Connect with us

Conciertos

[Live Review] Pedro Aznar: La celebración del reencuentro

El argentino regresó a Chile luego de la pandemia, en una fiesta junto a grandes invitados que enaltecieron la noche.

Después de haber visto unas 5 veces a Pedro Aznar en nuestro país, en distintos recintos, con más y menos músicos acompañándolo, tenía la duda sobre qué podría traer a este regreso a nuestro país que no hubiéramos visto antes. Y la respuesta fue: una gran celebración. Una fiesta con invitados de lujo: Nano Stern, Elizabeth Morris, Manuel García, y el legendario Víctor Heredia. El recinto se vino abajo en aplausos cuando salió Nano Stern a escena, abriendo la velada, con menos de 10 minutos de retraso, y una interpretación potentísima, como siempre. Cada artista presentó 2 canciones en esta tanda, emocionando cada uno a su modo. Elizabeth Morris enganchó a la gente, que seguía feliz el ritmo con sus palmas en “Darte luz”. El maestro Víctor Heredia fue ovacionado y acompañado por el recinto completo al son de “Bailando con tu sombra” y “Sobreviviendo”, composiciones esenciales en el cancionero latinoamericano, que dejaron al Movistar Arena con la piel de gallina. Y al final, Manuel García, uno que ha llevado sus composiciones a lo más alto, y cerró esta primera parte con “El viejo comunista”, de forma brillante, acompañado de la pianista de origen chilote Carmen Paz “Kuki” González.

Hay que mencionar que el show estuvo lleno de menciones al cambio de mando vivido en nuestro país, con esperanza y alegría plasmadas en discursos que denotan la fe en lograr mayor justicia en nuestra sociedad. Pedro y Víctor estuvieron invitados a la ceremonia de asunción del presidente Boric, así que era esperable que compartieran sus sensaciones, siempre ovacionadas.

Y ahora el principal protagonista de la noche, haciendo aparición desde un costado, rasgueando en su guitarra eléctrica las notas de “Tu amor”, canción compuesta junto a su socio Charly García para “Tango 4”. Pedro haciendo un show solo es un monstruo, que se planta con una seguridad a prueba de todo. No pierde el rimo a pesar de cantar brillante y con potencia, a pesar de moverse por el escenario e ir sonriéndole a todo mundo. Yo se que a algunos les molesta que el tipo toque tan bien, casi perfecto y académico, pero la verdad, todo su talento y musicalidad está al servicio de la música y el goce. Si tienes que llenar un Movistar Arena tú solo, debes manejar perfecto los tiempos, las inflexiones, distintas intensidades, y a la vez interactuar con la gente, y la verdad, Pedro Aznar hace todo y más. Constante explorador, ha nutrido un repertorio alucinante, sumado a tremendas versiones de muchos artistas de todo el globo.

“Lina de luto” se ha convertido en una constante invitada del maravilloso disco “Quebrado”, y con una guitarra clásica de gran cuerpo y gran fuerza interpretativa de parte del maestro, llena cada rincón del recinto. Le sigue “A cada hombre, a cada mujer”, temazo de Seru Girán, y uno de los peak de la noche. Después de esto, una pequeña conversación en donde anuncia que este reencuentro será una celebración, y como tal, debe tener los platos favoritos de todos. A la vez, anunció disco doble para este año, y se lanzó con “Fotos de Tokyo”, una hermosa canción de su tercer disco en solitario, que data de 1986.

La noche transcurre llena de emoción, pues la interpretación te golpeaba el pecho por la fuerza creciente en sentimientos que llegaban a desbordarse. Cada cierto tramo, llamó uno a uno a los invitados a acompañarlo en una canción. Sus “hermanos”, como los llamó cada vez, deslumbraron: Elizabeth Morris, autora de “Décimas”, se sumó en esta hermosa composición, que el propio Pedro versionó a su manera en “Quebrado”. Con Víctor Heredia, cantaron una canción nueva, estreno total, llamada “Un simple abrazo”, inspirada en los abrazos que nos ha quitado la pandemia, finalizando con un épico “…Para recordar que abrazar es volar”. Con Nano Stern, la canción hacía referencia a la inmigración, invitando, en tono festivo, a apoyar a quienes han debido abandonar su tierra. Aquí, Pedro se lució con una mandolina, aunque al finalizar cada intervención debía silenciarla para evitar el acople que comenzaba a sonar. El único yerro en el sonido, en una noche que se escuchó casi perfecta. Y junto a Manuel García, con Pedro en contrabajo eléctrico, interpretan “Si no hablamos”, canción del disco en conjunto llamado “Abrazo de hermanos”, y creada para la película “Tengo miedo torero”.

Todo el show correspondiente a Pedro Aznar solo, llenó los deseos de cada asistente, de seguro, en una interpretación redonda y un repertorio escogido para emocionar y extasiar. En “Muñequitos de papel” agarra por fin su bajo, para un tema mágico, tocado con un destornillador y adornado con algunos delay, que terminan por redondear una interpretación hipnótica, con un ambiente envolvente que es imposible de obviar. Joya. En “Corpoland”, estrenada en 2019, hace sonar distintas líneas de bajo gracias a una loopera, lo que le permite realizar un solo distorsionado electrizante sobre esta base.

Versiones siempre hay, Pedro Aznar es un maestro en reescribir grandes obras, y sonaron “Deja la vida volar” de Víctor Jara, “Strawberry fields” de Los Beatles, “Ya no hay forma de pedir perdón” de Elton John y “A primera vista” de Chico César. Se lució con “A un gato”, parte de las musicalizaciones que hizo a Borges, y que de todos modos esperamos con banda completa en otra ocasión, para apreciar sus hermosos arreglos en bajo. El final se llenó de imperdibles, con la esperada “Mientes”, la mencionada “A primera vista”, casi un himno propio a esta altura, y la potente “Quebrado”, para poner de pie a todo el Arena junto a un interminable aplauso. El bis llegó con “Maldigo del alto cielo”, de la gran Violeta Parra, siempre imbuido de su espíritu, y con la invitación a sus 4 hermanos para cantar “Tan alta que está la luna”, junto a una caja de cuero y el apoyo de la gente. Ahora sí, final, y una nueva muestra del talento al servicio de la música, una que emociona y golpea almas y corazones en una comunión patente y duradera. Noche redonda.

Fotos Andie Borie

Written By

Veterinario de profesión, músico y periodista de corazón. Amante del rock y metal, me apasiona leer sobre música, escribir sobre música, escuchar y tocar. Bajista de la banda Nosomos. | Mail: felipe@irock.cl

Destacado

[Live Review] Emperor: Y el infierno nos golpeó la puerta…

Chile

Fallece Juan Francisco Llagostera, bajista de la legendaria banda chilena Poozitunga

Chile

Foto: Ignacio Arnedo Foto: Ignacio Arnedo

10 Canciones Esenciales de Divididos

Artículos

Sticky Fingers confirma concierto en Chile

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL