Connect with us

Conciertos

Live Review | Stick Men junto a David Cross: Herederos del universo crimsoniano

6 de septiembre 2018, Teatro Nescafé de las Artes

Nota: Freddy Veliz  |  Fotos: Andie Borie

 

Pasan los años, y aun seguimos esperando por la venida de King Crimson, banda pionera del rock progresivo, y una de las más destacadas y activas de esa primera oleada de agrupaciones, que llevaron el rock hacia otras fronteras. El esquivo conjunto liderado por Robert Fripp, no da luces de volver a Sudamérica, y por fin debutar en Chile, solo rumores que nunca han llegado a buen puerto, aunque hemos sido testigos de la venida de distintos músicos que han participado o son parte del Rey Carmesí. Bill Bruford, Adrian Bellew, John Wetton, son  nombres que nos han beneficiado con sus visitas, sumando a Tony Levin y Pat Mastelloto, quienes en distintos proyectos han cruzado la cordillera, por separado o con su agrupación en conjunto Stick Men, quienes ayer se presentaron por cuarta vez en nuestro país, dentro del marco del ciclo Santiago Fusión.

Cada show de Stick Men causa altas expectativas en el mundo de los amantes de la vanguardia, si bien tienen una nutrida e interesante discografía con temas originales, lo que más esperan sus fanáticos en estos encuentros, son las interpretaciones, que el trío completado por Markus Reuter en la touch guitar, revisa de King Crimson, manteniendo la esencia, pero con un sello particular, debido a la conformación instrumental de la banda. Esta vez el plus de su regreso, lo daba la inclusión de David Cross, destacado violinista eléctrico que dio forma a las atmósferas más recordadas de discos tan esenciales como ‘Lark’s Tongues in Aspic’, ‘Starless in a Bible Black’ o ‘Red’.

El entusiasta público tomaba posiciones en las butacas y llegado el momento aparece Reuter junto al invitado especial (Cross), para introducirnos en una hipnótica fase de improvisación antes de entrar de lleno al repertorio que nos tenían preparado en esta ocasión. Asombrados por la electrizante forma de ejecutar el violín de David Cross nos vamos compenetrando en los laberínticos compases que emanan desde la batería de Pat Mastelotto, en conjunto con la esquizoide propuesta del maestro Tony Levin con su Chapman Stick.

“Hide the Trees” y “Cusp” son las primeras muestras con que apreciamos el trabajo extraído del álbum ‘Deep’  del 2013, antes de enfrentarnos a los primeros encuentros crimsonianos con sendas versiones de “The Talking Drum” y “Lark’s Tongues in Aspic, parte 2”. El universo creado por Fripp en King Crimson, está abierto a experimentar e improvisar llevándonos a mundos paralelos con tan solo cerrar los ojos, y viajar con la música, y eso es lo que marca la esencia de este concierto. Músicos formados desde distintos frentes, pero que confluyen en la enigmática propuesta de una agrupación sin competencia alguna, a la hora de hablar de vanguardia y efectividad sonora.

Stick Men no es King Crimson claramente, pero su música está inevitablemente ligada a ese sonido creado por el genio de Fripp, y según mi percepción, es lo más cercano que hemos podido estar de la respetada y legendaria banda, sin desmerecer por supuesto, el gran trabajo que hacen como conjunto paralelo, que tiene un sello dado especialmente por esta comunión de músicos excepcionales, que se asocian para entregarnos un trabajo fuera de cualquier norma conservadora. Poseen una libertad para improvisar, que aprovechan al máximo con David Cross, un músico cuya carrera ha estado dominada por esa característica.

El tributo al fallecido guitarrista Allan Holdsworth en “Crack in the Sky”, con  Reuter recorriendo las cuerdas del touch guitar, a velocidades que nos recuerdan al inigualable guitarrista de Soft Machine, es realmente sublime. Las revisiones a King Crimson se completan con “Sartori in Tangier”, la icónica “Red” y “Level Five”, el lado más contemporáneo de KC. Todas por supuesto recibidas con fuertes aplausos por el respetable.

David Cross, trabajó como músico invitado en el en vivo “Midori”, y de ese lazo nos conmovieron con la tremenda “Shades of Starless” que mantiene la performance en violín del clásico Crimson, y que también Cross retrató en el álbum Starless Starlight junto a Fripp el 2015. Con “Plutonium”, de Prog Noir, el más reciente álbum de estudio del trío, nos invitan a un trip psicodélico y espacial donde guiños a “O Fortuna (Carmina Burana)” de Carl Orff, o pasajes de Tchaicovsky con La Marsellesa, van hilando un conjunto de líneas atmosféricas que se traducen en un sonido robusto, potente, por momentos ensordecedor, debido  los golpes sincopados y sin piedad de Mastelotto a los tambores.

Para el final y luego de una extensa improvisación denominada “Open”, del álbum del mismo nombre editado el 2012, los músicos se despiden entre la ovación de un público que sin duda, siempre los sorprende. Este trío de magos de la música, brillan no solo por su virtuosismo y genialidad creativa, también se destaca su sencillez a la hora de conectar con sus seguidores, si bien cuando están imbuidos en sacar a relucir su fantástica obra, no parecen de este mundo, al bajar de esa cúspide musical se muestran tal como son, simples seres humanos, que dejan sin duda, una huella imborrable en cada uno de nuestros sentidos, para retirarnos como si hubiésemos cruzado el umbral de otra dimensión.

[gm album=973]

 

 

Written By

Esta noticia fue publicada por el área editorial de iRock.CL

Destacado

David Cross, el músico invitado de Stick Men

Artículos

Stick Men regresa a Chile junto a David Cross

Conciertos

Stick Men regresa a Latinoamérica con David Cross como músico invitado

Conciertos

Imperdible encuentro con Levin Brothers

Internacional

Advertisement
Connect
Suscríbete a #iRockCL