales. Lamentable que ocurran situaciones como éstas, que van en desmedro de agrupaciones que no se pueden mostrar de la mejor manera al público, que obviamente en estos casos es de mayor cantidad a la acostumbrada en las tocatas locales. Obviamente eso se reflejó en la deficiencia en la calidad del sonido e iluminación de las dos bandas nacionales.

Minutos pasados las 21:00 horas llegaba el momento esperado por los que repletaban el Club Kmasú y los canadienses Annihilator liderados por Jeff Waters subían al escenario para entregar un repertorio que incluía todos los cortes presentados en su anterior visita, además de incluir casi una decena de canciones que obviamente por el tiempo acotado de la recordada versión del Festival, en aquella ocasión no fueron parte del set.

“Ambush” de su álbum homónimo del 2010 abrió los fuegos ante la ovación del público asistente, quienes se enfrentaban alC - Annihilator-20 bombardeo de riffs veloces que han caracterizado a la banda desde sus inicios, con algunos problemas técnicos en la guitarra de Waters, el que es solucionado rápidamente y sin dejar espacios para respiro alguno, continúan con uno de sus  mayores clásicos, la excelente y coreada “King of the Kill” del álbum del mismo nombre de 1994. Waters y sus emblemáticos riff que surgen desde su flying V provocan el revuelo y la pista comienza a convertirse en un ciclón humano con un multitudinario y violento mosh pit. La sociedad Waters-Padden demuestra un fiato envidiable, y a pesar de que en realidad el sonido estaba lejos de la perfección, la energía que se irradiaba desde el escenario es algo de lo que pocos pueden jactarse. La exquisita técnica de Jeff Waters, sin lugar a dudas el alma y director orquestal de la banda, hace erizar la piel desde sus veloces acordes, uno de los más infravalorados músicos de la escena metalera mundial.

La avalancha de metal continúa con “Betrayed” y la trepidante “Ultra-Motion” para que no salga nadie bien parado de los intensos mosh, y los cuellos de los que prefieren sacudir las cabezas, comiencen a pedir auxilio.

Jeff Waters antes de presentar el próximo corte, entre los saludos pertinentes, hace una lúdica demostración de las variadas pronunciaciones del nombre de la banda por estos lares, así deja en claro que Anaigileitor, Aniileitor o Anigileitor son aceptadas de todas formas por la banda entre las risas de la audiencia, y continúan con “No Way Out”, adelanto de Feast, álbum próximo a ser publicado.

La densidad sonora de “Time Bomb” baja las revoluciones, para atacar nuevamente con la velocidad de “Clown Parade” para que el mosh pit vuelva a la pista, antecediendo así a otro de los grandes clásicos de la banda, “Set the World on Fire” es recibida con devoción, esta termina siendo pegada a otro clásico, “WTYD”(Welcome to your Death), del clásico y tremendo álbum debut Alice in Hell, causando el furor del respetable quienes provocan el mosh pit más violento y multitudinario de la noche.

Así y sin aliento el set sigue destrozando cuellos con “Bliss”,Phantasmagoria” la que es sucedida por un catártico solo de batería a cargo del talentoso Mike Harshaw, y “No Zone” del tremendo Set the World on Fire de 1993.

Jeff Waters luego de hacer un honesto recuerdo de su paso por The Metal Fest el 2012, calificándolo como increíble, y una de sus más excitantes experiencias en toda su carrera, presenta “21” incluida en King of the Kill.

Otro de los puntos altos se presenta con “I’am in Command” impresionante la velocidad y la técnica de Jeff, quien no para de moverse de un costado a otro del escenario, sonriendo al público,  y reflejando mucha satisfacción por el recibimiento.

Los problemas técnicos en la guitarra de Waters vuelven a presentarse en “The Trend” acusando de forma más notoria esa falla que al igual que en un principio, no demoran en solucionar, y Jeff vuelve para terminar su incursión, con un gran solo.

“The Fun Palace” sigue reventando cabezas, cuando el turno del más clásico corte, todo un himno de la banda canadiense, comienza a sonar en medio de los vítores correspondientes, Alison Hell emergía hacia nuestros oídos, con potencia pero no exenta de problemas en el sonido, en especial las guitarras, aunque aclaro que fueron problemas imperceptibles, los que no opacaron la grandiosa presentación. La banda se despide, pero luego de un par de minutos, regresan al escenario para seguir acribillándonos con “StoneWall” del Never, Neverland publicado en 1990.

Ya llegábamos al final y comenzaban a sonar los primeros acordes de “Hells Bells” original de AC/DC, de quienes Waters es un confeso admirador, cuando muchos creíamos que esto sería tocado en su totalidad, estos interrumpen esta clásica pieza y continúan con “Shallow Grave” un digno y potente homenaje a la banda australiana de los hermanos Young.

Un show con un set de ensueño, la banda se mueve por distintas etapas logrando aunar dentro de casi dos horas un  repertorio que deja a todos muy conformes. Ya es conocido el recinto y sus deficiencias acústicas, entonces se entiende que los dirigidos por Jeff Waters hayan sufrido algunos embates con el sonido, esto no logró opacar una tremenda presentación. Jeff siempre en plena conexión con el público. Un lujo para los metalheads de oídos más refinados, pero también para los que les gusta el lado más escabroso y violento.

Annihilator o en su efecto Jeff Waters, son una agrupación como muy pocas en la historia del metal. A pesar de estar considerados dentro de la horneada de las bandas Old School, han sabido sobrepasar todo límite, y dentro de su propuesta podemos encontrarnos con una multiplicidad de géneros bien fusionados y estructurados, sus primeras grabaciones siguen sonando actuales, y se diferencian con sus contemporáneos por la limpieza de su sonido, y los tremendos arreglos de guitarra.

Las huestes del metal en Chile tuvieron en Santiago una de las visitas de mayor renombre en la escena mundial, y eso es un lujo que no siempre nos podemos dar, y uno de los más importantes puntos, es el atrevimiento de los responsables en traer a Chile este número, a expandirlo también a regiones. Estoy seguro que tal como en Santiago, en Valparaíso y Concepción esta visita quedará por mucho tiempo en la memoria de los que tuvieron su pasaje de ida y vuelta a al infierno de Annihilator.

Fotos: Cristian Carrasco S.

[nggallery id=53]

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

[Live Review] Emperor: Y el infierno nos golpeó la puerta…

Chile

Fallece Juan Francisco Llagostera, bajista de la legendaria banda chilena Poozitunga

Chile

Foto: Ignacio Arnedo Foto: Ignacio Arnedo

10 Canciones Esenciales de Divididos

Artículos

Sticky Fingers confirma concierto en Chile

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL