Connect with us

Conciertos

LIVE REVIEW | STEVE VAI en Chile: Virtuosismo, tecnicismo y más

STEVE VAI EN CHILE

5 DE DICIEMBRE 2013 | TEATRO CAUPOLICÁN

Por Freddy Véliz

freddy@irock.cl

 

 

Steve-Vai-2El regreso de Steve Vai a nuestro país tenía expectantes a sus fanáticos, respecto al show que nos traería el virtuoso guitarrista. El eximio músico volvía por quinta vez a Chile, y el pretexto, su última placa The Story of Light.

Todos sabemos el tremendo currículum del estadounidense considerado entre los mejores guitarristas de la historia, aseveración no muy alejada de la realidad, si revisamos su historial, donde acusa participaciones junto a Frank Zappa (lo que nos menor), Alcatrazz (reemplazando a Yngwie Malmsteen), Whitesnake y David Lee Roth, además de participar en gran parte de las giras G3 organizadas por Joe Satriani, de quién es su más destacado discípulo.

Con puntualidad, a las 21:00 horas, se escuchan los primeros acordes de la guitarra del prodigioso músico, un breve solo que nos introduce en “Racing the World” de su última placa, frente al gigantesco telón de fondo, Vai comenzaba a vislumbrar con su acrobática ejecución del instrumento, acompañado de Jeremy Colson en Batería, Philip Bynoe en bajo y Dave Weiner en guitarra y teclados. Con algunos desajustes en el sonido, que irá mejorando con el correr de los minutos, la fuerza y plausible técnica de Vai se torna hipnótica, la revisión de su última obra continúa con “Velorum”.

Steve Vai es un maestro indiscutido del espectáculo, su show no se limita sólo a exponer su capacidad técnica, sino que con empatía invita al público a ser un protagonista más, por medio de bromas, o de acercarse a sus fanáticos, quienes elevan sus manos intentando aunque sea rozar su Ibanez Jem, todo está dispuesto para que así sea, no existen barreras ni guardias de seguridad entre el público y el escenario para que la velada sea lo más íntima posible, felizmente la audiencia demostró un comportamiento digno de admirar, todo se mantuvo en completo orden.

 Con su guitarra iluminada con luces led azules en los trastes y luego de presentar a sus músicos continúa con “Building the Church” del Real Illusions:Reflection, para seguir con una de las más ovacionadas, la tremenda “Tender Surrender” del aclamado Alien Love Secrets, una clara muestra de los recursos utilizados por el afamado músico, con todos los ingredientes que lo han hecho destacar dentro de su generación, haciendo que su guitarra exprese sonidos que por momentos pareciera que hablara a través de las cuerdas.

 Luego de “Gravity” Steve le da un espacio a Dave Weiner para ejecutar con guitarra acústica en mano “The Trillium’s Launch” de su autoría, y que puso una pausa a lo que veníamos experimentando hasta el momento, luego Vai incluso bromeó y aprovechó de promocionar a su compañero informando que en merchandising podíamos encontrar su disco, causando las risas de los asistentes.

El turno de “Answer” del clásico Passion and Warfare vuelve a impregnar de energía al concierto que continúa con la heavy “The Animal” para dar paso a la sensible “Whispering a Prayer”, Vai en todo su esplendor demostrando que feeling y virtuosismo si pueden ir de la mano, un tema que llega al alma por su innegable emotividad. De vuelta al Passion and Warfare se escucha la voz de la profesora que nos introduce en la rockanrolera “The Audience is Listening”, con Steve jugando con la guitarra como si todo lo que hiciera fuese muy fácil, pasando su instrumento por su espalda, elevándolo desde las cuerdas, etc. Dota así el espectáculo de dinamismo, haciendo que los minutos pasen rápidamente.

 Vai luego se retira dejando en el escenario al bajista Philip Bynoe para una intro en solitario con matices cercanos al jazz fusión, para que reingrese Steve con guitarra de palo en mano y nos ofrezca un set acústico, donde además demuestra que también puede cantar. Luego de esta sección donde incluyó Rescue Me or Bury Me, Sisters, Treasure Island, Fire Garden Suite II – Pusa Road, y con Colson ingresando con un carro de supermercado donde incluía una caja de batería más otros elementos percutidos para ejecutar desde ahí la base rítmica de lo que Steve Vai interpretaba, el baterista se dio el Lugo incluso de recorrer el escenario golpendo el piso con sus baquetas, causando las risas y el asombro de las casi 2500 personas que llegaron al Caupolicán, luego todos se retiran dejándolo sólo a él para que dispuesto en su batería se despachara un solo bien matizado entre su precisión y técnica, que por momentos acusaba patrones con claras influencias Punks, no olvidemos además que Colson ha colaborado con el legendario Billy Idol.

 Al terminar el lucimiento de Jeremy Colson, el interior del teatro se oscurece por completo, y Steve Vai reaparece vestido con un traje iluminado en leds  envolviéndonos en una atmósfera futurista y robótica, puesta en escena propicia para “The Ultra Zone”, del álbum de mismo  nombre de 1999, de la misma placa continúa con el emotivo homenaje a Zappa titulado simplemente “Frank”.

 Luego de esa experiencia monumental, Vai con su impronta de siempre interactuar con sus fans, elije a una pareja del público para que suba al escenario e improvisen una canción (Building Me a Song) junto a la banda, para mala suerte del músico su elección recayó en una chica que poco o nada entendía lo que quería comunicarle, provocando un momento algo incómodo por no lograr su objetivo a cabalidad, entre bromas y tomándose el hecho con humor los invitó a seguir sentados a un costado del escenario por el resto del show, para continuar con ese tremendo y emotivo clásico del Passion and Warfare titulado “For the Love of God”, momento en que la audiencia caía rendida ante la magia generada por el virtuoso músico.

Mirábamos el reloj y sin darnos cuenta ya llevábamos dos horas cuarenta minutos de show, cuando muchos creían que este era el fin, Steve Siro Vai regresa para despedirse con la tremenda “Fire Garden Suit IV- Taurus Bulba”.

 Cada cierto tiempo reaparecen las críticas a este tipo de guitarristas que se obsesionan en desafiar a su instrumento, buscando ser el mas veloz y técnico al punto de buscar el endiosamiento de los fanáticos, olvidando muchas veces el sentido musical de sus obras, Satriani, Malmsteen, Moore, Petrucci, Batio, entre otros han sido siempre blanco de críticas al respecto, sin dejar de lado a Vai, por supuesto, pero me atrevo a afirmar que Steve lleva la delantera en cuanto a lograr ir más allá de trabajar solo su lado técnico y virtuoso, su sentido del espectáculo y su versatilidad para moverse de complejas estructuras (heredadas probablemente de sus años con Zappa), a momentos donde priman la simplicidad de una emotiva melodía, o el mas enganchador rock and roll, complementados con una puesta en escena donde la interacción con su público, las contorsiones, piruetas y expresiones de empatía hacia la audiencia hacen que su show se disfrute de principio a fin, Vai es el representante perfecto del héroe de la guitarra por antonomasia, y eso anoche quedó nuevamente demostrado que lo tiene bastante claro, y se cree el cuento sin prejuicio alguno.

Fotos: Sebastián Jiménez

[nggallery id=113]

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

James Hetfield se quiebra en el escenario en Brasil: “Me sentía un poco inseguro. Como que ya estoy viejo, no puedo tocar esta mierda”

Internacional

Mute se presenta en Chile este 22 de mayo

Chile

Gaerea llega por primera vez a Chile

Chile

Absurd Creation presenta su nuevo disco “A Dance with Death”

Internacional

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL