Connect with us

Conciertos

MARILLION EN CHILE: Los sonidos eternos del Prog

MARILLION EN CHILE

TEATRO CAUPOLICAN

POR :FREDDY VELIZ

El 25 de Junio de 1997, en el entonces Estadio Chile, se presentaba por primera vez en nuestro país la banda británica que le dió nuevos aires al alicaído rock progresivo a fines de los 70s y comienzos de los 80. Después de 15 años anuncian su segunda visita a Chile, la fecha acordada jueves 18 de octubre, comenzando a agotar rápidamente las entradas ya en Abril, MARILLION estaría de vuelta por estas tierras, y ningún seguidor del rock progresivo quería quedarse fuera.

El Miércoles 17 de Octubre, Fugazi, la banda que tributa a Marillion en Chile preparó una previa en el Rock & Guitarras en que la gran sorpresa fueron sus invitados de lujo, Steven Rothery y Mark Kelly, guitarrista y tecladista respectivamente de la agrupación oriunda del Reino Unido. Una noche de la que me informaron fue increíblemente mágica, en que los músicos compartieron con sus fans, además de tocar un par de temas con sus anfitriones, una previa de la que me arrepiento enormemente no haber asistido. Pero se venía lo más importante y ahí estaríamos para deleitarnos con estos tremendos monstruos del Neo-Progresivo.

La cita era a las 21:00 hrs. En el Teatro Caupolicán, uno de los recintos más acogedores e íntimos que contamos en Santiago, en mi opinión, el lugar preciso para empaparse de la magia que Rothery, Hogarth, Trewavas, Kelly y Mosley nos tenían preparada.

Con un retraso de 15 minutos, se apagan las luces y con el escenario a oscuras se comienza a escuchar la intro de “SPLINTERING HEART” mientras esperábamos la aparición de los músicos, sorpresivamente se ilumina el centro del sector de platea y Steve Hogarth , entre el público y con micrófono en mano comienza a cantar las primeras estrofas del tema que abre “Holidays in Eden” de 1991, un momento emocionante como varios de los que se vivieron a lo largo del concierto que recién comenzaba. El sueño de muchos se estaba cumpliendo, Marillion estaba en Santiago y los teníamos frente a frente. Rápidamente arremeten con el primer tema de la era Fish,  “SLÀINTE MHATH” de “Clutching at Straws” de 1987, Steve Rothery comenzaba a adueñarse de las miradas y oídos de la fanaticada con su particular y prolija ejecución en las seis cuerdas, todo un maestro que injustamente no siempre es considerado en las listas de los mejores.

Sin misericordia con los que ya estaban rendidos ante la magia Marilliana , Hogarth anuncia “YOU’RE GONE” del aclamado álbum del 2004  “Marbles”, seguida de “SOUNDS THAT CAN’T BE MADE” pieza que da nombre a su último trabajo de estudio publicado en Septiembre recién pasado, muy bien recibido por los asistentes.

A continuación llegó el turno de uno de los temas más esperados, uno que tiene mucha llegada en especial con el público femenino, la hermosa “BEAUTIFUL” coreada emotivamente por las casi 4500 personas que llegaron al recinto de Avenida San Diego, más de una lágrima se le escapó seguramente a algunos por ahí.

Steve Hogarth se veía entusiasmado, interactuando con empatía con el público, se nota el bagaje que dan los años junto a la banda, una actitud mucho mas cercana a la que se le vió en su primera visita en el 97’, creo que a estas alturas entrar en comparaciones con Fish es inútil y odioso, pero  a pesar del tremendo aporte vocal y teatral que hizo el gigante escocés en la primera época, Hogarth le dio un sello mucho más particular a Marillion alejándolo de las recurrentes y odiosas alusiones al parecido de la banda, en especial la voz de Fish, con los años mas progresivos de Genesis.  Hay algunos que nunca han aceptado el cambio, otros que prefieren la segunda etapa, y los que valoramos y hemos aprendido a convivir a gusto con lo mejor de ambos mundos, tal como titularon una compilación de 1997.

A “Beautiful” le siguió “POWER”, otro tema de su última producción, y se hace nuevamente presente el excelente Marbles con “FANTASTIC PLACE” con una interpretación que nos dejó sin aliento, con Rothery nuevamente transportándonos a través de su perfecta y limpia intervención, acompañado siempre de la precisión milimétrica del gran Ian Mosley tras la batería.

“HOOKS IN YOU” de “Seasons End” (1989) el debut de Hogarth en la banda, elevó las revoluciones para dar paso al doblete más exitoso y que llevó a Marillion a públicos heterogeneos, temas que originalmente están unidos y que se desprendieron  como singles del siempre alabado “Misplaced Childhood” de 1985, me refiero a “KAYLEIGH” y “LAVENDER” que Hogarth disimuladamente evita,  haciendo cantar al público gran parte de las dos magníficas piezas, sin dudas uno de los momentos altos en un concierto que fue mas bien parejo en su totalidad.

Pasada la algarabía de esos exitazos de los 80s, llegaba uno de mis momentos mas esperados, “THE GREAT ESCAPE” del fabuloso “Brave” de 1994, la primera gran obra maestra de los años Hogarth. Magnifica interpretación, no puedo dejar de expresar las mil sensaciones que se viven al absorver la música cuando es ejecutada con maestría. Un gran momento sin discusión alguna.

“Afraid of Sunlight” se hizo nuevamente presente con “KING” seguida de la excelente “NEVERLAND” de esa otra obra maestra titulada “Marbles” donde el lucimiento instrumenta l y atmosférico es notable, con Steven Rothery destacándose una vez mas con sendos solos de guitarra, terminado este viaje se retiran del escenario en su primer encore.

La banda vuelve al escenario para seguir con “THE INVISIBLE MAN” también de “Marbles” y Steve Hogarth aparece vestido de traje  y un bastón, representando al personaje que narra la historia dentro de la canción, y me hace recordar los primeros años de teatralidad de los conducidos por Rothery, Trewavas y cía. La banda se despide agradeciendo la acogida, pero según el setlist que venían haciendo, estaban debiendo dos temas más, por lo que era inminente el regreso al escenario.

Y lo hacen con “NO ONE CAN”  de “Holidays in Eden” parte de esa camada de hits de los primeros años con Hogarth muy aplaudido y celebrado, precisa y correcta interpretación con Hogarth en plena forma vocal y como se repitió constantemente durante el concierto acompañado en los coros desde las butacas por los fieles seguidores, pasando a uno de los más solicitados de la noche, la magnífica “EASTER” , quizás también la más coreada, aún resuena en mis oídos la voz de Hogarth cantando “What will you do?….Make a stone of your heart?….Will you set things right?… When you tear them apart?….Will you sleep at night?….With the plough and the stars alight?…etc…” realmente magnífico, no entiendo como aún hay algunos que no reconocen la gran calidad vocal de Hogarth, muy expresiva, con color propio, no tengo referencias como para compararlo con otro vocalista, y el tener un estilo personal es muy destacable.

Ya cumplidas dos horas de concierto comienzan a despedirse, y era hora ya de retirarse, cosa que varios se alistaban a hacer. Según la lógica y el setlist que habían presentado en Buenos Aires, este era el término definitivo, pero la fanaticada quería más y se negaba a abandonar el teatro, y MARILLION nos dio en el gusto y vuelven despachándose otro clásico de la era Fish, “SUGAR MICE” de “Clutching at Straws” coreada con fuerza, los rostros de alegría en la gente no se disimulaban, esto aún no terminaba, podíamos seguir horas si se pudiera, son 15 años que pasaron para que volvieran así es que esta vez no se la haríamos fácil, y ellos así también lo entendieron y nos regalan una más, y desde “Radiation” de 1998 rescatan “THREE MINUTES BOYS” extendiendo aún más el reencuentro. Aquí me detengo para hacer una acotación, entiendo la emoción y efusividad de los fanáticos, pero una vez más se asoman los que no entienden que es respetar la obra de un artista, y en los momentos en que Hogarth pedía silencio para crear la atmósfera necesaria en la canción, la falta de cultura musical de algunos se hace presente con los típicos e inútiles gritos en medio de los silencios. ¿No saben acaso que la música también se compone de los silencios y a veces esos silencios son necesarios para crear un clima especial dentro de un tema? Pésima costumbre de algunos.

No sé si habrá sido el tema ideal para terminar la velada pero se agradece el bis, que lo podemos tomar como un regalo de parte de la banda, porque  creo no estaba considerado en un principio. Sé que es un cliché, pero siempre habrán temas que falten, y quizás más de alguno piense que faltaron más canciones de los emblemáticos años de Derek Dick (Fish), pero a estas alturas y con Hogarth por casi 24 años en la banda y participando en 13 de los 17 álbumes de estudio que ha publicado la agrupación, no podemos pedir más.

Fue una noche mágica, en que el sonido estuvo casi perfecto, con algunos reparos en la saturación que se presentaba a veces en las notas altas de Hogarth, pero nada que opacara la prolijidad, entrega, una correcta iluminación y la honestidad de artistas que están a un nivel superior a la media acostumbrada, pero que siguen trabajando con un bajo perfil del que creo ellos mismos no quieren salir, la pomada del rockstar no va con ellos, eso se nota, y el reflejo de que su interés está enfocado en solo y únicamente la música lo podemos plasmar en cada uno de sus trabajos y humildad al relacionarse con sus fans. Steven Rothery fue el rey de la noche, deslumbrando con su técnica de limpieza absoluta en su digitación, creando las atmósferas distintivas en cada pasaje, Ian Mosley otro tremendo músico, siempre he admirado la precisión y feeling que logra, realzando la base rítmica junto al pequeño gran Pete Trewavas en el bajo. Mark Kelly hace lo suyo en las teclas, aunque por momentos se perdía detrás de la cortina de guitarra -bajo-batería de sus compañeros.

Una jornada que seguramente estará dentro de lo mejor del año que está por terminar, esta noche repiten en una función más exclusiva en el Casino Monticello , muchos se repetirán el plato, y seguramente será otra experiencia inolvidable e incluso más íntima que la de ayer, que estuvo marcada por la emoción de sentir y vivir la música de una de las agrupaciones más importantes de las últimas 3 décadas.

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Destacado

Julius Popper presenta ‘Si no Cambio’ junto a General Paz y La Triple Frontera

Chile

Attic llega a Chile por primera vez

Chile

Primus anuncia segundo show en el Teatro Coliseo 

Chile

Beto Cuevas Unplugged: 20 años de historias, recuerdos y música

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL