Connect with us

Destacado

Lollapalooza Chile: imperdible tradición anual

El Festival llega a su onceava edición en Chile

Por Freddy Véliz

El Festival Lollapalooza tiene su origen en la gira de despedida de Janes Addiction por el año 1991, una loca idea de su líder Perry Farrel, que lo llevó a dar continuidad al evento de música alternativa, convirtiéndose en un festival itinerante, para luego asentarse en Chicago, desde donde el año 2011 (A 20 años de su inicio), por primera vez sale de norte américa, para precisamente tener su primera parada en Chile. Todo un hito tanto para Lollapalooza como para nuestro país.

Han pasado 12 años de esa primera edición en Chile, por motivos de la pandemia del covid-19 con ediciones canceladas el 2020 y 2021, este año seremos testigos de la onceava edición, segunda en Parque Bicentenario Cerrillos, donde nuevamente se reunirá un centenar de artistas de géneros y generaciones diversas. Un encuentro con la música, pero también una experiencia que va mucho más allá, y es lo que hace tan especial vivirlo desde su interior.

Lollapalooza es una instancia única, para recorrer una suerte de pequeña aldea que se construye dentro del parque, donde puedes reencontrarte con amigos, participar en talleres con temáticas centradas en la ecología, como el reciclaje y la búsqueda de soluciones para el cuidado del medio ambiente. De partida, uno de los escenarios es totalmente sustentable, también se forman brigadas de aseo que recorren el área durante todo el tiempo de duración del evento, controlando la basura dejada por algunos asistentes, y educando también para que se mantenga el ornato y el evento se viva de la mejor forma posible. Kidzapalooza es un punto aparte y positivo, donde los niños tienen su propio festival, disfrutando junto a artistas cuyas propuestas se enfocan en los más pequeños, y en los adultos con alma de niño, acercando el arte musical a las nuevas generaciones.

Se respira un respeto por el fanático, que se refleja en la puntualidad y coordinación de cada uno de los escenarios, para en lo posible, todos puedan ver a sus artistas favoritos, trasladándose de un sector a otro. También es positivo para los artistas chilenos, que tienen la posibilidad de compartir escenario con sus pares extranjeros, utilizando una importante vitrina para mostrarse ante públicos que quizás no pertenecen a su círculo acostumbrado, y también dando en el gusto a sus propios seguidores, que se deleitan y enorgullecen de ver a sus favoritos en un festival de tal magnitud.

Al contrario de lo que se critica en RRSS, respecto al elitismo de Lollapalooza, al estar en el evento, nos damos cuenta que hay una relativa verdad sobre eso, porque se aprecia, y en mi opinión, ha ido creciendo en las últimas ediciones, una gran cantidad de familias y jóvenes que no pertenecen a la clase alta ni media alta, como muchos con suspicacia esparcen una información a medias. Si bien los valores de las entradas, en promedio son altos para el común de los mortales de nuestro Chile, no están extremadamente por sobre tickets de otro tipo de conciertos, donde los precios son muy similares, con la diferencia de que pagas ese ticket para ver a un solo artista, en un concierto que no tiene la amplitud de actividades que ofrece el evento de Farrel, ni la posibilidad de conocer nuevos artistas o disfrutar de la cantidad de música que se escucha en cada rincón del recinto. Cada uno es libre de ir o no a estos eventos, entonces cualquier crítica fundada en prejuicios, es inválida, en especial cuando no has tenido la experiencia presencial del magno festival.

También cada año leemos comentarios con críticas que apuntan a la poca presencia de agrupaciones encasilladas dentro del rock más puro y duro, lo que nos hace reflexionar sobre el porqué Lollapalooza tendría que abarcar un género específico, si su esencia está y nació dentro del marco de lo alternativo. Claro, si nos remitimos en el tiempo, lo alternativo en los noventa, se enfocaba en bandas con tintes mucho más rockeros, donde primaban las guitarras del grunge, y conjuntos como Jane’s Addiction, Pearl Jam, Nine Inch Nails, Rollins Band, Ministry, Rage Against the Machine, entre muchos otros, dominaban la escena mundial. Los tiempos han cambiado, el rock dejó de ser un regalón de la industria, y hoy son otros los estilos que cautivan a las nuevas generaciones, por lo tanto, no hay motivos fuertes para exigir más rock a un Festival entregado a la globalidad musical, y eso, para cualquier melómano abierto a la música y su disfrute sin encasillamientos, es un motivo importante para aceptarlo y dejarse llevar por la experiencia. 

Lollapalooza, ha sido un punto de inspiración para otros festivales que se han ido desarrollando en Chile, posterior a su primera edición. Muchos eventos han aplicado su sistema organizacional, y se ha convertido en una verdadera tradición en Chile, Sudamérica, y el resto del mundo. Una expansión que comenzó en nuestro país, y que este año llega con artistas tan disímiles como Billie Eilish, Janes Addiction, Rosalía, Rise Against, Tame Impala, Lil Nas X, Blink 182, Drake, The 1975, entre casi un centenar de bandas donde se incluyen nacionales como Angelo Pieratinni, Alectrofobia, Ases Falsos, Pánico, Vicente Cifuentes, Nano Stern, etc.

Sin dudas Lollapalooza es un festival con una gran historia detrás, con altos y bajos, pero siempre llana a cautivar a través de la música. Un evento para melómanos o simples seguidores de alguna tendencia musical en boga, que no tienen prejuicios para disfrutar la infinita variedad de estilos que nos puede ofrecer la música. Un lugar para encontrarse, cantar, vibrar y conocer las tendencias actuales y que llegó hace 12 años para quedarse y ser parte de una tradición anual imperdible.

Lollapalooza Chile se llevará a cabo este 17, 18 y 19 de Marzo en Parque Cerrillos, y las entradas las puedes adquirir a través de Puntoticket, no te quedes fuera.

Written By

Esta noticia fue publicada por el área editorial de iRock.CL

Destacado

Deicide estrena single y video: “From Unknown Heights You Shall Fall”

Internacional

Airbag confirma concierto en el Teatro Caupolicán

Chile

Arte Oscuro: Las Pinturas que Inspiran al Metal Extremo  

Artículos

Blessthefall: El Bendito Regreso de los Caídos

Conciertos

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL