Connect with us

Conciertos

Live Review | THE GENTLE STORM: Una gentil tormenta de emociones

Anneke-30

Anneke Van Giersbergen – The Gentle Storm

Invitados: Kari Rueslatten + Crisálida

9 de abril 2016 | Teatro Cariola

Review: Freddy Veliz | Fotos: Cristian Carrasco

El 2014 se dio a conocer el plan de la pareja musical Van Giersbergen – Lucassen, de trabajar un proyecto conjunto, que vería la luz finalmente el 2015 con el nombre de The Gentle Storm, con el que publicaron un doble álbum titulado The Diary. Ese mismo proyecto discográfico es el que Anneke Van Giersbergen trajo a Sudamérica, sin la compañía de Arjen Lucassen pero manteniendo la representatividad de The Gentle Storm. La holandesa no se hace problemas, pues es una estrella por sí sola, y eso quedó de manifiesto en este regreso por Chile.

La jornada de este 9 de Abril, tenía un fuerte empoderamiento femenino desde la partida con los nacionales CRISÁLIDA, quienes con Cinthia Santibañez en el frente, continúan deslumbrando con parte de su elogiada placa Terra Ancestral, desde la que extraen la generalidad de su repertorio, y que con el correr del tiempo ha ido madurando en cada presentación en vivo de la banda que completan Rodrigo Sánchez en batería; Damián Agurto en guitarra y Braulio Aspé en bajo. Un show compacto de algo más de media hora le basta a los chilenos para cautivarnos con su obra. El público aun está al debe con las agrupaciones nacionales, quienes ven mermado su turno a causa de que insisten en llegar solo a ver a los platos de fondo, sin mostrar interés en abrir sus oídos al buen trabajo de bandas chilenas como Crisálida, quienes  mantienen un nivel que no tienen mucho que envidiar a artistas internacionales. “Cabo de Hornos”, “Hidromachi” o el single “Morir Aquí” son cortes que paulatinamente van convirtiéndose en verdaderos caballitos de batalla para Crisálida, canciones ya transformadas en inevitables en sus sets, tal como “Raco:Viento del Sur” del disco Raco, del que podríamos considerar uno de sus más completos clásicos en la carrera de la banda.

A las 20:30 ya estaba todo dispuesto para recibir a una de las voces más importantes del folk metal nórdico. Kari Rueslåtten, la invitada de lujo que nos trajo Anneke, volvía a pisar un escenario chileno, luego de su anterior paso junto a The Sirens el 2015, proyecto que también comparte con la holandesa además de la ex Theatre of Tragedy, Liv Christine.

Si bien la noruega no goza del mismo nivel de popularidad que Anneke por este lado del mundo, si tiene un séquito de admiradores del lado más doom y folk del género, debido a su importante paso por The 3rd and the Mortal, que la convirtió en una cantante pionera en el metal, al ser una de las gestoras en incluir voces femeninas en el oscuro género proveniente de las gélidas tierras del norte de Europa. Kari desde 1995, año en que se aleja de la banda, continuó su carrera de manera solista con un claro énfasis en los sonidos de raíz de su tierra natal, imponiendo una visión personal y minimalista, donde el principal enfoque es su voz, y de eso fuimos testigos en el Teatro Cariola, un viaje místico y envolvente, en que se vale solo de un guitarrista de apoyo para imponer la belleza de su registro vocal, cuál cántico de ninfas en medio de los bosques nos sume a momentos etéreos y atmósferas de sonidos ancestrales.  Con “Battle of Evermore” de su placa 2015 The North, la blonda y afable cantante nos adentra en ese mundo de melancólicas melodías que se acrecientan con “Spindelssin” del álbum de igual nombre publicado en 1997, debut discográfico solista de Kari. El único guiño a su recordado trabajo junto a The 3rd and the Mortal llegó de la mano de “Why So Lonely”, un instante que inundó de magia el recinto. En un set de diez temas, la artista nórdica hizo un recorrido minimalista a través de su carrera solista. Su canto a capella en “Nordnatt” fue un golpe al corazón de los que se abren a estas instancias en que la música toma ribetes espirituales y místicos. Cortes como “Wintersong”, “Exile” o “To the North”, mantienen esa línea atmosférica e introspectiva que puso la nota más reflexiva en una noche en que la potencia de las guitarras y el metal de tintes épicos fue el real protagonista.

Faltando diez minutos para las 22:00 horas, la ansiedad de la fanaticada por ver nuevamente en vivo a la bella Anneke y su nuevo proyecto, se terminaban cuando frente al telón con el arte de la carátula de The Diary , diseñado por Alexandra V. Bach, la alineación conformada por una superbanda integrada además de la ex The Gathering, por miembros de Stream of Passion (Marcela Bovio en voz y Johan Van Stratum en bajo), Agua de Annique (Ferry Duijsens en guitarra), Within Temptation (Ruud Jolie en guitarra) y Armin Van Buuren (Koen Herfst en batería), se da la partida a una potente muestra de sonidos épicos, con una variante de influencias nativas que van desde las raíces celtas, pasando por la música de raigambre medieval hasta sonidos orientales, enmarcados en las punzantes estructuras del metal.

“Endless Sea”, “Heart of Amsterdam”, “Brightest Light” y “The Storm” son los elegidos como revisión inicial de The Diary. Las atmósferas épicas logran compenetrarnos en la obra compuesta por Arjen Lucassen, y Anneke la aborda con fidelidad, a pesar de no contar con las instrumentaciones completas utilizadas en la grabación de estudio. La euforia se adueña del público con el primer guiño a The Gathering con “Eléanor”, la holandesa es admirada no solo por su atractivo, la cercanía que ha logrado con el público chileno desde sus primeras visitas, la hacen querible por su carisma y humildad sobre el escenario.

Con un set acústico iniciado por una sencilla versión de “Wish you were here” de Pink Floyd, la inclusión de “Saturnine” del  glorioso paso por The Gathering de Anneke, más una pulcra mirada a “Valley of Queens” de los también holandeses Ayreon, con la mexicana Marcela Bovio complementándose en las voces, The Gentle Storm ratifica un trabajo de muchas variantes musicales, donde las texturas sonoras y estilísticas se fusionan con resultados acertados.

El concierto fluyó entre los temas de TGS y versiones de  Agua de Annique (Witnesses), la infaltable y explosiva “Strange Machines” de The Gathering,  una impecable versión de “Isis and Osiris” (Ayreon) con la dupla Bovio-Van Giersbergen derrochando talento en el escenario, una desenfrenada y explosiva versión de “Fallout”, original de Devin Townsend Project, que nos remite inevitablemente a soñar con tener al pelón junto a la holandesa por estos lados alguna vez.

Con el single “Shores of India” de reconocibles cadencias propias de la música hindú, llevadas  por este proyecto a la impronta  de la música popular, con un enganche melódico que invita a corear y saltar en una estrecha mancomunión con Anneke y compañía.

Un concierto que en su globalidad fue discreto, con momentos de mucha algarabía por parte de un público que siempre recibe a Anneke con efusividad, ella es una trabajólica e inquieta artista a la que vemos en constante búsqueda, el talento vocal le sobra para moverse por distintas aristas musicales, y siempre parece que acierta en sus elecciones. Sus ideas se van hilando a través de una gentil tormenta de emociones de las que tuvimos el privilegio de disfrutar en su máximo esplendor.

[gmedia id=351]

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

James Hetfield se quiebra en el escenario en Brasil: “Me sentía un poco inseguro. Como que ya estoy viejo, no puedo tocar esta mierda”

Internacional

[Live Review] Hijos de Algo: aprobado debut de Pancho Rojas en Bar de René

Chile

Mute se presenta en Chile este 22 de mayo

Chile

Absurd Creation presenta su nuevo disco “A Dance with Death”

Internacional

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL