Connect with us

Conciertos

[Live Review] La Polla Récords, autoboicot

Por Nayra Chandía – Fotos: Andie Borie

A sólo unos días de cumplir cuatro meses desde la revolución que inició en Chile, hoy esperábamos con ansias lo que se suponía era el regocijo por 20 años de espera para tener a “La Polla Récords” en nuestro país, presentándose en un Estadio Bicentenario que parecía libre de represiones.

La víspera del show no tuvo mayores inconvenientes, sólo mohicanos ansiosos con cerveza en mano, risas y compañerismo. En la entrada ya se podía ver el nerviosismo de los que fiscalizaban la entrada, que ya advertidos de una posible avalancha, decidieron permitirles el paso de forma gratuita a muchos de los asistentes, sin pedirles entrada o hacer mayor revisión de sus pertenencias. Situación que facilitó todo lo que vendría más adelante en la presentación.

Flema, los primeros en dar pie a lo que se supone sería una intensa jornada de punk, se  lucieron y demostraron su larga trayectoria en un show que dio inicio antes de lo presupuestado, cerca de las 18.00 hrs. El público los recibió con cariño, mosh pits en donde si alguien caía todos estiraban los brazos para levantarlo y seguir disfrutando en coreos que parecían infinitos gritos de protesta.

Canciones como “Y Aún yo te recuerdo”, ” Nunca seré policía”, “Vahos del ayer” y “Si yo soy así”,demostraron que Fernando Rossi ha sabido llevar el legado que nos dejó Ricky Espinoza, rindiendo homenaje en todo momento a su desplante escénico y a todo el descontento, melancolía, rabia y punk. Fueron alrededor de cuarenta minutos de presentación sin ningún tipo de inconveniente, mientras se repletaba  poco a poco el estadio. Aunque se debe  destacar que se vio a varios de los presentes entrar con niños pequeños al recinto, sin pensar en su seguridad posterior.

A las 19. 00, ya se subía a escena “Los peores de Chile”, con su particular sonido punk/rockabilly, dispuestos a hacernos cantar, bailar y saltar hasta quedar con los bototos rasgados, en temas como “Síndrome de Camboya”, o “chicholina”, clásicos que era imposible dejar de lado. Se empezó a entumecer poco a poco el ambiente, algunas personas del público comenzaron a lanzar proyectiles de plástico al costado del escenario en medio de toda la presentación,  uno de los integrantes de la banda tomó las riendas del asunto y frenó, de algún modo, la situación, saliendo todos los músicos ilesos y logrando terminar de tocar todo el setlist que tenían previsto, con una clara molestia al respecto.

A las 19. 45 aproximadamente, La polla récords daba inicio a su show dando aviso de su llegada, con todo el estruendo característico de su indumentaria. Una cruz palpitante bañada en fuego nos daba aviso de que ya estaban aquí, después de dos décadas. La expectación de la mayoría de los asistentes y la euforia no tardaron en hacerse presentes a los segundos de dado inicio el primer tema, “Salve”.

Lluvia de cerveza y agua lanzada con una manguera de bomberos, nos hacían creer que sería una jornada grata. Chicos en sillas de rueda se abrían paso entre la multitud que no se molestaba al dejarlos pasar, mosh pits por cada rincón y una alegría que hacía palpitar todo el recinto entre voces y truenos punks.

“Memoria de muerte”, ” Así es la vida”, “Lucky Man for You”, ” Nuestra alegre juventud”, ” Chica yeye” y “los siete enanitos” fueron de los pocos temas que pudieron tocar en una jornada tensa, donde alrededor de 25 personas subieron al escenario poco a poco, para en primera instancia, cantar junto a Evaristo, vocalista de La Polla Récords. El cantante intentó mostrarse alentador con la situación, entregando el micrófono para que cantaran con él a los primeros asistentes, mientras poco y nada se hacía en la seguridad del recinto por regular la situación.

20 minutos duró lo que se supone sería la entrega de 44 creaciones, cuando unos pocos asistentes, de todo un estadio lleno de expectantes personas esperando que el show siguiera, comenzaron a lanzar proyectiles, molestos con los que se habían subido al escenario a interrumpir la presentación. Proyectiles de plástico y cemento eran los que  podían verse desde lejos,  un hombre sin ningún tipo de seguridad subiéndose a cortar los cables de las luces a vista de todos, otro  masturbandose en la ropa de otra chica, otros, tocando en su ebriedad a la que desearan tocar, sin ningún escrúpulo, en donde debo incluirme como afectada; Emisión de frases como “piñera conchetumare”, ” no más sename”, “están todos funados” y otras totalmente inentendibles debido al estado etílico de los que decidieron arrebatarle la presentación a la esperada banda, sin siquiera darle un real sentido a la manifestación en donde no existió  discurso real ni empatía, en lo que como mínimo, pudo haberse aprovechado para dejar en claro nuestra postura ante el descontento nacional con el gobierno.

La banda lo expresó así en sus redes oficiales:

“Se jodió!!! Nos hacía muchísima ilusión, pero la cosa se desmadró durante el concierto. Lo intentamos todo pero finalmente no pudo ser. La organización decidió, por razones de seguridad del público asistente y de la banda, terminar el concierto. Una puta pena.”

Cabe destacar que esto fue provocado por unos pocos, que en su ego, se creyeron con la capacidad y el deber de desmantelar lo que muchos esperaban, tratando de “Amarillo” a Evaristo por no decir alguna palabra de las que ellos deseaban escuchar en el momento exacto en que ellos querían que ocurriera. La mayoría de los asistentes se quedó dentro del recinto esperando que en algún momento pudiera volver la banda, mientras se veían intensas batallas arriba del escenario, entre proyectiles, puñetazos y un actuar que realmente sólo reflejó un intento de demostrarle a alguien, no sabemos a quién, una grandeza inexistente, en esta cultura de la basura en donde prima el egoísmo, el hedonismo sin horizonte y la violencia por violencia.

Ya habiendo desmantelado todo el escenario, quedando en él sólo unos cuantos que seguían golpeándose entre sí, en el centro de la cancha se siguió con peleas que ya nadie sabía a qué se debían, mientras afuera, con rejas destruidas, se iniciaba una barricada en la calle, con un fuego que remarcaba, esta vez, que no estamos logrando lo que deberíamos. Llenando de excusas y justificaciones como que ” era lo que debería esperarse de un show punk”, ” fue culpa de la organización” y no tomando en cuenta a los reales responsables de destruir lo que pudo ser un hito histórico en el punk, aquí en Chile.

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

‘Los Miserables’ estrenan video clip de nuevo sencillo

Chile

Metallica estrena nuevo adelanto de “S&M2”

Internacional

The Tangent estrena el vídeo ‘The Tower of Babel’

Internacional

Fallece Tony Costanza, baterista original de Machine Head

Internacional

Advertisement
Connect
Suscríbete a #iRockCL