Connect with us

Internacional

Live Review | Satyricon: Ritual de la deflagración negra

7 de noviembre 2017 | Club Blondie

Nota: Litta | Fotos: Cristian Carrasco

 

Tras la creación de su último disco, Satyricon decidió emprender un vuelo hacia tierras lejanas, los colosales nórdicos del sucio black metal escandinavo llegaron a tierras del “nuevo continente” después de una oleada de promesas y advertencias, desde vídeos hasta entrevistas que mencionaban la relevancia de esta nueva obra para la vida de la agrupación, además del carácter renacentista para el enigmático frontman, Satyr, quién ganó la batalla contra “un pasajero oculto” (tumor cerebral), como el mismo lo llamó a través del anuncio que dio el año 2015 en sus redes sociales.

Sabíamos de antemano, sobre todo quiénes veníamos hace meses escuchando el abismal, “Deep Calleth Upon Deep”, que lo que se traían en esta nueva visita sobrepasaría los límites de la completa ausencia de luz, a tal punto que nos haría sucumbir ante los placeres mundanos del inframundo. Con esa voz que parece un verdadero gorjeo demoníaco, junto a la implacable faena en la batería por el letal Frost, como si se tratase de los mismísimos estruendos de las profundidades de Las Minas de Moria.

Cuando ya eran las nueve y dos minutos exacta, subían Satyr, Frost y compañía, custodiados desde las alturas por la proyección del imponente album art, perteneciente al destacado impresionista noruego Edvard Munch, escoltados por la pieza sonora del maestro Morricone, L’Ultima Diligenza Di Red, se posicionaban sobre la cúspide del submundo de Club Blondie, iniciando al igual que en el disco con la desafiante primogenita, Midnight Serpent.

Sinceramente la cercanía con la muerte es como un magister en lengua oscura, como si la extensión de nuestra sinfonía de la existencia humana transmutara de algo particular e íntimo a algo totalmente colectivo, y así es como Satyricon ha creado este producto que es una verdadera oda al precipicio, a la desesperanza y al reinventarse, utilizando, -sin dejar jamás de lado-, esa esencia que nos traslada al sonido inmaculado de un buen crossover de black, doom y todos los artilugios que el lado oscuro proporciona a quiénes tambalean en la cuerda floja de la vida y la muerte, así lo demostraron con el homonimo  Deep Calleth Upon Deep y  el condensado, To Your Brethren in the Dark.

Lo que ocurrió este martes, fue en su totalidad un apretón de manos entre las perfectas prestancias de las visitas y las enérgicas gratitudes de los locales, con un setlist que más allá de no comprender el amplio espectro sonoro de la trayectoria, mantuvo una línea magnífica constante de la interpretación, que servía como una fórmula maestra que superó mil veces las expectativas. La primera parte es de completo dominio del nuevo milenio, temas como, Our World, It Rumbles Tonight, Black Crow on a Tombstone, Walker Upon the Wind, más el complejo y sofisticado sonido de Repined Bastard Nation, perteneciente al innovador y consistente sonido del popular disco, Volcano, en donde la dirección rítmica ostentó un esquema que goza de guitarras que conservan un sonido tenso y sucio, pero que reproducen esos riffs simples y directos que se enfocan mucho más en el groove que en la melodía, para luego suministrar una dosis exacta de traumatismo craneoencefálico con los finos y limpios cortes en la batería de Commando.

El predominante metal del sexto engendro,  Now, Diabolical, se posiciona al igual que en su época de lanzamiento, como la solidificación de la dirección americana del sonido de Satyricon, consolidándose en el tracklist como uno de los principales actores, con la arrogante y adictiva presentación de su homónimo, To The Mountains y como piezas de despedida, los singles; The Pentagram Burns y K.I.N.G.

Uno de los momentos memorables de la jornada, por sobre las estupefactas palabras de Satyr respecto a la fascinación por el público chileno, fue también la interpretación de su ópera magna, Mother North, que probablemente a más de alguno nos trasladó al apogeo de la segunda ola del profano y sucio black metal. Nemesis Divina, honestamente uno de los mejores productos que arrojó la generación nórdica del metal de los 90’s.

Ésta probablemente haya sido pensada como la última gira en algún momento, puede que incluso el rumor y las palabras de Satyr acerca de finiquitar el recorrido de la banda hayan sido un plan en su momento, pero ninguno de los presentes aquel martes 7 de noviembre puede negar que la atmósfera que construyeron junto a los genios de Satyricon, no haya fijado una nueva probabilidad de reencuentro con la enérgica audiencia chilena para la posteridad.

[gm album=811]

 

 

 

 

 

Written By

Esta noticia fue publicada por el área editorial de iRock.CL

Destacado

[Concurso] Participa por una entrada para Tankard – GANADORES

Concurso

[Concurso] Participa por una entrada para Ensiferum

Concurso

Delterror presentará en vivo su nuevo EP junto a Devil Presley

Chile

Ensiferum, una noche de fiesta pagana

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL