Connect with us

Conciertos

Live Review | Incubus: Transmisión sideral

26 de septiembre | Movistar Arena

Nota: Litta | Fotos: Claudio Poblete

 

Después de una larga espera, de haber leído y escuchado sobre el último producto de Incubus, ‘8’, muchos teníamos miedo de encontrarnos con un setlist obtuso y poco nostálgico, pero la sorpresiva magia sonora fue magistral.

Desde el inicio, con una energía palpable en el ambiente, en donde la cancha se convertía en un océano implacable de cuerpos apilados, y las galerías se vestían de humanos de pie, un atractivo y potente escenario se iluminaba a través de un mágico juego de luces en tonos violetas, verdes y rojos, todo retratado en tres pantallas led que les permitieron a los espectadores adentrarse en un mundo psicodélico y totalmente melancólico.

Al primer acorde de Love in a Time of Surveillance todo se volvió locura, a pesar de no ser parte de los tracks más esperados, la novena pieza del último disco fue la ignición de todo un paquete, más allá de los nuevos temas, fueron honestamente los clásicos los encargados de satisfacer a todos los oídos.

Warning, con una no tan perfecta ejecución en las cuerdas por Mike Einziger, -detalle que no pareció relevante para nadie-, fue el primer disparo de la vieja escuela, seguido no linealmente pero si de manera relevante por verdaderos himnos de su trayectoria; Anna Molly, Megalomaniac y la maravillosa interpretación de The Warmth, en la que la introducción de los sonidos inmaculados de cetáceos a cargo de los súper poderes de Chris Kilmore, hacieron de este momento uno de los más hermosos de la jornada, realmente una maravilla.

Es increíble el universo que recrea la música de Incubus, uno que realmente nos transporta y revindica tantos recuerdos de aquella época en donde el rock y la música alternativa eran una simbiosis perfecta.

Mar, amanecer y arena, junto al característico guitarreo del Morning View que se manifestaba con el brioso Wish You Were Here, la juvenil tonalidad de Brandon Boyd y los  precisos scratching, que posteriormente sucumbieron en una espectacular pincelada del homónimo de Pink Floyd, que dejaría a un 100% con ganas de continuar el cover hasta el final.

Subsiguientemente, Pardon Me nos enviaría directo a la mejor atmósfera de la noche, una cálida coreada y los recuerdos de una no tan lejana juventud, un momento sublime que se repetiría una y otra vez son cesar. Se silenciarían por un instante las sensaciones, Pantomime aparecía para conectar en solitario, Boyd y su guitarra harían la antesala que desencadenaría la segunda parte de este show, el rimbombante Echo con esa compleja y a la vez sencillez en las percusiones de José Pasillas, soñarían al unísono de nuestras pulsaciones.

El colorido y enérgico sonido del inicio del nuevo milenio se sentía una vez más, con otro del A Crow Left Of The Murder, con la oda a la decadencia mundial, Sick Sad Little World, que en esta oportunidad nos brindó aquél magnánimo solo de guitarra que muchos disfrutaron acompañados de volátiles golosinas. Una armoniosa y confusa intro que de apoco dejaba al descubierto el taciturno y galáctico Are You In?, nos adentraba en un trance colectivo que pronto mutaría, junto a Stellar, en un viaje al profundo subconsciente de la memoria auditiva, que finalizarían con el gran Drive, esperado por muchos, como un glorioso broche de oro que encendería a su término todas las estrellas del universo de la cúpula.

Gritos, silbidos y luces serían entonces las responsables de, lo que en lo personal fue el momento más mágico de la noche, la preciosa melodía oriental del último momento cósmico con Aqueous Transmission, un efímero instante que nos hizo flotar por la imaginación de un colosal río.

Sin lugar a duda éste show ha consolidado la calidad y perpetua carrera de Incubus, que quizás no tiene un gran hito dentro de la historia musical con su último trabajo, pero que contiene una vasta magia en sus predecesores, que esperamos se retomen en los futuros caminos, y de no ser así igual poseen ese utópico precedente que hasta el día de hoy nos logra transportar a nuevas e interminables galaxias.

[gm album=762 module=photobox]

 

Written By

Esta noticia fue publicada por el área editorial de iRock.CL

Destacado

Conoce a Balkandino, la banda que teloneará a Emir Kusturica & the No Smoking Orchestra

Artículos

Bbs Paranoicos oficializa salida de Omar Acosta como miembro de la banda

Chile

Antes Muertos lanza EP “Diamante”

Chile

Mal Profesor vuelve a los escenarios con nueva formación

Conciertos

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL