Connect with us

Conciertos

LIVE REVIEW | PaganFest II: La esperada visita de Eluveitie

Eluveitie - Foto: Cristian Carrasco

Eluveitie – Foto: Cristian Carrasco

PAGANFEST II

16 DE ABRIL 2015 | CLUB BLONDIE

BalduR y UlkanNewen dieron clases de paganismo en PaganFest

 las 20 horas en punto en las dependencias de Club Blondie se da comienzo a PaganFest, que tuvo como invitados a los nacionales Baldur, UlkanNewen y a los suizos Eluveitie.

Sangre y truenos en la Blondie

Por un lado tenemos a Baldur, oriundos de Rancagua, que desde el año 2006 se han consolidado como banda creando música con influencia folk escandinava, invocando mitos, leyendas en sus letras y aportando con una verdadera personalidad, estampa en su agrupación. Potencia, intensidad marcaron el sonido de Baldur, quienes abrieron el show de PaganFest.

Primera impresión que tuve, quedé con gusto a poco. Cuando salieron a escena por primera vez en el contexto del festival pagano, trajeron consigo un acotado pero intenso setlist.

Baldur parte con Heimdall, y el líder Víctor Erazo o como su seudónimo Howling Wolf, aparece como un demonio de mechas rojas a interpretarla, seguido de su tropa, sumando a cinco personas talentosas en el escenario. Buen comienzo, energético. Socialmente inadecuado para cualquier oído, salvo a la horda pagan que desordenó el lugar.

Seguido por Gates of Thorbardin, Baldur sale adelante, el público, aún algo tímido, de a poco suelta el cabeceo. La banda también lohace animando su público para que pierdan vergüenza. Algo que todavía no entiendo, esa timidez de principios de un concierto si para eso estamos ahí, desatar esa furia que no se puede soltar en otros contextos. Existe un gran video de este tema realizado por Abysmo, y pertenece al disco más reciente Blood&Thunder (2014). De esta placa también interpretaron Unholy Ritual y el gran tema At the Gates of Valhalla, que relata las hazañas de “Enano Chane Canto-rodado” para lograr salvar a su pueblo de una segunda masacre.

Siguió Thor y Faris Journey, la gente gritaba el típico “ole ole ole ole! Baldur, Baldur” desde el público hubo una muy buena recepción, coreo y mucho headbanding. Sin embargo, iba todo bien, hasta que una serie de problemas de acople se hizo presente en cada una de las presentaciones de los grupos invitados, que pese a esto, se siguió con todo hasta el final dejando contento a los asistentes.

Baldur | Foto: Sebastian Dominguez

Baldur | Foto: Sebastian Dominguez

La fuerza del canto  UlkanNewen

Lo dejaron todo en la cancha, entre solos, líricas dando como resultado, la reacción de su gente. Nada más y nada menos Ulkan Newen, de origen temucano, trajo consigo pureza, fuerza y pasión al escenario, llenando las atmosferas de su misticismo y a la vez de la rudeza propia de su música.

La Fuerza del Canto, primer álbum de estudio de los chilenos, producción independendiente y tuvo su lanzamiento en Temuco en 2014. Los autoproclamados global folk metal, consiguieron que los fans aplaudieran de principio a fin cada una de sus canciones e interpretaciones. Fue muy especial cuando salieron al escenario y en una primera instancia vi a nueve músicos, algo apretados, dando lo mejor de sí. Molestos fueron algunos acoples al principio, sin embargo, la fiesta siguió.

Sin duda el grupo estuvo excelente arriba del escenario, pero me fascinó la participación de Yasna, la violinista de Ulkan Newen, creo que su potencial es increíble y que aporta mucho a la banda. Se agradece la sincronización de toda su tropa. Se acompañaron todos muy bien, entre la salida y entrada de integrantes, cambios de instrumentos y vocalistas. Creo que el show debe pulirse en aspectos de orden del espacio, pero van bien encaminados. Además se entiende que el área de la tarima era acotada, para esta numerosa banda.

Aprovechando la instancia para mostrar su trabajo Fuerza del Canto, luego de una interesante intro, comienzan con Werken Che, comienzo fascinante, de corte folk metal, muy armónico a veces, conjugada con el aumento notable de decibeles y bajando a atmósferas más pachamamicas, místicas, notable.

Luego de la interpretación de El Viejo del Saco, entendí que no existen límites de creatividad en Ulkan Newen, dinámico, carismático y creo decir, refleja cierta idiosincrasia de nuestras tradiciones en lo que respecta a los mitos, leyendas, cuentos, etc.

We Ülkantun, una muy buena pista instrumental, invoca danza y pasarlo bien. Creo que el público a estas alturas, estaba mucho más relajado, suelto y no escatimaban en danzas y cabeceo para demostrar lo que sucedía en ese instante.

La presentación finalizó con Hagakure (la sombra de las hojas) tremenda interpretación, tanto que los mismos integrantes de Eluveitie pudieron haedbangear. Seguido a ello, cerraron conBahual.

Algunas de las impresiones de los integrantes fueron solo positivas, Álvaro Soto Kutral nos recalcó: “para nosotros fue una experiencia inolvidable, el público espectacular, por nuestra parte con mucha humildad pero convicción quisimos mostrar nuestra música y hasta Eluveitie nos hizo notar el agrado por nuestro trabajo”.

Mi favorita, Yasna cargo del violín, piensa que por cómo se dio todo durante el concierto, van por buen camino “el apoyo de la gente fue impresionante, quedé asombrada. Eluveitie una humildad y sencillez única, realmente un ejemplo”. Por otro lado, uno de los integrantes multi instrumental, siendo uno de los más jóvenes de la agrupación, Renato nos dijo: “lo disfruté al máximo quedé impresionado con todo el escándalo que se armó. Siempre he querido esto desde muy niño, viniendo desde Curarrehue, un pueblo cercano al volcán Villarrica. Nada más que a seguir disfrutándolo y continuar por la senda en la que vamos”. Como así lo menciona, sigan por esa senda y esperamos saber más de ustedes pronto.

Ulkan Newen | Foto: Sebastian Dominguez

Ulkan Newen | Foto: Sebastian Dominguez

Eluveitie, el rito que elevó el folkmetal en el PaganFest

No bastó más que se retrasaran un poco, solo un par de minutos, para que el público comenzara a corear y a pedir su salida al escenario en el subterráneo de Club Blondie. Aunque no todos los integrantes pisaron escenario, comienza el show con la introducción de Origins. Reacción instantánea de la gente. Comienza con King (Origins 2014) y el puño al aire y coreo respectivo. Fue inmediato. Al finalizar Kings nuestro más importante interlocutor Glanzmann (vocalista y flautista), por toda la banda saluda con un “¡buenas noches Chile!”.

De su último trabajo también trajeron From Darkness que pese a la ausencia de Nicole en el violín, la banda hizo lo posible, para que tocará lo mejor ante la situación. También eligieron Sucellos y The Call of The Mountains, cuando Anna Murphy (también cantante) a cargo de la zanfona durante la jornada, preguntó al público en qué idioma prefería la canción, cómo no hubo un consenso entre el inglés y el suizo, el tema se interpretó en los dos idiomas. Sin duda un momento muy entretenido de la noche.

De la placa Origins también sonó The Nameless, que marcó un gran momento del concierto cuando Glanzmann les dijo antes de empezar el tema “you are a crazy mother fuckers” y especialmente les dio instrucciones para formar un mosh, pidió que abrieran un espacio al centro y que al empezar el tema corrieran de nuevo al centro para enfrentarse por así decirlo.

Realmente disfrutaron esta instancia, tanto como la banda mientras tocaban y por supuesto los locos fans dando vueltas por el recinto del Club.

La segunda interpretación de la noche fue Neil de la placa Everything Remains as It Never Was (2010). Efectivamente me llamó la atención Merlin Sutter, baterista, y la barba que se podía ver desde cualquier punto del local, pese a la estática posición, pero él se hizo notar, con todo los movimientos que hacía para tocar. Solo pensé, es un grande. También incluyeron Thousanfold del mismo trabajo musical. Justamente, en esta parte hubo un acople, como dije en los comentarios anteriores, pasó con todas las bandas, pero este casi nos dejó sin oídos. Saliendo del impase y ya llegando a los coros, la horda parecía una verdadera barra brava coreando los temas, al más puro estilo de fiesta pagana, puños al aire, voces roncas, en conjunto a los grandes Eluveitie.

También hubo espacio para Kingdom Come Undone y de Quoth the Raven. En el primero Glanzmann también pidió formar otro mosh, pero esta vez, corriendo en círculos. La gente no dudó ni un segundo. Parecía una pintura dantesca que emergía en el instante y tomaba vida. Con Quoth the Raven, no dejó a ninguno callado. Un tema esperado, sin duda, por sus seguidores.

Del disco Spirit (2006) Uis Elveti hizo gozar a sus seguidores de aquellos inicios tan vigentes de Eluveite. Las variaciones y tonalidades del folk son destacables en esta pista. El headbangueo también emergió instantáneamente. Lo mismo pasó con temas de Slania (2008) con Primordial Breath; el romanticismo que existe con aquellos primeros trabajos, sigue intacto en el tiempo para los fans de Eluveitie.

Los únicos tema que invocaron del Helvetios  (2012) fue A Rose forEpona y Alesia, el primero, un acústico que suavizo una parte de la noche, dejando un espacio para respirar, bajando los decibeles interpretado por la bella Anna. Hermoso, profundo y lleno de creatividad tuvo una muy buena bienvenida por los fans. El segundo, se despliega toda el talento vocal de Anna, personalmente creo que su voz además de ser multivocal, es asombrosa, hermosa y ruda. Puede pasar de tonos líricos con facilidad a guturales.

Repasando un disco que sin duda está en la mente de cada uno de los que asistió al encuentro pagano, también se oyeron tres canciones de la placa Evocatión I: The Acane Dominion (2009), Omnos, Memento y Britcom. El primero caracterizado por un tono más melódico es interpretado, también, por Anna, considerado un clásico en la historia musical de la banda. Con Memento pista instrumental, inolvidable. Canciones muy bien recibidas por el público y que en todo momento se agradeció Glenzmann. Con Britcom y la interpretación estilo acústico, simple, los integrantes sentados y coordinados perfectamente. Formidable definición, donde se puede destacar esa simple actitud que tienen ellos, ante sus propias interpretaciones.

Cuando terminan de tocar Alesia se aproxima el final falso. Se sentía en el ambiente, se detiene y comienza el típico cántico pidiendo más de la banda. El recital termina con dos temas de los primeros discos, Inis Mona del disco Slania y Tegernako de Spirit. Dejando más que satisfecha la horda pagana que los alentó durante toda la noche.

 

Orden del setList

King

Nil

FromDarkness

UisElveti

Thousandfold

Primordial Breath

Sucellos

Omnos

TheCall of theMountains

Inception

Memento

Brictom

A Rose for Epona (acoustic)

TheNameless

Kindom Come Undone

TheSilverSister

QuoththerAvern

Alesia

Encore:

Inis Mona

Tegernako

 

Review: Celeste Jamacg

Fotos Baldur – Ulkan Newen: Sebastian Dominguez

Fotos Eluveitie: Cristian Carrasco

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Nuclear, Lefutray, Dezaztre Natural y Hellman en un nuevo Metal Chaos

Chile

Hombres G anuncia su debut en Chile

Chile

Epica en Chile, una explosión sinfónica que rediseñó nuestro universo

Conciertos

KnotFest Chile: ¡Estos son los horarios!

Internacional

Advertisement


Connect
Suscríbete a #iRockCL