Connect with us

Conciertos

Live Review | Stgo Prog Fest: Solo para una inmensa minoría

9 de marzo 2018 | Club Blondie

Nota: Freddy Veliz | Fotos: Spider Prod (Cristian Carrasco)

 

Stgo. Prog Fest se llevó a cabo ayer 9 de marzo en las profundidades del Club Blondie, lo especial del encuentro fue la visita y debut en Chile como solista del prestigioso guitarrista Tony MacAlpine (Estuvo en Santiago el 2004 acompañando a Steve Vai en el primer G3 realizado en nuestro país), una leyenda de las seis cuerdas que desde mediados la década de los ochenta se encumbra como uno de los mejores guitarristas del planeta, aunque con un perfil bastante más bajo que otros como Yngwie Malmsteen, con quien comparte un estilo catalogado como metal neo-clásico, del cual Tony prefiere no lo encasillen, puesto que su interés siempre ha sido ampliarse a otros sonidos como el jazz por ejemplo. Junto a MacAlpine también debutaban en nuestras tierras la banda de origen griego Firewind, que en sus filas cuenta con el talentoso guitarrista Gus G., músico que colaboró con Ozzy Osbourne en el álbum Scream (2010) y a quien tuvimos la oportunidad de ver junto al príncipe de las tinieblas el 2011 en Movistar Arena.

Como apertura a este fenomenal encuentro, la legendaria banda chilena Enigma, se subió al escenario frente a no más de cuarenta personas que habían ingresado temprano al recinto ubicado en pleno Alameda Bernardo O’higgins. Si bien no contaron con la pulcritud sonora necesaria para el  power metal que ejecutan, la banda, que contó con Paulo Domic (Inquisición) invitado en la voz, fue bien recibida, y la experiencia adquirida en su larga trayectoria, les ayuda para saber pararse en cualquier escenario y ante cualquier nivel de audiencia con la misma entrega. El conjunto centró su presentación en “Irreversible”, su más reciente y elogiado álbum. Una puesta en escena que contó con una pantalla en donde se proyectaron imágenes de sus últimos videoclips, además de la solidez de Álvaro, José Antonio y Sebastián, que en 25 años trabajando unidos, han sabido mantener a la banda como una de las más importantes y respetadas del género en nuestro país, y así el público lo entiende, despidiéndoles con un fuerte aplauso.

A las 20:00 horas la banda griega Firewind sube al escenario de Blondie, para iniciar su show con la inspiración espartana de “Ode to Leonidas”, perteneciente a ‘Inmortals’ última placa publicada por el conjunto el 2017. Con un sonido bastante mejorado respecto a los nacionales, aunque de igual manera con un nivel de volumen demasiado alto para mi gusto. Los recintos como Blondie no soportan demasiado estruendo, lo que termina por momentos saturando el sonido. Sin embargo, la conexión con el público fue inmediata, y el aforo que no sobrepasaba las doscientas personas, pasó a segundo plano, y la banda tocaba como si lo hiciera ante miles de fanáticos.

Gus G sin duda es la mayor atracción del conjunto con una impronta de guitar-hero que por algo fue elegido para ser parte durante ocho años, de la alineación de Ozzy. El guitarrista de 37 años, engrandece su baja estatura con una performance que le impregna fuerza a una banda cuya música no nos trae muchas novedades respecto a lo  genérico del power metal, pero logra llegar con canciones muy bien armadas, gancheras y demoledoras. Pero no solo Gus G. es el que termina haciéndose dueño de los aplausos y las atentas miradas, su compañero en las seis cuerdas Bob Katsionis, se luce tocando además el teclado al mismo tiempo que toca su guitarra, una especie de Geddy Lee del power metal.

La conjunción de la base guitarras gemelas, bajo y batería tienen su punto culminante con el instrumental “The Fire and the Fury” extraída del disco ‘Burning Earth’ del 2003, fuerza metalera que hizo sacudir las cabezas de todos los que se mantenían en las primeras líneas, y que se empaparon de una propuesta venida de las míticas tierras de Hércules, con un set breve pero de gran intensidad. El alemán Henning Basse, que se unió como vocalista a la banda el 2015, demuestra tener una gran capacidad para enfrentar cada corte de esta retrospectiva que incluyó “Between Heaven & Hell”, “Hand of Time”, “Tyranny” entre otros, además del broche de oro “Falling to Pieces” con Gus G. bajando del escenario junto a su guitarra para perderse entre el público que lo abrazaba y aprovechaba de sacar una fugaz selfie con este pequeño gigante de Macedonia, antes de que regresara al escenario y se despidieran de nuestro país con una reluciente sonrisa en sus rostros, agradecidos, a pesar de la baja asistencia, del recibimiento de sus fans.

Luego de un  intermedio que se extendió algo más de lo presupuestado, el power trío que compone la alineación del excelso Tony MacAlpine, toma sus posiciones y con la imagen del arte de Death of Roses, último álbum del norteamericano como fondo, se da inicio a una arrasadora muestra de virtuosismo y potencia sónica. Con los primeros riffs de “Chrome of Castle”, de esta última placa lanzada en septiembre del año recién pasado, nos zambullimos en una marea de recursos guitarrísticos que se van enlazando con una pulcritud que por momentos nos deja con la boca abierta. Tony MacAlpine tiene la virtud, además de su preocupada y gran ejecución, de lograr un groove pocas veces visto en músicos de su estilo.

Si bien el guitarrista viene girando como promoción de su última placa de estudio, centra su show en recorrer prácticamente completo, el que para muchos es su más emblemático álbum, “Maximum Security”, que el año pasado cumplió 30 años desde su publicación, recordado por contar en sus filas con grandes exponentes como Deen Castronovo o George Lynch (Dokken). Un álbum cuyo sonido marcó una era en el metal neo-clásico, que por esos años se iba extendiendo como lava por el mundo. MacAlpine nunca llegó a este lado del planeta con mucha fuerza, más bien es un guitarrista que logró romper fronteras a través de otros músicos, que lo admiran y confiesan tenerlo como influencia directa, en Blondie pudimos ver la presencia de Gabriel Hidalgo, Richard Pilnik o el mismo Alvaro Paci de Enigma, entre otros guitarristas chilenos disfrutando de este maestro de las seis cuerdas que no atrae a las masas, pero que genera expectación, en un ambiente que podríamos definir como underground o de nicho, y en mi opinión es bastante injusto, porque siento que el estadounidense cuenta con mayores virtudes que otros músicos de su generación, que atraen más convocatoria.

Pete Griffin en bajo y Gergo Borlai en batería, quien nos entregó un magnífico solo a mitad del concierto, complementan perfectamente al guitarrista, aunque el bajo por momentos se perdía entre los shreds y riffs de Tony. El trío hilvana sin perder minutos cada uno de los temas, que van desde medios tiempos acelerando hasta alcanzar altas velocidades, una muestra de la versatilidad que el músico posee. Él mismo cuenta cada vez que lo entrevistan, sobre sus inicios en la música clásica desde muy temprana edad, y su posterior acercamiento al jazz, lo que ha nutrido su trayectoria de una base sólida de conocimientos que fusiona con un sello personal, siendo muy solicitado como colaborador por sus colegas, no olvidemos que además MacAlpine es un excelente tecladista.

Siento que no haya llegado la cantidad de público que se merece un músico de su talla, pero es un mérito también que el show no se haya cancelado (la suspensión era lo más lógico por la baja venta de tickets). Los privilegiados de presenciar a esa gran figura de las cuerdas  atesorarán por mucho tiempo una presentación de antología, con un guitarrista que difícilmente vuelva solo por estos lados, pero nos dejó un recuerdo imborrable en nuestra memoria. Un héroe de la guitarra que deslumbra sin necesidad de convertirse en estrella, la música y el arte en general va más allá de eso, y MacAlpine lo viene demostrando por más de tres décadas de historia.

[gmedia id=870]

Written By

Esta noticia fue publicada por el área editorial de iRock.CL

Destacado

Molotov y Chancho en Piedra llegan al Teatro Caupolicán

Chile

Cosquín Rock Chile se cancela y show de Los Fabulosos Cadillacs es reagendado

Chile

Doyle confirma concierto en Chile

Chile

Tankard regresa a Chile celebrando sus 40 años

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL