Connect with us

Conciertos

Live Review | WarCry y Chile: un amor inmortal

warcry

11 de noviembre 2016 | Teatro Caupolicán

Produce: Chargola

Nota: Gianfranco Ferrera Sánchez | Fotos: Claudio Poblete

(Producción debe enviar fotos de las bandas nacionales)

El último día de la semana terminaba laboralmente y los metaleros partían al Caupolicán para disfrutar de la tercera visita a Chile de la banda española Warcry. En la fila que casi completaba la cuadra, las personas aguantaban el calor a punta de agua y otras bebidas. Los que venían del trabajo vestidos con la chaqueta y camisa blanca de la oficina o el uniforme corporativo se las sacaban y las cambiaban por la polera negra cuyas inmortales letras componían el nombre del conjunto que esperaban.

Cuando las puertas se abrieron, corrieron para ganar la mejor posición posible y en el momento en que el reloj marcaba las 20 horas, los encargados de prender el ambiente, la banda nacional “Hidalgo” aparecía en escena.

Con un repertorio preciso y conciso de 30 minutos dejaron a los espectadores impacientes para el platillo principal.

Cerca de las 21 horas, las ansias crecían a tal punto de empezar a corear el nombre de los protagonistas de la noche, los “¡olé olé olé  WARCRY, WARCRY!” empezaban a hacerse más notorio a cada segundo y cuando 5 minutos antes de la hora estipulada del comienzo del espectáculo el tecladista de la agrupación, Santi Novoa, sube al escenario encapuchado para arreglar unos detalles de su instrumento, sin embargo, el sombrero que cubría gran parte de su rostro no cumplió su cometido ya que los fanáticos lo reconocieron y expresaron su apoyo con un grito que resonó en todo el Caupolicán.

La espera había terminado después de 2 años de su última aparición en nuestras tierras, exactamente a las 21 horas con 2 minutos, los hispanos que tienen 8 discos a la fecha, empezaron a hacer sonar la introducción que daría inicio a su show, se prende la pantalla y aparece la cruz egipcia, “la llave de la vida” que es el emblema de su último disco Inmortal. Terminada ésta, los músicos españoles aparecen en primer plano tocando Quiero Oírte, del disco anteriormente mencionado, dándole velocidad y potencia para empezar con todo. La gente reaccionó inmediatamente saltando, gritando y  grabando con sus celulares. Al estilo de Fredy Mercury, Víctor comienza a jugar con el público haciendo una serie de retos vocales, cuando el ultimo son gritos eufóricos que dan inicio a Nuevo Mundo. Antes de la primera pausa interpretaron Contra el Viento, y sin poder decir algo, la multitud comenzó con los “¡olé, olé olé,  Warcry,  Warcry!”.

“Siempre” fue la canción que termino de despertar al público gritando más fuerte que en las anteriores su pegajoso coro “¡hoy, solamente sé que hoy, donde tu vayas yo iré, donde me quieras llevar, si es contigo siempre!”. Con la intro en manos del teclado de Santi, una tenue melodía daba inicio a Alma de Conquistador. Con los protagonistas muy animados sobre el escenario, el vocalista Víctor García y el guitarrista Pablo García, sobresalían por su juego constante con el público. Finalizado el tema tras una pausa inesperada debido a problemas técnicos con el teclado, el encargado de las cuerdas comenzó a tocar algunos clásicos históricos como Master of Puppets y Symphony of Destruction entre otros.

Nuevamente destacando el director de la polifónica, pone su majestuosa técnica sobre el piano interpretando Coraje, la primera balada de la noche.  Dándole un poco más de peso al repertorio era el turno de Huelo el Miedo con una calidad vocal impecable por parte del frontman alcanzando todos los tonos esperados. Era el momento de la balada del disco de larga duración, La Quinta Esencia, “El Más Triste Adiós”. La pantalla a espaldas de los españoles nuevamente mostró la imagen de portada de su último disco y el relato en voz en off de La Maldición del Templario es coreado por el casi repleto Caupolicán.

Posteriormente interpretaron todo un arco de temas que bajan las revoluciones del hasta ahora un público muy activo, tocando clásicos como Devorando el Corazón y Cobarde entre otros, pero aquel que acelera el ritmo es Ardo por Dentro, donde Rafael Yugueros en batería y Roberto García en bajo se encargaron con una pulcra actuación de mantener el ritmo y la estructura. Cuando se preparan para la siguiente canción del repertorio, que hasta ahora era de un total de 16 ejemplares, Pablo se acerca a los fanáticos y sube a una niña de aproximadamente 6 años al escenario para cantar Nana, aclamados por este acto se escuchó la voz de la pequeña fanática junto con la del  tremendo vocalista. Tras un breve discurso orientado a la superación personal comenzó el himno, “nada hay, bajo el sol, que no tenga solución”, el Caupolicán explotó de euforia y corearon la canción hasta el final, cerrando la primera parte del show con Capital Lawrence. Obviamente no podía terminar así, incluso considerando el hecho, de que ya habíamos escuchado 18 canciones.

Tras un leve descanso de poco más de 5 minutos que se dieron tras bambalinas, aparece Pablo vistiendo una polera del club de fans oficial de nuestro país, Hoy Gano Yo Chile, para deleitarnos con El Amor de un Madre. Seguido del Guardián de Troya, canción con la cual el guitarrista jugó con la paciencia del público antes de dar las notas que introducen la parte rápida. Llegado el momento de la verdad, todos esperaban expectantes al grito final que realiza Víctor en esta canción, lamentablemente, si bien el calidad vocal fue precisa, no lo fue tanto la duración del mismo. Llegados a este punto, todos sabían que solo faltaba una canción que debían interpretar y comenzaron a corearla sin vacilar, dando inicio a Hoy Gano Yo, que finalizó con un alucinante solo de guitarra. Para despedirse de la fiel audiencia, la banda aceptó la bandera que les fue ofrecida por  sus seguidores y mientras la alzaban eran ovacionados.

 Y así concluyeron las más de dos horas de espectáculo, marcando el reloj más de las 23 horas de la noche del viernes.

Pasando unos cuantos minutos, había que abandonar raudamente el recinto, sin embargo, sin sentir algún pesar, los fanáticos caminaban hacia la salida sin poder ocultar los rostros de satisfacción y aun coreando las canciones.

[gmedia id=592]

 

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

[Concurso] Participa por una entrada para Tankard – GANADORES

Concurso

[Concurso] Participa por una entrada para Ensiferum

Concurso

Delterror presentará en vivo su nuevo EP junto a Devil Presley

Chile

Ensiferum, una noche de fiesta pagana

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL