Connect with us

Conciertos

[Live Review] Amon Amarth y Powerwolf: Entre Aullidos y espadas

Nota: Nayra Chandía – Fotos: Cristian Carrasco


La gente vitoreaba en un teatro Caupolicán casi repleto, el ya clásico “Piñera ctm”, mientras se entregaba a la espera de dos grandes visitantes del suelo chileno. una espera que, sin lugar a dudas, valdría su peso en oro  porque estábamos prestos a presenciar a dos bandas con una intensa trayectoria, además de una calidad musical digna de los antiguos dioses escandinavos.

La jornada comenzó con el demoledor show de los nacionales de Bonebreaker, quienes en media hora aproximadamente entregaron lo mejor de su repertorio, ganándose la atención del publico que comenzaba a llenar el Caupolicán. Canciones como “Mercy”, “Bullets” y “To The Final Battle”, fueron parte del repertorio de 8 canciones que la banda entregó en la jornada de ayer, dejando en claro su dominio en los escenarios.

19.55, Se apagaron las luces y un ruido ensordecedor encendió todo el teatro mientras sonaba la intro. Mr. Crowley, dio inicio al coreo de lo que sería un espectáculo envolvente. A las 20.00 en punto Powerwolf subía a escena, con cada uno de sus integrantes con el rostro metalizado y trajes victorianos con un tono espectral. Desde el micrófono en forma de cruz, hasta el gran lobo a sus espaldas nos entregaba un ambiente perfectamente pensado para conectar con el público chileno.

Bonebreaker

La puesta en escena comenzó con Fire and Forgive,  en donde pudimos notar algunas fallas en el sonido pero que no fueron suficienfes para mermar lo que estaba aconteciendo, Attila ya nos daba clases sobre como interactuar con los fans y hacer que se sientan uno con su banda, entre palmas.

Attila parecía sorprendido con el público chileno, y en lo que fue absolutamente cada parte de su show, se mostró lúdico y cálido con su manada chilena. No había dudas, ellos eran los Lobos líderes y nosotros eramos parte de ellos, por lo que en una conversación potente con la gente, nos invitó a ser parte de Army of the Night, en donde fue inevitable el moshpit y la marea de metaleros saltando al son del gran guitarrista.

Attila en otras de sus grandes demostraciones de calidez, invitó a las mujeres a gritar, encontrándose con que muchos chilenos no entendieron y gritaban del mismo modo. Attila supo usar eso a su favor para divertirnos y luego de hacer que todas las féminas del público dieran fuerza al lugar, inició Demons  Are A Girl’s Best Friend, tema con el cual no hicieron más que lograr una cercanía única con su manada chilena.

La revolución nunca dejó de estar presente en cada espacio vacío que el público encontraba para repetir los cánticos contra el gobierno, que aunque Powerwolf podía hacer notar que no entendía, los celebraba de todos modos, no iban a silenciarnos.

Se hizo una revuelta inminente, Resurrection By Erection, un clásico de la banda alemana, se tomaba el teatro para hacernos moshear sin parar y dejarnos sin aliento.

Powerwolf

Luego de una dinámica en donde dividieron al público para que vitoreara sus nombres, la banda se despide de esta misa del heavy metal, como lo dijeron ellos, con We Drink Your Blood, en una mini ceremonia tomando el cáliz y agradeciendo al público chileno, prometiendo volver, dejando en claro lo extasiados e impresionados que quedaron con nosotros.

A las 20. 57 terminó esta gran parte del show, se apagan las luces y la espera parece infinita, pero que a las 21.30 dio paso a un calentamiento de motores con run to the hills para dar paso a la intro. Amon amarth ya estaba subiendo al escenario, adornado con una temática nórdica sobria y con una fuerza visceral, representada por el fuego.

Pursuit Of Vikings  fue quién dio el primer paso, no podíamos esperar un tema mejor para dejarnos encandilados y envueltos en la magia pagana de esta gran banda de death, el público saltaba, gritaba y se anonadaba en un mismo segundo, ya no había que esperar más.

Hegg en un español muy bien pronunciado y con su particular voz rasposa, grave e imponente, saludó fascinado a su gente, con algunas expresiones de incredulidad al ver el recibimiento que estaba obteniendo, incredulidad que no podía esconder. Le siguió first kill, con problemas de acople que fueron solucionados al instante, mientras la gente seguía fascinada coreando lo que sería sólo el inicio de lo que nos entregaba esta poderosa banda.

Hegg recitó con prestancia y en una tonalidad oscura “when I am dead, lay me in a mound, place my weapons by my side…” para Runes to my memory, momento en el cual ya podíamos ver como subían los estruendosos gritos de cada presente perdiendo la cordura.

No esperábamos menos del público chileno, que sorprendió a la banda con su propia armadura hecha de cajas de cerveza, cosa que al vocal pareció fascinarle y divertirle, diciendo que era lo mejor que había visto en la gira.

Amon Amarth

El vocal nos invitó a vitorear y el público chileno pareció un poco opaco, por alguna razón, pero hegg nuevamente nos mostró su astucia y utilizó esto, comparandonos con Buenos aires, para que pudieramos gritar más fuerte mientras daba inicio Death in fire, un tema que claramente, todos cantamos.

Raise Your Horns. Fue la canción encargada de casi despedir la jornada, en donde el vocalista nos brindó un salud y un sköll de honor. Todos respondimos, había sed y ganas de remar y conquistar tierras, era definitivo.

 Twilight Of The Thunder God, fue la última puerta que abrir, un moshpit incontrolable, gritos, cánticos, y el vocalista recordándonos que pase lo que pase, siempre levantemos nuestros cuernos y sigamos adelante, mientras nos lanzaban uñetas, baquetas muñequeras a modo de despedida.

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Show de TURILLI / LIONE RHAPSODY en Chile será reprogramado

Conciertos

[Galería] Amon Amarth – Teatro Caupolicán 2020

Conciertos

[Galería] Powerwolf – Teatro Caupolicán 2020

Conciertos

[Galería] Bonebreaker – Teatro Caupolicán 2020

Conciertos

Advertisement
Connect
Suscríbete a #iRockCL