Connect with us

Conciertos

Live Review | Marky Ramone´s Blitzkrieg: El legado de los Ramones se niega a morir

15 de marzo 2018 | Club Blondie

Nota: Ricardo Olivero | Fotos: Ricardo Borie

 

Hoy 16 de Marzo, se cumplen exactamente 22 años desde que los Ramones dieron su último show en Latinoamérica, en la ya conocida y épica fecha en el monumental de River Plate, Argentina, que contó con un cartel difícil de repetir por estos lados, con los locales de 2 minutos, Superuva, Ataque 77, y con la presencia internacional de Iggy Pop y Die Toten Hosen (además de la presencia de Eddie Vedder como parte del público)  y ayer nuevamente uno de los bateristas históricos de los Ramones, Marky Ramone, se hace presente en nuestro país, para darnos una descarga de punk rock, luego de una sólida presentación realizada el año pasado en el Santiago Rock City, en donde fueron incluidos a última hora en el cartel por la caída de L.A Guns y Aerosmith.

Marky desde que empezó a girar nuevamente en solitario, ha tenido múltiples experimentos de formación, que incluso han incluido al actual Misfits Jerry Only o incluso al ex Misfits Michael Graves, además de distintos músicos de sesión que han transitado por su banda, obteniendo resultados dispares (algunos experimentos fueron buenos y los otros derechamente malos) pero luego de su presentación el año pasado en nuestro país, habían expectativas positivas, que para suerte de los fans fueron cumplidas a cabalidad.

El show comenzó puntual con los Mox, banda con un recorrido de varios años que cuenta con un público fiel que los sigue a todos partes (incluso independiente de quien toque después) con un show cargado de sus clásicos que tienen como temática la juerga, la cerveza, una que otra ironía o experiencia chistosa de la vida (creo que ataque de caca grafica eso a la perfección ¿no?) entregando una potente descarga para ir generando ambiente y no bajar la intensidad ni la rapidez de lo que se nos venía como plato fuerte.

Sin demora, Marky Ramone´s Blitzkrieg inicia su potente show con Rockaway Beach desatando la locura de la gente que no paro en toda la presentación, con el estilo clásico de los Ramones, temas cortos, rápidos, al hueso y uno detrás de otro sin respiro, solo una pequeña pausa para decir el clásico “one, two, three, four!” y seguir dándole con Teenage lobotomy, Psycho Terapy y el clásico de rock and roll de Boby Freeman con Do you wanna dance? En donde la invitación fue tomada por la gente que ya a esas alturas, hacia el clásico pogo y volaba por encima del escenario en un desenfreno total.

Del resto del show, ¿alguien de los presentes podría decir que no conocía alguno de los temas que se venían? I dont care, Shenna is a punk rocker, Havanna Affair, Comando, I wanna be your boyfriend, etc. Nos hacían corear (sí, yo también estaba cantando) todos los temas, llevándonos por un camino de la nostalgia pero a la vez alegría, de sentir viva nuevamente la presencia de los Ramones. Si bien el set list fue más corto que alguna de sus presentaciones en Argentina un par de días atrás, cubría buena parte de los clásicos que la gente considera imperdibles, como Rock and roll high school, Judy is a Punk, the KKK took my babe away, Pet semetary, entre otros, además de los clásicos covers que los Ramones hicieron casi suyos, pero que eran demostrativos de lo muy fans que era la banda del clásico rock and roll americano de los 50´s y 60´s con temas como Surfing Bird de Trashmen o Chinese Rock de los Heartbreakers.

Temas como R.A.M.O.N.E.S  o I wanna be sedated desataban el pogo mas furioso de la noche pero a su vez temas como Needles and pins o I wanna be your boyfriend nos hacían explorar la faceta más romántica del respetable, mezclando esa hermosa dicotomía de dulzura y agresividad que entrega  un show Ramone.

La seguidilla de hits con los cuales Marky y su banda hicieron bailar durante toda la noche a la gente, tenía su epilogo final (luego de dos entradas)  con California sun, Wonderfull world (de Louis Armstrong) y con el himno indiscutido de los Ramones que es Blitzkrieg bop, generando el clásico HEY HO LET´S GO cantado por todo el mundo para terminar una jornada de muchas emociones y satisfacción musical.

 Entonces, ¿qué podemos decir? los Ramones representan un punto de inflexión en la historia del Rock and Roll mundial, no solo por ser considerados los padres de un nuevo género musical que vino a sacudir al mundo entero como el punk, si no por que cambiaron el curso de la estructura musical para siempre, demostrando que la virtuosidad también puede ser expresada sin tantos adornos, extensiones y pomposidad, sino que también puede ser comunicada con un sonido directo, hecho desde el alma y que a la vez nos de vuelta la cabeza a todos y todas. Marky, Junto con CJ Ramone y en menor medida Richie Ramone, representan parte del legado  que sobrevive de los Ramones, que brindan la oportunidad, no de revivirlos (porque es imposible comparación alguna), pero sí de mantener viva la llama de los miles de fanáticos en el mundo que aún no superan la perdida física de su formación original y que menos superan el no poder haber visto a los “fast four” en vivo alguna vez. Marky eso si debía mejorar algo, entregarnos un mejor producto musical, mas afiatado y con un sonido más representativo del que el mismo ayudo a crear , y creemos que a pesar de haber presentado alguno que otro problema técnico, particularmente con la voz, o una que otra falta de sincronización en algún tema, cumplió completamente con entregarnos un producto mucho más mejorado que sus antiguas visitas a nuestro país, en donde además no reparo en buscar a un vocalista con un tono vocal bastante similar a Joey, lo que hace que la velada haya sido genuinamente disfrutada por los asistentes, más que asistir una devoción abnegada de los que creemos que de los Ramones no se puede hablar mal jamás. En resumen una jornada buenísima, de alta intensidad que dejo contentos a todos, en una Blondie a un poco más de la mitad de su capacidad, porque claro, si fuéramos conscientes del legado de los Ramones en la historia de la música, quizás el Caupolicán quedaría chico para ver un show así, pero de lo bueno poco se dice, y la gente de ayer se merecía un buen show y creo que lo obtuvo con creces, quedando con ese gustito que aunque sea por un ratito o de alguna manera, estuvimos cerca de los Ramones. ¿Sintesis? Ramones Forever

 

Set list

  • Rockaway Beach

  • Teenage Lobotomy

  • Psycho Therapy

  • Do You Wanna Dance?

  • I Don’t Care

  • Sheena Is a Punk Rocker

  • Havana Affair

  • Commando

  • I Wanna Be Your Boyfriend

  • Beat on the Brat

  • 53rd & 3rd

  • Now I Wanna Sniff Some Glue

  • Gimme Gimme Shock Treatment

  • Rock ‘N’ Roll High School

  • Oh Oh I Love Her So

  • Lets dance

  • Surfin’ Bird

  • Judy Is a Punk

  • I Believe in Miracles

  • The KKK Took My Baby Away

  • Pet Sematary

  • Chinese Rocks

  • I Wanna Be Sedated

  • I Don’t Wanna Walk Around With You

  • Pinhead

  • Do You Remember Rock ‘N’ Roll Radio?

  • Danny Says

  • Baby, I Love You

  • I Just Want to Have Something to Do

  • Needles & pins

  • Rock and roll radio

  • Cretin Hop

  • Anxiety

  • A.M.O.N.E.S.

  • California Sun

  • Wonderfull world

  • Blitzkrieg Bop

[gm album=889 module=photobox]16

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Nuclear, Lefutray, Dezaztre Natural y Hellman en un nuevo Metal Chaos

Chile

Hombres G anuncia su debut en Chile

Chile

Europe:  Escucha sus 10 mejores canciones más allá de “The Final Countdown”.

Internacional

Epica en Chile, una explosión sinfónica que rediseñó nuestro universo

Conciertos

Advertisement


Connect
Suscríbete a #iRockCL